Estas son las plazas de Medio Ambiente a las que no pueden acceder licenciados en Ciencias Ambientales

Un colectivo profesional impugna una oposición convocada por el Principado. Los ambientólogos denuncian que la Administración les olvida al no tener presencia en la Universidad de Oviedo

Reunión de la directiva de la Asociación de graduados en Ciencias Ambientales
Reunión de la directiva de la Asociación de graduados en Ciencias Ambientales

Redacción

Esta semana se publicaban en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) la convocatoria pública de dos plazas para el área de Recursos Naturales y Medio Ambiente. Convocaba la Consejería de Hacienda y Sector Público del Principado. Estas plazas que excluyen a los licenciados y graduados en Ciencias Ambientales, una carrera que no se oferta en la Universidad de Oviedo y que solo puede ser estudiada por la UNED, por lo que es aún muy desconocida en el sector público. Estas es la razón por la que nace Acastur, una asociación que defiende los intereses profesionales de los ambientólogos, cuyo objeto es denunciar y recurrir dichas convocatorias, que son mucho más afines a su plan de estudios que a otras titulaciones a las que sí se les da cabida, como por ejemplo Biología.

Clara Martínez, presidenta de la asociación, afirma que su intención no es excluir a nadie, sino que todo el mundo pueda participar y acceder a dichas plazas en igualdad de condiciones. No obstante, ya anuncia la interposición de un recurso contra esas dos plazas.

El ultimo dato que maneja Acastur refleja que hay 350 titulados en Ciencias Ambientales inscritos en el Servicio Publico de Empleo (Sepe), en búsqueda de un empleo o en mejora de empleo. Al no existir la titulación en la Universidad de Oviedo, no dispone de una cifra de nuevos graduados anuales. Su presidenta sí reconoce que ha habido un aumento exponencial de personas inscritas en el Sepe como titulados en Ciencias Ambientales en los últimos años. Otro dato demuestra que ha sido así. En el año 2015, solo había 80 profesionales inscritos.

La asociación comienza a servir como punto de encuentro y apoyo para todos ello. Actualmente, cuenta con unos 60 socios. Muchos titulados asturianos o residentes en Asturias han optado por colegiarse en los colegios que ya existen en otras comunidades, reconoce Clara Martínez, que aspira a crear pronto un colegio profesional en el Principado y a que esta cifra de asociados crezca de manera exponencial. 

Convocatorias públicas

«El problema del sector público es que las plazas están puestas por titulaciones. Es la titulación la que te da el acceso público, y la nuestra o figura por ningún lado», denuncia Martínez, que explica que su trabajo sí está reconocido, y que hay muchos ambientólogos trabajando en el sector público, pero que siempre entran a través de contratos con empresas privadas. Tras más de 20 años de existencia como titulación, con sede en la UNED, aún tienen que recurrir multitud de convocatorias, porque al no formar parte de la oferta de grados de la Universidad de Oviedo, su situación aún es muy invisible. «Nuestro plan de estudio es muchísimo más afín a la plaza de Recursos Naturales y Medioambiente, más que otras carreras que sí que pueden optar a el puesto, como Biología. Que conste que es un ejemplo, no queremos excluir a nadie, solo queremos igualdad de condiciones con las demás licenciaturas», demanda la presidenta de Acastur.

Esta asociación lucha también para construirse como colegio profesional, respaldado internacionalmente por la Coordinadora Estatal de Ciencias Ambientales (Ceccaa). Esperan, por tanto, que una vez más se analice su alegación para esta convocatoria y se subsane el error para que los licenciados y graduados en Ciencias Ambientales puedan optar a las dos plazas en igualdad de condiciones.

Comentarios

Estas son las plazas de Medio Ambiente a las que no pueden acceder licenciados en Ciencias Ambientales