Euskaltel extiende su negocio a ocho comunidades a la sombra de Orange

La dueña de R se implantará en León y Cantabria bajo el paraguas de la enseña gallega


redacción / la voz

Con más prisas que pausas, la operadora vasca Euskaltel está dispuesta a hacerse con un buen bocado del mercado de telecomunicaciones en el norte de España, con el apoyo de la fibra de Orange. Hace poco más de año y medio pidió calma en el capítulo de adquisiciones cuando se lanzó a la conquista de todo el norte peninsular al incorporar la asturiana Telecable por 640 millones de euros, que se sumaba a R, la compañía de cable gallega con la que se hizo en el 2015 por 1.190 millones. Pues bien, la compañía que dirige Francisco Arteche acaba de anunciar una nueva ampliación con la perspectiva llegar a 10 millones de hogares en todo el país más allá del 2022.

La plataforma no ha salido de compras, pero quiere hacerse más grande en clientes y acaba de anunciar que penetrará en Navarra, León, Cantabria y La Rioja, además de Cataluña. Cinco comunidades más que se suman a sus territorios tradicionales del País Vasco, Galicia y Asturias. La mayor operadora independiente del país prevé captar unos 90.000 nuevos clientes y con esta maniobra ya ofrecerá servicios en ocho comunidades. En algunas zonas lo hará con la marca R, una enseña que hasta ahora se reducía a la comunidad gallega, de donde procede desde la adquisición de la cablera hace más de tres años, pero por su valor neutral Euskaltel cree que le hará más competitiva, al menos en León y Cantabria, donde prestará servicios bajo este nombre.

En un mercado, como el de las telecomunicaciones, en estos momentos en plena ebullición ante los inminentes movimientos que se prevén en el sector, la compañía asegura que se plantea su negocio con una visión a largo plazo y vocación de permanencia. Y que su presencia en nuevos territorios servirá para afianzar su acuerdo con Orange. Sin embargo, en el mercado se interpreta como respuesta a las intenciones de la operadora francesa por hacerse con el negocio de la vasca. El movimiento estaría bien visto por el banco Kutxabank, el principal inversor de la compañía vasca, con más del 21 % de las acciones.

Un 8 % más de ingresos

La extensión de sus servicios a nuevas áreas significará aumentar en un 8 % los ingresos de aquí a los próximos tres años. Persigue ser referente en Navarra, donde quiere llegar a unos 150.00 hogares. En León y Cantabria, donde penetrará con R, comercializará sus servicios a 200.000 familias hasta el 2022; y en La Rioja espera sumar 85.000 hogares. Dará un servicio integral a 600.000 familias en Cataluña, donde acaba de implantarse a través de RACCtel+.

En total, Euskaltel piensa en ampliar su base de clientes en un millón de hogares con estas operaciones.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Euskaltel extiende su negocio a ocho comunidades a la sombra de Orange