Los partidos apuran los plazos para cerrar sus listas a cien días de las elecciones

A falta de que sólo IU determine su candidato al Principado, las formaciones manejan distintos procedimientos para elaborar las listas


A falta de alrededor de cien días para que comience la campaña de las elecciones autonómicas y municipales en Asturias (los comicios que coincidirán el 26 de mayo con la llamada a las urnas para la elección del parlamento europeo) los partidos afrotan de manera desigual la confección de sus candidaturas. En el caso de la carrera por el Principado, ninguno de los partidos con representación parlamentaria en esta legislatura repetirá candidato para el nuevo mandato y falta de conocer los nombres concretos que se incluirán en las listas electorales completas, se conocen todos los cabezas de lista con la excepción del candidato de Izquierda Unida, que se decidirá por primarias a finales de este mes de febrero, después de la crisis desatada tras la renuncia de Gaspar Llamazares.

El secretario general de la FSA, Adrián Barbón, será el candidato socialista a la presidencia del Principado. Barbón había anunciado en un primer momento que no compaginaría el cargo orgánico con la candidatura cuando accedió a la dirección del socialismo asturiano pero el contexto de tensión entre las distintas familias y el hecho de que el propio Pedro Sánchez le señalara en un mitin en Oviedo le llevó a dar el paso, arropado por varias agrupaciones municipales y terminó por asumir la candidatura como una forma de esquivar cualquier atisbo de ruptura ya que nadie optó a competir con él. Para el resto de la lista, los socialistas deberán votar a los nombres que se postulen en las tres circunscripciones en que se divide el mapa electoral asturiano. Se trata de un proceso  que se prolongará hasta el 30 de marzo (aunque podrían adelantarse los plazos) y en el que los militantes elegirán a las personas que se postulen teniendo en cuenta criterios de paridad en la confección de las listas. Los nombres con más respaldo deberán ser luego ratificados por la comisión de listas y el comité autonómico de la FSA de forma definitiva.

Entre el 17 de febrero y el 3 de marzo tendrá lugar un procedimiento similar en las agrupaciones locales para la elección de los candidatos a las alcaldías, aunque hay variaciones en función del tamaño del municipio. Allá donde el PSOE gobierne (y los socialistas son con bastante diferencia la principal fuerza municipal de Asturias), el alcalde parte con ventaja para repetir como candidato si ese es su deseo; en los concejos de más de 20.000 habitantes sería necesario que más del 50% de la militancia avalara a un candidato alternativo para que se celebraran primarias y en los de menos de 20.000 ese porcentaje se reduce al 30% (es el caso, por ejemplo, del concejo de Valdés, donde el secretario general de la agrupación, Óscar Pérez, venció al actual alcalde Simón Guardado para ser el nuevo candidato). 

Uno de los partidos más madrugadores a la hora de despejar sus candidatos fue Podemos Asturies. Ya a finales del año pasado concluyó su proceso de primarias para la candidatura autonómica, que estará encabezada por Lorena Gil, y en la que también le acompañaran los nombres que recibieron mayor número de apoyos entre los inscritos, entre ellos el secretario general de la formación en Asturias, Daniel Ripa, la conceja de Xixón Sí Puede, Nuria Rodríguez, entre otros; mientras que por la circunscripción occidental la lista estará liderada por el ya diputado Andrés Vilanova (secretario de Organización) y la oriental por Paula Valero. No repetirá el que fuera su candidato en las pasadas elecciones, Emilio León, ni tampoco quien ejerció como sus sustituto tras renunciar a la portavocía en el parlamento el pasado verano, Enrique López. 

En el caso de los candidatos morados a las principales alcaldías de Asturias, las incógnitas se despejaron este mismo viernes, después de que terminaran los recuentos para confirmar a Ana Taboada con una amplia mayoría en el caso de Oviedo, mientras que en Gijón la elección fue más reñida y Yolanda Huergo se impusiera (por un estrecho margen  del 51,68% frente al 48,32%) a la diputada Rosa Espiño, que además optó al proceso después de que la Comisión de Garantías estatal confirmara su candidatura que, en un inicio, había sido excluida por el comité electoral de Asturias.

