El maltrato a perros se extiende como una pandemia por Asturias

La Guardia Civil tramitó un centenar de denuncias en 2018. El último caso: dos perros abandonados en un domicilio de Moreda

Perros abandonados en Moreda
Perros abandonados en Moreda

La Guardia Civil ha llevado a cabo varias intervenciones relacionadas con en el maltrato animal en distintos puntos de Asturias en los últimos días. El último caso ha tenido lugar el día 12 de enero cuando la Guardia Civil de Oviedo tuvo conocimiento, a través de avisos vecinales, del abandono de dos perros en un domicilio de Moreda (Aller), que no disponían de agua ni comida desde hacía semanas.

Con la colaboración de la protectora de animales Una y Mil Huellas se ha logrado llevar a cabo el rescate de los dos perros, que presentaban extrema delgadez, tratándose de un perro de raza peligrosa y una perra de caza.

Tras tomar declaración a la propietaria, se han instruido diligencias por supuestos delitos de maltrato animal a la supuesta autora que se enfrentará a una multa que oscila entre dos y 400 euros al día, entre uno y seis meses. Asimismo, podrá ser inhabilitada en un periodo de tres meses a un año para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales.

Según ha informado este viernes la Guardia Civil, en el año 2018 ha llevado a cabo intervenciones con 40 perros, dando lugar a la tramitación de 100 denuncias. Dichas denuncias hacen referencia a la vulneración a las normativas administrativas de higiene y bienestar animal así como denuncias relacionadas con la tenencia de perros potencialmente peligrosos. Por otro lado, también han instruido diligencias por cuatro delitos de maltrato animal, con la investigación de los supuestos autores.

Otro de los últimos casos de actuación ha sido la llevada a cabo en Vegadeo y que logró esclarecer otro supuesto delito de maltrato animal por abandono. Los hechos se remontan al día 22 de diciembre de 2018 cuando la Policía Local de Vegadeo, recuperó a una perra de caza errante que carecía de microchip.

La Patrulla del Seprona de dicha localidad a través de la difusión de fotografías del animal, logró localizar a su propietario quien manifestó en un primer momento que se le había escapado de su finca en Figueras (Castropol) en torno al pasado día 20 de diciembre.

Finalmente, este jueves, se ha procedido a la instrucción de diligencias a causa de las declaraciones contradictorias sobre los hechos aportada por el propietario del animal, de la inspección ocular practicada en el lugar y de la falta de denuncia por extravío.

Valora este artículo

6 votos
Comentarios

El maltrato a perros se extiende como una pandemia por Asturias