Una Nochevieja con un clima para volverse loco

Meteorología prevé un tiempo que te obligará a cambiar de vestuario mil veces

Nochevieja
Nochevieja

Tardes en mangas de camisa y noches con gorro y bufanda. Ese puede ser el vestuario recomendado para el puente de Nochevieja que está a punto de comenzar. El viernes gris y lluvioso es solo una pasarela hacia cuatro días de sol y temperaturas extremas que irán de mínimas de un grado a máximas de 18. La estabilidad atmosférica se prolongará todavía hasta el 2019. Los que planifiquen una salida para la última noche del año tienen que saber que se enfrentarán a una noche estrellada con heladas. Los amantes del esquí no podrán quitarse el mono, salvo si escapan de la región. No está previsto que caiga ni un copo. 

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) espera que hoy viernes la lluvia haga acto de presencia. La noticia ha sido aplaudida por el Principado que espera que se limpie la atmósfera de contaminación para poder desactivar la alerta que tiene vigente en Oviedo, Siero y las cuencas. No obstante, las nubes y las precipitaciones solo caerán durante 24 y la estabilidad volverá a reunir, como mínimo hasta después de las campanadas. Lucirá el sol y apenas soplará el viento. Las condiciones no serán las mejores para el proceso de ventilación que se necesita en el área central.

Día a día

Para hoy, viernes, Aemet prevé cielos nubosos o cubiertos, con lluvias débiles que no se descartan en el extremo suroeste. La cota de nieve bajará hasta los 1.500 metros en la cordillera cantábrica pero la temperatura será tan alta que es casi imposible cuaje nada. Así lo explican las webs meteorológica especializadas en nieve, como Snow Forecast. Al final de la tarde, las máximas estarán en torno a los 14 grados y subiendo a partir del fin de semana.

Mañana, sábado, podrá amanecer con nubes pero los claros irán abriéndose paso a lo largo de la mañana, sobe todo, en el interior de la región. Puede caer, todavía, alguna precipitación débil en el litoral oriental pero poco a poco el sol calentará todo el Principado. Las nieblas serán protagonistas en muchos valles y en la cordillera. Las mínimas iniciarán un ligero descenso, acompañado por heladas.  

Nuboso o cubierto abriéndose claros al final de la mañana en el interior. No se descarta alguna lluvia débil en el litoral más oriental a primeras horas. Probabilidad de brumas y bancos de niebla matinales y nocturnos en la Cordillera. Las temperaturas mínimas que se alcanzarán al final del día se mantienen sin cambios o en ligero descenso, más acusado en el tercio oeste. Temperaturas máximas con pocos cambios salvo algún descenso local en el noroeste. Heladas débiles en las cumbres. Viento flojo variable tendiendo a componente este, más intenso en el litoral desde el mediodía. En Cangas del Narcea, los termómetros oscilarán entre los tres y los once grados. En Ovieod, entre los cinco y los once. En Llanes, irán de los siete a los doce.

La previsión para el domingo es casi idéntica: más estabilidad. Ya amanecerá casi despejado, habrá brumas matinales y las mínimas seguirán cayendo mientras las máximas se mantendrán. El viente soplará del este en la costa y flojo y variable en el interior. Con estas condiciones las horas de luz tendrá temperaturas muy agradables y las noches serán heladoras. Nuevamente, Cangas del Narcea puede servir de ejemplo. El mercurio en este concejo oscilará entre un grado y 17. En Mieres, entre los cero grados y los 13.

Más de lo mismo en Nochevieja. Lucirá el sol en todo el Principado. Las estaciones de esquí, por tanto, tendrán que seguir cerradas. Las mínimas continuarán ancladas en torno a los cero grados y las máximas, suaves, alrededor de los 17 ó los 18 grados. En Llanes, los termómetros oscilarán entre los ocho y los 14 grados. En Oviedo, la variación irá de los uno a los 13 grados. En Cangas, de los cero a los 18.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Una Nochevieja con un clima para volverse loco