No tiene plazos, más allá de los que establecidos por la legislación, para cerrar la elaboración definitiva de sus listas electorales el Partido Popular de Asturias. Siendo una formación fuertemente jerarquizada, la dirección nacional impuso como candidata a la presidencia del Principado a Teresa Mallada, desplazando a la presidenta regional Mercedes Fernández; y a Alfredo Canteli como cabeza de lista en la pugna por la alcaldía de la capital asturiana. El mismo nombramiento de Mallada desató no pocas tensiones en el seno de la organización, que afloraron de manera especialmente ruidosa en la convención nacional del PP cuando Fernández se reivindicó como la que había trabajado para coser un partido desunido y afectado por una grave escisión (la de Foro) diciendo, sin citar a Mallada, que sabía construir «desde cero» mientras que otros «saben coger el relevo desde el trabajo hecho». El secretario general del partido en Asturias, Luis Venta, calificó de «error» que se desplazara a Mercedes Fernández en un artículo y fue necesaria la intervención de un mediador o relator del PP nacional, Juan Carlos Vera para apaciguar los ánimos. Y aparentemente lo hizo porque a su marcha, tras mantener varios encuentros con dirigentes regionales, todas las declaraciones públicas se enfocaron a destacar la «unidad» del partido. En todo caso, y sin fechas precisas en el horizonte, será preciso ahora que tanto los equipos de Mallada como los de Fernández acuerden un reparto de puestos en la lista autonómica que no será sencillo. 

Quizá el partido con mayores problemas sobrevenidos para elaborar sus candidatura sea Izquierda Unida. Tras la marcha de Gaspar Llamazares (que dejó su acta de diputado y este viernes anunció que concurrirá a las europeas con Actúa), en un contexto de fuerte enfrentamiento con la dirección federal por divergencias sobre la alianza con Podemos, la dirección asturiana decidió apurar los plazos y posponer las primarias hasta finales de este mes de febrero. La intención de las tres corrientes mayoritarias (las tres que pugnaron por el puesto de coordinador general) es llegar a un acuerdo tanto para el nombre que encabece la lista como el resto de quienes le acompañen en ella. Sonaron nombres como los del propio coordinador, Ramón Argüelles (que se ofreció como solución de compromiso en los momentos de mayor conflicto), el del alcalde de Mieres, Anibal Vázquez (que se descartó a sí mismo para concurrir como candidato al Principado) y, entre otro, el del ya diputado Ovidio Zapico. Distintas fuentes de la formación señalaron que, tras la crisis de Llamazares que les ha dejado sin uno de sus principales valores electorales, el mejor recurso sería acudir a candidato joven. En todo caso, en el seno de la formación avanzan las negociaciones internas hasta que se cumplan las últimas semanas de febrero.

A mediados de mes, el día 15 de febrero, tendrá lugar la votación por primarias que, salvo sorpresa, ratificará al exrector de la Universidad de Oviedo Juan Vázquez como candidato de Ciudadanos a la presidencia del Principado. El actual portavoz en la Junta General, Nicanor García, le manifestó su apoyo expreso como apuesta independiente «para formar un proyecto potente y sólido». Vázquez cuenta con el respaldo de la dirección del partido aunque necesariamente su candidatura deberá pasar por las primarias. No será así, en todo caso, con los nombres que lideren las listas narajas en los diferentes concejos asturianos ya que en ninguno de los 78 municipios de la comunidad Ciudadanos tiene más de 400 militantes, el requisito que exigen los estatutos del partido para abrir el proceso de primarias en las candidaturas locales.

Foro Asturias acudirá a los comicios con el rostro de la hasta ahora alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, en el cartel para la presidencia del Principado. La elección de Moriyón (que estatutariamente no podía repetir mandato en la alcaldía al haber cumplido dos mandatos) se ratificó en un congreso después de que varias agrupaciones locales, comenzado por la de Siero, le reclamaran que asumiera el liderazgo del partido. El grupo atravesó una crisis a mediados de año después de que su portavoz en el parlamento asturiano, Cristina Coto, dejara el grupo y el partido denunciado una situación de acoso por discrepancias sobre sobre el contrato de una asesora del grupo parlamentario. 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Los partidos apuran los plazos para cerrar sus listas a cien días de las elecciones