Casado despeja esta semana la «incógnita Cherines»

El presidente del PP visitará Asturias este viernes para anunciar al que será candidato del partido en las elecciones autonómicas

Mercedes Fernández y Pablo Casado
Mercedes Fernández y Pablo Casado

Redacción

El presidente del PP Pablo Casado despejará esta semana la incógnita de cuál será el rostro del partido en las próximas elecciones autonómicas, aún por confirmar si repetirá de nuevo la presidenta asturiana Mercedes Fernández y en un contexto de tensión subterránea entre la dirección nacional y la del Principado por la conveniencia o no de reeditar en los comicios a la Junta General la coalición que compartieron con Foro Asturias en las últimas elecciones generales.

Mercedes Fernández ganó con holgura en el congreso del PP asturiano celebrado el pasado mes de marzo a su única contendiente, Carmen Maniega. Lo hizo con el 88% de los sufragio directos aunque en una votación con escasa participación; recibió el respaldo de 1.536 sobre los 2.070 afiliados llamados a las urnas. Fue en Asturias donde por primera vez se percibió, implementado el sistema de doble vuelta (una con el voto de los afiliados y otra de confirmación con los compromisarios) la amplia diferencia existente entre el número de militantes que decía tener el PP y los que realmente acudían a votar en sus procesos internos; una brecha que se incrementó aún más en las votaciones que siguieron a la renuncia de Mariano Rajoy como presidente nacional. En todo caso, Mercedes Fernández corroboró en el congreso del hotel de la Reconquista su control sobre la organización en Asturias y lo hizo además acompañada por Pablo Casado, entonces vicesecretario del partido nacional que acudió a Oviedo en representación de la dirección estatal.

En aquella ocasión, Casado llegó acompañado de cierta polémica. PP y PSOE acababan de aprobar juntos en esta legislatura el presupuesto autónomico y pese a la insistencia de Mercedes Fernández de desvincular este respaldo de la abstención socialista en la investidura de Rajoy (que se había llevado a cabo con el presidente asturiano, Javier Fernández, al frente de la gestora del PSOE), Casado realizó en la víspera de sus llegada unas declaraciones en las que relacionaba ambas decisiones. Al día siguiente en Oviedo tuvo que desdecirse y asegurar que se le había sacado de contexto.

En el proceso que siguió a la marcha de Rajoy, tanto Mercedes Fernández como la mayor parte del PP asturiano fue apostando a caballo perdedor. Primero con un respaldo mayoritario a María Dolores de Cospedal y después, cuando en el congreso de los comisarios la pugna se midió únicamente entre Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría decidiéndose por esta ultima. Lo cierto es que Sáenz de Santamaría venció en votos de afiliados a Casado pero fue él quien recibió más apoyos de los compromisarios y se llevó el congreso y la presidencia del PP.

A la hora de asumir el liderazgo de la organización, Casado habló por primera vez de recuperar apoyos perdidos por los populares para caer en Vox, dándole una carta de naturaleza como contendiente semejante que luego se vio confirmada en las elecciones andaluzas. De cara a las asturianas, Casado también ha mostrado su preferencia por llegar a acuerdos, incluso preelectorales con Foro, pero desde Asturias se han mostrado reaccios e incluso han hablado de «bofetadas» por parte de los casquistas cada vez que se les ha ofrecido un acuerdo de colaboración.

Según recogió la agencia Europa Press, Casado estará este viernes en Asturias para poner nombre al que será el candidato del partido a la presidencia del Principado. Cerrará así un tour por España para presentar candidatos del PP a las elecciones del 26 de mayo que abrió a primeros de diciembre. Además de Asturias, el jueves se desplazará a Cantabria, el sábado viajará a la Comunidad Valenciana y el domingo dará a conocer los cabezas de cartel de la formación en Madrid, según han confirmado fuentes de la dirección popular.

Las mismas fuentes indican que en el caso de Asturias, no está claro que la actual presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, repita como candidata en los comicios de mayo. Hasta el momento, el PP regional mantiene su hermetismo y no da pistas sobre quién será el número uno. Cherines se ha limitado a asegurar por ahora que el PP confía en «acertar» en su candidatura «para que sea representativa y con experiencia», combinando también «nuevas incorporaciones». A su entender, la situación «no está para experimentos ni para gente que no conozca Asturias».

El pasado mes de diciembre, Casado aseguró que su partido «no va a competir con Foro» en Asturias sino contra un «posible gobierno de comunistas y socialistas», al igual que en otras comunidades. Sin embargo, previamente Fernández había admitido estar «cansada» de recibir los «guantazos y bofetones» del partido de Francisco Álvarez-Cascos, aunque no cerró la puerta a una futura alianza.

Madrid, la traca final

Casado ha dejado para el final el nombre de los candidatos en Madrid, donde tendrá que decidir si apuesta por el cambio o por mantener a sus actuales portavoces. En el Ayuntamiento ejerce como portavoz José Luis Martínez Almeida --desde que se marchó Esperanza Aguirre hace más de un año-- y en la Comunidad de Madrid está al frente Ángel Garrido tras la dimisión de Cristina Cifuentes.

Fuentes de la dirección nacional consultadas por Europa Press, han admitido que no se descartan independientes, en línea con el fichaje de Josep Bou en Barcelona. Ante el hermetismo de Casado, en Génova se han limitado a asegurar que quieren candidatos «potentes» para Madrid, con un discurso «claro» y «sin complejos».

En las quinielas han aparecido nombres como Adolfo Suárez Illana, Isabel García-Tejerina, Javier Maroto, Antonio González Terol, Manuel Pizarro o Ana Pastor. El responsable de Organización del PP, Javier Maroto, admitió hace unos días que es «importante acertar» con los candidatos de Madrid y reveló que están buscando personas con un «atractivo especial» y que apetezca votarles, aparte de por el proyecto, por lo «emocional».

En la cena de Navidad del PP de Madrid celebrada el pasado 20 de diciembre, Pablo Casado tuvo palabras de elogio tanto para Ángel Garrido como para José Luis Martínez Almeida, a los que definió como "referentes" del Partido Popular, pero sin dar ninguna pista de qué candidatos quiere en ambas plazas.

Comentarios

Casado despeja esta semana la «incógnita Cherines»