Euskaltel gana 62,8 millones en 2018

El grupo de Telecable mejora sus resultados el 26,6%

Telecable
Telecable

Oviedo

El Grupo Euskaltel -del que forma parte Telecable- ha cerrado 2018 con cifra «récord» de beneficios al alcanzar un resultado neto de 62,8 millones, lo que supone un 26,6% más que en el año anterior, según la información remitida por la compañía a la CNMV.

El operador ha destacado que estos resultados son consecuencia de su estrategia, que consiste en la paquetización y la oferta convergente de productos de alto valor añadido. Los clientes del Grupo Euskaltel han contratado en 2018 una media de 3,6 productos por usuario, frente a los 3,5 registrados en 2017.

La compañía ha alcanzado el pasado año los 691,6 millones de euros de ingresos, con un incremento del 11,2% con respecto a doce meses antes. En concreto, el beneficio bruto de explotación (ebitda) se situó en 336,4 millones de euros, un 9,6% más en comparación con el ejercicio anterior. Asimismo, el margen Ebitda ha ganado 42 puntos básicos en el ejercicio, hasta situarse en un 48,6% de los ingresos. Este dato, según ha destacado el operador, les sitúa «en el top 3 de las compañías europeas del sector».

El presidente del Grupo Euskaltel, Alberto García Erauzkin, ha destacado que durante el ejercicio 2018 han seguido «creciendo de manera sostenible y fortaleciendo el negocio, incrementando la base de clientes y aumentando los resultados». «Siendo protagonistas del impulso digital de las sociedades en las que estamos presentes. Estos resultados nos permiten ejecutar una política consistente de remuneración para el accionista, vía dividendo, con un crecimiento sostenible de dos dígitos, cumpliendo el compromiso anunciado» ha añadido.

Por su parte, el CEO del grupo, Francisco Arteche, ha afirmado que estas cifras y el desarrollo de su plan de expansión geográfica «muestran que el Grupo Euskaltel se encuentra en una senda de crecimiento sólido». «Confiamos en nuestro plan estratégico y esperamos cerrar 2022 con unos ingresos de 800 millones y un ebitda de 400 millones», ha añadido.

Dividendo

El consejo de Administración del grupo, integrado por Euskaltel, R y Telecable, ha propuesto un dividendo final de 0,31 euros por acción con cargo a los resultados de 2018, en base al beneficio neto obtenido, que deberá ser aprobado por la próxima reunión de la Junta General de Accionistas. Este dividendo supone una rentabilidad del 4,2% ponderado sobre el precio medio de la acción en 2018 y un 11,5% más que el abonado hace un año.

Por otra parte, el grupo también ha subrayado la mejora de la ratio de apalancamiento, ya que la deuda se sitúa en 4,45 veces el ebitda, tras reducir 74,4 millones de euros de deuda durante el ejercicio 2018. El flujo de caja operativo ha ascendido a 182,9 millones y ha registrado un margen de ingresos del 26,4%, que sería del 31,8% si no se tuvieran en cuenta los planes de expansión e integración del grupo. De esta forma, ha asegurado que «se reafirman como líder entre los operadores europeos en la generación de flujo de caja».

La compañía presenta un índice ARPU (de promedio de ingresos por usuario) que ha calificado de «sólido», situado en 59,90 euros mensuales. El operador ha destacado que la estrategia de paquetización y oferta convergente del Grupo Euskaltel hace que la cartera de clientes con entre 3 y 4 productos contratados haya alcanzado el 69,7% sobre el total de clientes y ha crecido en 168 puntos básicos, frente al 68% registrado a cierre de 2017.

El número de productos contratados en el segmento residencial se incrementaron en 64.000 con respecto al año anterior, por lo que ascienden a casi 2,4 millones de productos contratados en 2018, «pese a un entorno competitivo muy exigente». En cuanto al segmento empresa, los ingresos generados por pymes y grandes cuentas han registrado un crecimiento del 3,5% y muestran «un cambio de tendencia con evolución positiva» en el cuarto trimestre, «gracias a las medidas implementadas a lo largo de 2018».

El plan de negocio del Grupo Euskaltel prevé igualmente mantener «estable» su base de clientes en sus mercados tradicionales durante los próximos ejercicios. El operador ha registrado altas netas positivas durante 2018, creciendo en tres de los cuatro trimestres del año. El cuarto trimestre, según ha subrayado, ha sido «especialmente significativo», ya que ha supuesto más de 2.000 altas netas. Adicionalmente, la compañía espera seguir aumentando a lo largo del plan su promedio mensual de ingresos por usuario (índice ARPU).

Por tipo de productos, el operador ha subrayado que consolida su liderazgo en el segmento de telefonía móvil, donde suma 43.300 nuevas líneas y crece hasta alcanzar las 958.000 líneas a cierre del ejercicio. El servicio de televisión gana 23.000 clientes y asciende a 417.000 clientes- Por otro lado, los productos de banda ancha contratados superan los 497.000, tras crecer en 8.500 durante el año.

«Preparada para crecer»

El Grupo Euskaltel ha destacado que cuenta con «visión a largo plazo y vocación de permanencia», a través de un «fuerte» componente tecnológico como base de su diferenciación, lo que, según ha indicado, hace que la compañía «esté totalmente preparada para crecer y entrar en nuevos mercados».

El operador ha indicado que su estrategia se basa en cuatro pilares que son la satisfacción de los usuarios, manteniendo el liderazgo en el segmento residencial. En segundo lugar, ha señalado que ha vuelto a crecer en el segmento empresarial (B2B), debido «a una estrategia comercial unificada, su nueva gama de productos y servicios, alianzas con las players más importantes del mercado y el alcance global de sus servicios y productos».

Además, la compañía cuenta con un plan de simplificación, transformación y digitalización, que incluye una sola plataforma de sistemas y un nuevo CRM (gestión de clientes). Arteche ha señalado que el Grupo Euskaltel está haciendo su operativa más fácil con el objetivo de ayudar a los clientes y ha destacado como ejemplo que el número de llamadas al centro de atención al usuario ha descendido un 17% durante el último año".

Por último, el grupo ha hecho mención a su plan de expansión geográfica, que le llevará durante el ejercicio 2019 a desarrollarse en cinco nuevos mercados -Navarra, Cantabria, León y La Rioja- por proximidad geográfica, además de Cataluña, donde comercializa productos y servicios bajo la marca RACCtel+, tras su acuerdo con la aseguradora RACC. Este plan, junto con el acuerdo que el Grupo Euskaltel mantiene firmado con Orange, «permite el potencial acceso del operador a más de 10 millones de nuevos hogares a nivel del Estado».

García Erauzkin ha destacado que el crecimiento hacia nuevos mercados, potenciando al mismo tiempo la presencia en los mercados tradicionales, les permitirá «seguir creciendo tanto en resultados como en base de clientes, cumpliendo con los compromisos adquiridos ante los grupos de interés».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Euskaltel gana 62,8 millones en 2018