Lluvia de críticas de la oposición a la visita de Pedro Sánchez

Los partidos afirman que el presidente no concretó medidas para Asturias en asuntos relevantes como política industrial o infraestructuras

El pleno de la Junta General
El pleno de la Junta General

Los grupos parlamentarios de oposición en la Junta General del Principado han coincidido este jueves en criticar la falta de concreción de los compromisos adquiridos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la visita que realizó ayer a Asturias, que han calificado de electoralista.

Para la presidenta del PP, Mercedes Fernández, la visita de Sánchez ha resultado «irrelevante» desde el punto de vista político dado que, a su juicio, se limitó a «hacer discursos» en lugar de a comprometerse con el futuro del Principado.

«Ha venido de turismo político», ha apuntado tras señalar que el compromiso del PSOE con la región «no sólo deja mucho que desear» sino que las políticas que desarrolla su Gobierno son «absolutamente contrarias a los intereses generales» de la comunidad autónoma.

Entre ellas ha mencionado los planes del Ejecutivo para afrontar el proceso de transición energética o unas políticas industriales «que no acaban de cuajar en Asturias» como en el caso de la multinacional del aluminio Alcoa, que mantiene amenazadas de cierre sus factorías en Avilés y A Coruña.

Desde Podemos, su secretario general, Daniel Ripa, también ha calificado de decepcionante el «viaje exprés» de un presidente que llegó a Asturias en un avión privado y que no tuvo que pagar el peaje de la autopista del Huerna que los socialistas se habían comprometido a eliminar.

«Viene y dice lo mismo de siempre», ha afirmado el diputado morado antes de asegurar que los grandes planes para el futuro de Asturias siguen sin concretarse con un presidente que ayer tampoco aportó «ni ideas ni optimismo» y que evitó hablar de temas claves como la contaminación, la corrupción, la creación de empleo o las infraestructuras.

Para Ripa, también fue sorprendente que no atendiese a los trabajadores que protestaban a las puertas del recinto ferial de Gijón, empleados que, cualquiera de ellos, acumulan más vida laboral que cualquiera de los que se subieron al escenario.

Desde IU, su parlamentario Ovidio Zapico ha pedido explicaciones si la visita de Sánchez fue o no en calidad de presidente del Gobierno y, de ser así, por qué no se reunió con el Ejecutivo autonómico ni con los trabajadores de Alcoa o de las centrales térmicas para plantearles alguna solución a su situación.

A su juicio, si la visita fue como dirigente del PSOE resulta «preocupante» el uso del avión Falcon para llegar a Asturias por el uso «partidista» de recursos públicos y constata además, según Zapico, que el Principado tiene unas infraestructuras que no se corresponden con el siglo XXI «y tendría que reflexionar».

Además, ha subrayado, que la intervención de Sánchez constata que «no se ha hecho nada» con el «maravilloso futuro» que anunció para Hunosa en su última visita y que la empresa se encuentra ahora «más menguada y más mermada» lo que refleja que el presidente ha asumido que, con la transición energética, habrá «perdedores» como Asturias.

Para el diputado de Foro Pedro Leal, que ha criticado el uso «en provecho propio y de modo electoralista» los medios del Estado al desplazarse a Asturias en el Falcon presidencial, Sánchez se limitó a hablar de «su transición ecológica» y no de la transición energética «pausada y gradual» que necesita la región además de obviar cualquier mención a las infraestructuras asturianas.

«Es una 'boutade' que utilice a Hunosa como buque insignia de sus proceso de transición energética, ¿qué utensilio va a ser Hunosa si la han cerrado con algunas ilustres colaboradoras?, ¿cómo lo va a hacer, utilizando la chequera?, que le pregunte entonces a Barbón y a los socialistas de las cuencas», ha añadido Leal.

Por su parte, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Nicanor García, ha reprochado a Sánchez que se limitara a «descalificar» a la oposición y a «arrogarse» el protagonismo en las políticas de igualdad sin aportar soluciones a la transición energética al no concretar ninguna medida a favor de la industria asturiana lo que refleja, a su juicio, que carece de «soluciones» para la región.

«Cada vez que viene a Asturias es una mala noticia para los asturianos porque sus políticas son negativas para el Principado», ha añadido el diputado de la formación naranja.

Por el contrario, según el portavoz parlamentario del PSOE, Marcelino Marcos, quienes cuestionan los compromisos adquiridos por Sánchez deben «hacérselo mirar» dado que el Ejecutivo, «que debe gobernar hasta las elecciones», tiene previsto aprobar medidas tan importantes como el Estatuto de la industria electrointensiva.

A su juicio, y en alusión al PP, Marcos les ha pedido que solucionen sus problemas internos para centrarse en los de Asturias y ha considerado que no se puede pretender que en un acto político se concreten los compromisos más allá de lo que hizo Sánchez en cuestiones como la transición energética y, en concreto, respecto a Hunosa al trasladar que la empresa tiene futuro «que no es poco»

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Lluvia de críticas de la oposición a la visita de Pedro Sánchez