Garzón amenaza con suspender a Llamazares si no responde antes del 10 de enero

El portavoz asturiano critica que la federal no tiene competencias sancionadoras sobre Asturias y acusa a la dirección de intentar frenar su candidatura a las primarias autonómicas

El portavoz de IU en el parlamento asturiano, Gaspar Llamazares
El portavoz de IU en el parlamento asturiano, Gaspar Llamazares

Redacción

El secretario de Organización y Finanzas de IU federal, Ismael González, ha requerido mediante un burofax explicaciones al portavoz de IU en el parlamento asturiano, Gaspar Llamazares, en el que le demanda saber si milita en un partido distinto a la coalición y si tiene intención de concurrir a las elecciones con él, fijando además un plazo, hasta el próximo 10 de enero, para remitir una respuesta antes de proceder a una suspensión cautelar de militancia. A juicio de Llamazares, el burofax responde a un intento de impedir su participación en las primarias de IU Asturias para elegir al que será su candidato en las elecciones autonómicas de mayo y apuntó que se trata de un «subterfugio» ya que la organización federal carece de competencias sancionadoras «sobre militantes de una organización autónoma como es IU Asturias».

El portavoz de IU señaló que ya había dado explicaciones en una carta abierta, remitida tanto al secretario de organización como al coordinador general, Alberto Garzón y al conjunto de los afiliados de la coalición, que ha vuelto a enviarles también por burofax. En esa carta, el político asturiano reafirmó su compromiso con la organización en Asturias aunque criticó la estrategia de confluencia con Podemos adoptada a nivel federal e instó a Garzón a desdecirse de sus acusaciones de que se trataba de un tránsfuga y por recurrir a filtraciones de grabaciones.

Según explicó Llamazares, el burofax le requiere responder por carta o personalmente antes del próximo 10 de enero, «vienen a decir que el día 10 es un día límite, con lo cual está fijada la fecha del juicio, la sentencia y la pena», ya que en su opinión «como el día 13 está prevista la reunión de la coordinadora, lo que querrá es cerrar ya el informe».

El portavoz de IU en el parlamento asturiano insistió en que el concepto de suspensión cautelar de militancia «es un invento bastante creativo» ya que las sanciones sólo podría decirlas la federación asturiana que goza de autonomía y añadió que «recurren a un subterfugio para no hacer un expediente que no les correspondería y para no adoptar una medida que tampoco les correspondería como puede ser la expulsión».

No está aún fijada la fecha de las primarias para la elección del candidato de IU a la presidencia del Principado aunque se barajan fechas a finales de de este mes de enero o comienzos de febrero. Llamazares destacó que con el burofax «usan un eufemismo de suspensión temporal de militancia que en definitiva lo que quiere es inhabilitarme como candidato en las primarias de Asturias» y que su intención es que «en vez de que decida la militancia, que decida la burocracia».

Lo cierto es que ya en la pasada Nochebuena, Llamazares renunció a sus cargos en la estructura federal denunciando una «campaña de linchamiento» después de que se difundiera una grabación en la que el político asturiano muestra su disponibilidad para encabezar una lista electoral de la plataforma Actúa. En términos muy duros, el coordinador general, Alberto Garzón, acusó ese mismo día a Llamazares de «dimitir en diferido» porque, según denunció, llevaba dos años y medio sin ir a los órganos de la formación y hace tiempo que «está políticamente fuera de IU».

La hoz, el martillo y la puñalada

L. Ordóñez
Fotograma de la película «La muerte de Stalin»
Fotograma de la película «La muerte de Stalin»

El estallido del conflicto directo con Llamazares se sucede tras meses de choques entre IU Asturias y Garzón, con acusaciones de interferencias, hinchados de censos y purgas

La mañana del viernes, después de que se filtraran los audios de unas conversaciones del pasado mes de mayo sobre la posibilidad de que Actúa concurriera a los comicios en competencia de con IU, la guerra entre Alberto Garzón y Gaspar Llamazares era ya un enfrentamiento abierto, un duelo de los que se empuña la espada con la promesa de no volver a envainarla hasta que haya probado sangre del enemigo. Garzón exigió a Llamazares que se marchara de la organización y el asturiano acusó al coordinador general de usar tácticas propias de «las cloacas» y el «modelo Villarejo» con una filtración, difundida desde el entorno de la dirección federal, de las grabaciones. Lo cierto es que, pese a la incomodidad creciente de la coordinadora regional con la polémica de Llamazares, no se adoptó ninguna decisión «en caliente» de expulsar al que es su portavoz parlamentario y también, a ninguno se le escapa, uno de sus principales valores electorales. Se reclamó al portavoz explicaciones y pruebas de lealtad «irrevocable» al proyecto de la coalición en Asturias pero, a la vez, el comunicado de la dirección, deslizaba sin más sutileza que la necesaria que cualquier sanción se adoptaría en Asturias y no en la federal y que Garzón debería respetar un procedimiento con garantías en el que debía actuar con «responsabilidad». Además el comunicado señala que, en todo caso, cualquier sanción la decidirá IU de Asturias. Con todo, se arrastra un memorial de agravios entre Asturias y Madrid con acusaciones de juego sucio, purgas al estilo de Beria y exigencias de perdón propias de juicios de Stalin.

Seguir leyendo

  

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Garzón amenaza con suspender a Llamazares si no responde antes del 10 de enero