Viaje virtual desde Asturias hasta Madrid en coche eléctrico

La planificación del trayecto resulta indispensable por la escasa red de puntos de recarga rápidos de Castilla y León

Coche eléctrico
Coche eléctrico

Redacción

Los coches eléctricos son el futuro pero todo hace indicar que se trata de un futuro cercano. Los vehículos de combustible están en el punto de mira y quien se plantea hoy por hoy cambiarlo se sume en un mar de dudas. La información que trasladan fabricantes, instituciones, organizaciones, asociaciones e, incluso, usuarios de vehículos eléctricos es que son la mejor opción para realizar trayectos interurbanos y realizar las rutinas diarias. Y más aquí en Asturias, región que cuenta con una de las redes de recarga rápidas mejores de España. Pero ¿es factible realizar un viaje largo con un coche eléctrico, un viaje que supere en distancia los kilómetros de autonomía que tienen los coches que están saliendo al mercado? Cuando se viaja en un automóvil eléctrico hay que tener en cuenta el tiempo que se tarda en llenar la batería en función de los cargadores disponibles. Hay tres formas de hacerlo. Con la más rápida, en tomas de corriente continua a 50 kilovatios por hora. En la semi rápida, de entre 7 y 22 kilovatios a la hora. O en cargadores lentos de menos de 7 kilovatios hora.

Imaginemos un viaje virtual desde Asturias hasta Madrid, en concreto, desde Oviedo hasta la misma Puerta del Sol. Según Google Maps, entre ambos puntos hay 446 kilómetros y por el trayecto más rápido supondrían cuatro horas y media de viaje. La mayoría de los coches eléctricos que se lanzan en estos meses con una batería de 60 kilovatios tienen una autonomía de 400 kilómetros, aunque después influyen mucho las condiciones de la carretera y de si hay grandes pendientes. Entonces, la autonomía del vehículo se reduce. En nuestro viaje virtual tenemos en cuenta que para salir de Asturias tenemos que ascender a la meseta, con un importante desnivel tanto si decidimos salir por la autopista del Huerna como por el puerto de Pajares. Tenemos en cuenta, por tanto, que la batería durará bastante menos de esos 400 kilómetros, y eso hace indispensable planificar el trayecto teniendo en cuenta donde hay puntos de recarga rápidos y las distancias entre esos puntos si lo que pretendemos es hacer el viaje en el menor tiempo posible.

Tras salir de Oviedo, escogemos la autopista del Huerna para acceder a la meseta. Usuarios de coches eléctricos aseguran que con un vehículo actual, de los que tienen una autonomía de entre 300 y 400 kilómetros podríamos llegar sin problema a León, pero nos aconsejan recargar las baterías en esta capital de provincia. La web electromaps indica que hay puntos de recarga, uno de ellos rápido en un concesionario de coches. Si echamos mano de él, podríamos volver a tener la batería cargada en algo más de una hora, en función de la carga que le haya quedado al coche. No obstante, hay que tener en cuenta que los vehículos eléctricos, tardan más en completar el final de la carga. Así, a la hora y media que supone el trayecto de Oviedo a León habrá que añadir esa hora y algo más de parada para cargar. Aún tendremos por delante para llegar a Madrid otros 343 kilómetros que con un coche de combustible serían tres horas y media de ruta. Con el coche eléctrico es necesario programar, al menos, una parada más.

Teniendo en cuenta los cargadores rápidos que indica la web electromaps, la mejor opción es desviarnos en León hacia Valladolid, ya que los puntos de recarga que marca en la ruta habitual por Benavente y Villalpando aún están en proceso de instalación y no funcionan. En Valladolid, en cambio, hay un punto disponible en la estación de servicio Las Villas con capacidad de recarga de 50 kilovatios. Así, tras recorrer los 141 kilómetros que separan León de Valladolid por la N-601 en aproximadamente una hora y tres cuartos, llegaríamos a un punto de recarga rápido en el que completar la batería que le pueda faltar al coche eléctrico para asegurar la llegada a Madrid sin tener que estar mucho más pendientes de la autonomía del vehículo. El único hándicap es que esta electrolinera no está en la ruta propiamente dicha hacia Madrid y obliga a desviarse y entrar en la zona de centros comerciales de Valladolid. Esta parada supone otra hora  aproximadamente para recargar la batería.

El camino más corto desde Valladolid hasta Madrid es tomando de nuevo la N-601 hasta Sanchidrián, donde podríamos tomar la AP-6. Por delante otros 189 kilómetros que en tiempo suponen otras dos horas y cuarto de viaje para poder llegar a Madrid. En teoría con la batería cargada al cien por cien en Valladolid, con un coche con autonomía para entre 300 y 400 kilómetros, el final del viaje tendría que hacerse sin problema, aunque como se decía al principio, depende de los desniveles que se vayan encontrando en el trayecto, porque si bien cuesta arriba se reduce la autonomía de la batería, cuesta abajo se recarga y se recupera un porcentaje de lo gastado.

Desde luego, lo más oportuno es realizar una conducción que ahorre batería para evitar tener que hacer una nueva parada, ya que eso supondría tener que parar en alguno de los puntos lentos que indica electromaps al pie de la A-6, lo que supondría parar al menos otras dos horas.

En el mejor de los casos, suponiendo que en ninguna de las paradas los cargadores estén ocupados y haya que esperar, este viaje virtual con un coche eléctrico va a suponer echar el doble de tiempo de lo que supone ir de Oviedo a la Puerta del Sol con un vehículo de combustible.

Asturias tiene la mejor red de recarga rápida de España

Así lo estima el representante de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (Auve) en Asturias, Basilio Carbajal García, que confirma que hacer un viaje como el que se propone en este reportaje es complicado por la mala red de puntos de recarga rápidos que hay hoy por hoy en Castilla y León, situación que estima puede mejorar en unos meses porque se están instalando cargadores rápidos en puntos clave de la ruta como Benavente o Villalpando. No obstante, tiene en cuenta que el tiempo total del viaje depende en buena de medida de las infraestructuras y que haya cargadores suficientes para que no haya que hacer largas paradas porque el cargador existente esté ocupado. Por eso, señala que con la infraestructura actual «no es factible» hacer un viaje desde Asturias a Madrid en unos buenos tiempos, «salvo que vayas haciendo turismo durante las paradas y echas el día en el viaje».

Para Basilio Carbajal estos hándicaps que ahora se pueden dar a la hora de hacer viajes largos en un coche eléctrico se solucionarán de aquí a no muchos años, ya que destaca lo mucho que han evolucionado este tipo de vehículos. «De hecho, evolucionan más los coches que la red de recargas», asegura antes de destacar la importante red que hay en la región desde Occidente hasta Oriente. «Aquí en Asturias no hay problema porque tenemos la mejor red de recarga rápida de España. Cada 50 kilómetros hay un punto de recarga rápido desde Tapia hasta Llanes», explica el delegado de Auve, que añade que el problema es salir de la comunidad asturiana hacia Galicia, «que es un desierto», o hacia la meseta, «que hace que un viaje a Madrid no sea factible por el momento si lo quieres hacer en unos buenos tiempos».

Valora este artículo

15 votos
Comentarios

Viaje virtual desde Asturias hasta Madrid en coche eléctrico