El tren de borrascas se abalanza sobre el Principado

La cota de nieve descenderá a 400 metros el sábado. Meteorología no llegará a desactivar las alertas en toda la semana. El Principado desactiva el plan de inundaciones

Enormes olas rompen en el paseo marítimo de San Esteban de Pravia, en Asturias.
Enormes olas rompen en el paseo marítimo de San Esteban de Pravia, en Asturias.

Redacción

El tren de borrascas ha aprovechado que el anticiclón se ha retirado hacia el sur para encender sus motores y poner rumbo a Europa a través del océano Atlántico. Uno de sus pasajeros, Gabriel, afectó ayer a Asturias. Otro de los tripulantes, todavía sin nombre, impactará este viernes en la comunidad. A pesar de que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) rebaja esta tarde la alerta por fenómenos costeros de naranja a amarilla por fenómenos costeros, pronto volverá a echar mano de ella. El viernes llega al Principado una nueva profunda borrasca que obligará a Aemet a reactivar los avisos por fuertes vientos e intensas nevadas. La llegada de este nuevo frente hará descender de forma acusada las cotas de nieve en toda la región, incluso llegando a situarse en torno a los 400 metros de altitud la jornada del sábado.

Asturias se enfrenta a esta nueva situación cuando todavía se está recuperando de las fuertes rachas de viento que ha dejado Gabriel, la ciclogénesis explosiva que registró en Cabo Busto la tercera marca más alta del país por rachas de viento, que alcanzaron en este punto los 121 kilómetros por hora. 

La llegada de esta nueva borrasca al Principado dejará lluvias persistentes que serán localmente fuertes en el suroeste de la región. La agencia estatal no descarta que estas precipitaciones también sean fuertes en el resto de Asturias, e incluso puedan estar acompañadas de tormentas, rebajando su intensidad durante la tarde. La cota de nieve, que comenzará en torno a los 1.800 metros al inicio de la jornada, descenderá hasta los 1.000 metros conforme llegue el final del día. Las temperaturas aumentarán. La alerta amarilla se mantiene en el litoral por fenómenos costeros, mientras que en el resto del Principado los avisos no se activarán hasta el viernes, cuando se recrudezca las condiciones de la borrasca.

El viernes es el día D de este frente, en el que se intensificará en la región, especialmente en la costa asturiana, donde las precipitaciones serán especialmente fuertes, e irán acompañadas de tormenta. Las fuertes rachas de viento que se esperan para el litoral dejarán olas de entre cinco y siete metros. Por su parte, la cota de nieve, que se situará en torno a los 800-900 metros al inicio de la jornada, descenderá hasta los 500-600 metros. Las temperaturas descenderán en toda la región. Viento del oeste y suroeste con intervalos y rachas muy fuertes, girando a noroeste por la tarde y disminuyendo de intensidad, según recoge Aemet. 

El descenso de los termómetros y de la cota de nieve se notará en toda la región, siendo las temperaturas máximas las más afectadas por este descenso térmico. Oviedo, Mieres y Cangas del Narcea experimentarán un descenso en su máximas de seis grados en apenas un día, y la cota de nieve también descenderá de forma notoria, pasando en estos municipios de los 1.000 metros de la jornada del jueves a los 600-700 del viernes. Las mínimas, aunque en menor medida, también bajarán en torno a dos o tres grados en estas tres localidades.

Los chubascos generalizados serán la tónica general de la jornada del sábado, siendo más intensos y frecuentes en la mitad oriental, y tenderán a disminuir por la tarde en el oeste al tiempo que se van abriendo claros. La cota de nieve se situará en los 500 metros, y en algunos puntos del Principado será posible ver nevar a partir de los 400 metros de altitud. Las temperaturas mínimas no registrarán cambios, mientras que las máximas descenderán ligeramente. Por su parte, la alerta naranja por fenómenos meteorológicos en el litoral de Asturias se desactivará al inicio de la jornada, mientras que la alerta amarilla también se desactivará al inicio de este sábado. 

El domingo la cota de nieve se situará en torno a los 600 metros, las máximas aumentarán mientras las mínimas descenderán ligeramente. Se espera que las condiciones meteorológicas mejoren con respecto a la jornada del sábado. El lunes la cota de nieve volverá a subir hasta los 1.500 metros, y las máximas seguirán en aumento. 

El Principado desactiva el plan de inundaciones

El Gobierno del Principado ha desactivado el plan de inundaciones que aún permanecía en fase de preemergencia y vigilancia tras el fuerte temporal de lluvias de la semana pasada, y que causó importantes daños en infraestructuras y bienes particulares. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, ha desactivado el plan una vez que han cesado las lluvias que aún se registraban ayer en el Principado.

Según los primeros cálculos facilitados por el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, el temporal, que generó importantes inundaciones y numerosos desprendimientos, provocó sólo en las infraestructuras de titularidad autonómica unos daños valorados en 2,4 millones de euros.

Además, el Consorcio de Compensación de Seguros calcula que recibirá de Asturias unas 550 reclamaciones por siniestros en propiedades particulares por valor de entre cinco y seis millones de euros, según han señalado a Efe fuentes de esta entidad adscrita al Ministerio de Economía y Empresa.

Comentarios

El tren de borrascas se abalanza sobre el Principado