Un parlamento de luto

La Junta General despide Areces como un hombre honesto e innovador que transformó Gijón y Asturias


La Junta General del Principado ha despedido esta mañana al expresidente del Gobierno y senador socialista, Vicente Álvarez Areces, con agradecimiento a un hombre «honesto e innovador» que contribuyó a la transformación de Gijón y de Asturias. Diputados de todas las formaciones y gran diversidad de representantes de la sociedad asturiana se han sumado al reconocimiento y han dado el pésame a la familia, que ha estado acompañada por responsables del partido socialista; miembros del Gobierno del Principado; del presidente del Gobierno asturiano, Javier Fernández; y del presidente de la Junta General, Pedro Sanjurjo.

Tras las jornada de este jueves y viernes, la capilla ardiente se desplaza ahora al Ayuntamiento de Gijón, donde continuará el homenaje al político, que concluirá este próximo domingo a las 12.00 horas con una despedida civil en La Laboral.

Entre las personalidades que se congregaron en el parlamento autonómico esta mañana destaca la presencia del presidente de honor vitalicio de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Pablo García, que llegó acompañado por el secretario general de la FSA, Adrián Barbón, y la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra.

En declaraciones a los medios, Pablo García destacó la coherencia personal y política de Areces a lo largo de toda su vida. «Asturias pierde un buen político y yo un amigo. Era un político de los de antes y de los de ahora porque siempre lo vi con vitalidad y con la verdad por delante», ha afirmado.

También acudió a dar el pésame el expresidente de la Xunta de Galicia, el socialista Emilio Pérez Touriño, quien lo definió como hombre «honesto y amigo de toda la vida» desde su etapa de activista estudiantil y político vinculado al Partido Comunista durante su época universitaria en Santiago de Compostela. «Hasta el último momento mantuvo claros sus valores de igualdad, justicia y solidaridad», ha aseverado, reconociendo su contribución en la lucha contra el franquismo y en defensa de la democracia. «Se ha ido un hombre entrañable y especialmente querido, con una huella imborrable en Galicia», ha asegurado.

Del mismo modo, la directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo, quiso resaltar «su lucha por las libertades y la democracia». Además, ha elogiado su «colaboración magnífica» con la Fundación y recordó cómo hace tan solo unos días estuvieron hablando con motivo del fallecimiento de Juan Cueto y sobre la pérdida que suponía. De este modo, Sanjurjo ha querido acudir a la capilla ardiente para trasladar su agradecimiento y «el sentimiento de pérdida que deja».

El secretario general de UGT de Asturias, Javier Fernández Lanero, sostiene que fue «el político más progresista de Asturias», resaltando su capacidad como alcalde para transformar Gijón hasta conseguir que «todos se sintieran orgullosos de su ciudad y fuera la envidia en toda España». «En Asturias demostró su capacidad innovadora y su esfuerzo por sumar a toda la sociedad», ha dicho, destacando su cercanía a la actividad sindical. Para Lanero, Areces fue «una especie de paraguas» en el que todos se podían resguardar para defender causas importantes.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau, ha recordado su «trato exquisito» y su labor en el proceso de cesión de las transferencias de justicia a la comunidad autónoma. Considera que fue una persona «realmente extraordinaria y político de raza, con una vocación de servicio público especial». Para Vidau, Areces ha sido un personaje fundamental para la transformación de Gijón, para la reestructuración de la izquierda asturiana y para la modernización de la comunidad.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Un parlamento de luto