Un exabogado de UGT: «Yo era socialista y ugetista hasta que conocí todo esto»

Carlos Suárez Peinado señala haber recibido presiones del sindicato y represalias por exigir transparencia en la gestión económica

Registro en la sede de UGT Asturias.Registro en la sede de UGT Asturias
Registro en la sede de UGT Asturias

redacción

El extrabajador de UGT Asturias en calidad de abogado y expresidente del Comité de Empresa del sindicato, Carlos Suárez Peinado, ha afirmado que sufrió represalias por la dirección del sindicato cuando exigió transparencia económica al constatar irregularidades. Suárez Peinado ha realizado estas manifestaciones en la primera sesión de la Comisión de Investigación de los Cursos de Formación que ha arrancado en la Junta General del Principado.

A preguntas de los grupos políticos con representación parlamentaria, el que fue letrado de UGT durante 2009 y 2013 ha afirmado que cuando entró en el edificio de UGT Asturias desconocía «totalmente la complejidad extrema» que hay dentro del sindicato. «Hay un montón de empresas que, a día de hoy, aún no sé a qué se dedican», ha señalado. «Yo era socialista y Ugetista hasta que conocí todo esto», ha añadido.

Suárez Peinado ha reconocido que en algún momento cobró dietas del sindicato pero sólo en base a los desplazamientos que realizaba, dentro de sus cometidos, ya que trabajaba una vez al mes como abogado de UGT en Cerredo y en Cangas del Narcea. Además, participó como docente en tres o cuatro cursos de formación cobrando por ello. A la pregunta de quién era el responsable de las cuentas, el letrado ha explicado que él, como expresidente del comité de empresa, siempre se negó, señala Europa Press.

Presiones

Suárez Peinado ha afirmado que, en 2011, como presidente del comité empresa se negó a firmar una serie de medidas «drásticas» que pretendía la dirección del sindicato sin que le dieran a conocer la documentación contable que reflejará una situación económica pertinente para poder aplicar tales medidas para reducir gastos. «Se presentaron en la reunión con un mero documento de World. No hubo acuerdo y aplicaron las medidas de forma unilateral, aunque fueron declaradas nulas por sentencia firme del Juzgado de lo Social número 5 de Oviedo», ha indicado.

En 2012, ha señalado, se inició la negociación de un ERE por parte de UGT Asturias, con el que el comité no estuvo de acuerdo y que fue declarado nulo por el Juzgado de lo Social número 1 de Oviedo. Ha recordado que tanto el sindicato como Rodríguez Braga fueron condenados por la Justicia por la «vulneración» de sus derechos y por las «presiones» que recibió por haberse opuesto al ERE. «Este señor (Rodríguez Braga) me dijo que se limpiaba el culo con el dinero de los trabajadores», ha subrayado Suárez Peinado, que ha lamentado que fuera él quién tuviera que irse de UGT y no el exsecretario general. Por último, Suárez Peinado ha apuntado que conoció «al menos una persona que trabajaba en los servicios jurídicos de UGT sin dado estar de alta», recoge EFE.

Por otra parte, María Engracia Cortina Fernández, en calidad de trabajadora de UGT Asturias, también ha reconocido que no tuvo ningún tipo de relación con los temas de formación y que trabajaba en la organización del sindicato. «No se por qué la UCO me tuvo dos horas declarando ni por qué he comparecido en la Comisión de la Junta» ha recalcado la trabajadora.

Comentarios

Un exabogado de UGT: «Yo era socialista y ugetista hasta que conocí todo esto»