«La leucemia infantil tendrá, sin duda, cura»

Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

Pablo Menéndez Buján
Pablo Menéndez Buján Fundación Josep Carreras

El científico asturiano Pablo Menéndez cree que la ciencia avanza en el camino correcto para la curación del cáncer pero critica el escaso interés del Estado español por la investigación

17 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Responde desde París, en un pequeño descanso dentro de una apretada agenda. Hace solo unos días que ha estado en casa, en Asturias, dentro del proyecto de colaboración que mantiene con la Fundación para la Investigación y la Innovación Biosanitaria del Principado (Finba). En estas semanas ha publicado, además, dos trabajos diferentes dentro de una de las líneas de trabajo que más satisfacciones le está dando en los últimos años: la leucemia infantil. Las dianas terapéuticas están funcionando en casos de muy mal pronóstico. Por su experiencia y trabajo está convencido de que no a muy largo plazo la leucemia en bebés y niños será curable. Pero no se engaña. El cáncer es el gran mal del siglo XXI y está causado, en gran medida, por nuestra forma de vida. Hace 40 ó 50 años las personas morían de infecciones. Dentro de 40 0 50 años, habrá otras patologías a las que enfrentarse, esas que generaremos y que aún desconocemos. El científico asturiano Pablo Menéndez Buján lidera un equipo en la Fundación Josep  Carreras.  

-Trabaja en un equipo que investiga, sobre todo, la leucemia infantil menos frecuente y de peor pronóstico. ¿Qué lleva a alguien a especializarse en este terreno?

-No trabajamos solo en este tipo de leucemias infantiles, porque también abordamos la leucemia aguda desde diferentes ángulos, pero sí es cierto que hemos tenido una cierta predilección por la leucemia en la infancia en niños, en lactantes. El interés es histórico porque mi formación parte de la hematología y el trasplante de médula ósea desde que hice la tesis doctoral en Salamanca. Luego me formé varios años en Canadá en el mundo de las células madre. De Canadá pasé a Londres a trabaja con Mel Greaves, el máximo experto en el origen prenatal de las leucemias. Y como el origen prenatal de las leucemias se relacionan con las células madre que existen en el cigoto, pues históricamente adquirí un interés por este tema y por el origen prenatal de la enfermedad.