El número 2 del PP de Asturias, cazado en Correos enviando un anónimo con amenazas a otro dirigente de su partido

Luis Ordóñez
LUIS ORDÓÑEZ ASTURIAS / LA VOZ

ASTURIAS

La policía atribuye a Luis Venta el envío del anónimo tras visionar las cámaras de la oficina de correos
La policía atribuye a Luis Venta el envío del anónimo tras visionar las cámaras de la oficina de correos

Luis Venta fue captado por las cámaras de seguridad de la oficina

26 nov 2019 . Actualizado a las 14:05 h.

Visto con la perspectiva de varias décadas, el Partido Popular de Asturias aparenta una representación de la política italiana en miniatura, repleta de desgarros, escisiones y vendettas que siempre terminan por desestabilizar a la organización incluso, o más bien precisamente, cuando las perspectivas electorales le son favorables. El último episodio ha sido la destitución fulminante nada menos que del secretario general del partido en Asturias, Luis Venta, después de que la Policía le atribuyera el envío de un anónimo amenazante a un concejal de su mismo grupo en Gijón, Pablo González. Esta es una historia de anónimos y cámaras de vigilancia, pero que oculta una cada vez menos soterrada lucha por el poder entre la dirección regional y la Génova de Pablo Casado por el control del partido.

Luis Venta no negó haber enviado la carta, de hecho la Policía sustenta la acusación en las imágenes de la cámaras de seguridad de la oficina de Correos desde donde se remitió el anónimo; pero asegura que se limitó a trasladarlo acompañado de un post it en el que le explicaba la situación para que tomara las medidas que le parecieran oportunas. Tras conocer su cese, Venta aseguró que recurriría «a todas las vías legales y estatutarias a las que tengo derecho» para defender su inocencia.

¿Qué decía la carta de la discordia? Acompañada de un mapa de Google en el que aparecen señaladas varias propiedades de una calle de Gijón, el texto arranca con un «Pablo, Pablito, Pablete. A lo largo de los próximos días verás informaciones relacionadas con tu actividad ‘profesional’ y ‘empresarial’ de estos últimos años» para seguir advirtiendo de que «las informaciones las ilustraremos con alguna fotografía muy gráfica para que todo Xixón sepa de lo que estamos hablando, de una mafia, prebendas e ilegalidades, subvenciones públicas y derroche para enriquecimiento ilícito de personas que como tú».