Vox asegura que está en expansión en Asturias y por eso va a inaugurar el próximo día 25 de enero su nueva sede. La formación de extrema derecha tenía su anterior local en Gijón, en la calle Manuel Llaneza (qué ironía) y ahora se van a mudar a Oviedo, a Posada Herrera, la calle que recuerda al padre del derecho público y político progresista del siglo XIX. Los voxeadores (quizá el término no sea muy ajustado) comparten (cosas del destino) sede y portal con Ciudadanos Asturias, estos últimos un piso más abajo. Es decir que Juan Vázquez e Ignacio Blanco pueden compartir ascensor a menudo, ahora que ambos van a librar una batalla por los votantes de derechas. El exrector ha optado por tirarse a la piscina: tiene capacidad intelectual y experiencia en la gestión, aunque le falta por poner en marcha el olfato político, que es un factor intangible en las procelosas aguas de los gobiernos. El abogado y administrador concursal Ignacio Blanco también tiene el reto de conquistar con sus ideas ultraliberales al electorado asturiano. Por el momento afirma que abren la nueva sede en horario de mañana y tarde porque tienen un atasco enorme de afiliación. Están por los 700 afiliados y siguen subiendo, dice. Curiosamente, Ciudadanos también suma una cifra similar de militantes. Vox Asturias celebrará el 25 de enero una reunión del comité ejecutivo que será clave para decidir quiénes serán los cabezas de lista autonómicos y locales.

Comentarios

Juan Vázquez e Ignacio Blanco compartirán ascensor