Estas son las prioridades de Asturias para la reforma educativa

Genaro Alonso se reunirá con la ministra para trasladarle dos aspectos irrenunciables para el Principado

Los consejeros de Educación, en la Conferencia Sectorial, con la ministra Isabel Celáa
Los consejeros de Educación, en la Conferencia Sectorial, con la ministra Isabel Celáa

Los centros públicos de 0 a 3 años y la escuela rural. La prioridad absoluta del Principado para la nueva ley de educación que está impulsando el Principado es que ambos apartados queden recogidos de manera singular en la normativa y que cuenten con suficiente respaldo económico. Así lo ha explicado el consejero de Educación, Genaro Alonso, en Madrid, ciudad a la que ha acudido para participar en la Conferencia Sectorial, junto con sus homólogos, convocados por la ministra Isabel Celáa. Alonso señala que es «urgente» derogar la Lomce y conseguir una nueva ley que cuente con un consenso amplio, que aproveche lo mejor de la LOMCE y de la LOE, las dos últimas reformas consecutivas, y que, fundamentalmente, «mire al futuro». 

Este es el planteamiento del Principado que el consejero de Educación ha expuesto en la conferencia y que también trasladará a Celáa en una reunión a dos que mantendrá en los próximos días. Genaro Alonso espera que se cierre una fecha en breve, calcula que incluso podría ser la próxima semana.

La sectorial

El tema prioritario en la agenda de la reunión era la presentación del anteproyecto de ley que el Gobierno quiere sacar adelante. El consejero asturiano ha reconocido que en la reunión ha habido dos posturas claramente diferenciadas, la de los Ejecutivos del PP, que consideran que una reforma ahora es precipitada e innecesaria, y el resto, que apoyan un cambio normativo. La perspectiva de Asturias no admite vacilaciones. «Hay urgencia por derogar la Lomce pero, además, no existe ninguna precipitación», ha argumentado Alonso, defendiendo su postura y rechazando las quejas de los populares. Ha explicado que se aprovechará todo el trabajo previo realizado, las reuniones del Consejo Escolar,...

También ha defendido que sean las propias comunidades con lenguas cooficiales las que regulen el uso vehicular de eses idioma en la enseñanza. A su juicio, las lenguas «son instrumentos para el diálogo no para la confrontación». Ese es el mismo principio que emplea para la llingua asturiana, por lo que no puede entender que se llegue a utilizar como arma arrojadiza.

El Principado quiere dejar su huella en la próxima reforma educativa. La escuela rural debe tener un tratamiento singular porque el coste de mantener abiertos centros en zonas alejadas con poca población es elevado, pero el beneficio social y educativo destacable. Lo mismo tiene que suceder con la ampliación de la red de 0 3 años, que el consejero tilda imparable. Otro pilar importante son las nuevas estrategias educativas, que tienen que tener como horizonte la conocida como Agenda 2030. Para entonces, el aprendizaje debe ser mediante competencias, con currícumulms abiertos y flexibles donde lo importante sea el progreso individual del alumnado.

Todos estos temas estarán sobre la mesa en la reunión con Isabel Celáa. Estas aportaciones se unirán a todas las que hagan el resto de colectivos implicados. Alonso está convencido de que el anteproyecto que ahora se maneja será «mejorado y consensuado».    

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Estas son las prioridades de Asturias para la reforma educativa