Asturias actualiza el mapa sanitario sin tocar sus ocho áreas

ASTURIAS

El consejero de Sanidad, Francisco del Busto.
El consejero de Sanidad, Francisco del Busto.

La Consejería de Sanidad actualizará los equipamientos y clarificará la delimitación de las zonas de salud donde haya dudas o problemas

19 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

No será de esta. Aunque ya varios consejeros de Sanidad del Principado han hablado de la necesidad de revisar el reparto de la región en ocho áreas sanitarias diferentes, ninguno se ha atrevido a abrir este polémico melón. Cada que que alguno menciona la idea, los recelos son de tal calado que el plan se diluye antes incluso de negociarse. Así que la actual Administración del Principado ha decidido actualizar el mapa sanitario pero sin tocar ni una línea de la estructura básica. La Dirección General de Planificación Sanitaria ya trabaja en un decreto la modificación del que modificará una organización que originalmente data del año 1984.

No se tocarán las áreas pero sí habrá pequeños ajustes. La intención de la Administración sanitaria es clarificar la delimitación de zonas de salud en las que sus límites puedan dar a dudas. Esto no tiene por qué implicar grandes cambios. Sin embargo, el objetivo principal consisten en actualizar el mapa sanitario asturiano, incluyendo los nuevos dispositivos asistenciales de Atención Primaria construidos en los últimos años y eliminando aquellos que han dejado de prestar servicio. Para que el mapa no se quede obsoleto pronto, Sanidad ha decidido incluir también los equipamientos ya aprobados que están en fase de planificación.

La consejería justifica la necesidad de revisar esta estructura, ya que se trata de algo vivo, sujeto a otros cambios como los de población y a los servicios que se prestan y se planifican, con nuevos centros de salud o consultorios periféricos o locales. Del mismo modo, es preciso modificar límites de zonas de salud. Estos cambios están sujetos a las aportaciones de todos los agentes sanitarios, incluidos los pacientes. Por esa razón, se ha realizado una consulta pública previa que ha concluido a principios del mes de marzo.