Una psiquiatra recibió 39.000 euros en un trienio de un laboratorio farmacéutico

Carmen Liedo

ASTURIAS

Podemos impulsa con una enmienda a la Ley de Salud que el Sespa pida a los profesionales de la sanidad una declaración de conflictos de intereses para dar transparencia a unos datos «disponibles pero no accesibles» sobre los pagos que reciben de empresas farmacológicas

25 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

No se puede generalizar, pero hay una estimación de que en torno a un uno por ciento de los profesionales sanitarios del Sespa «hace negocio propio para beneficio de la industria farmacéutica y no en beneficio del sistema público». Esta consideración la hace el Grupo Parlamentario de Podemos Asturias, en concreto, el diputado y médico de la formación morada Andrés Fernández Vilanova, quien esta semana anunciaba que presentarán una enmienda a la Ley de Salud con el objetivo de que el Sespa pida a los profesionales de la sanidad una declaración de conflictos de intereses para dar transparencia a los datos sobre los pagos que algunos de esos profesionales reciben de la industria farmacéutica, unos datos que en la actualidad están «disponibles pero no accesibles» en las webs de los propios laboratorios. Anualmente son los propios laboratorios los que publican un informe de transferencias de valor y en ellas aparecen todos los profesionales con los que han tenido una relación contractual por participar, por ejemplo, en seminarios o congresos.

Vilanova explica que bucear en esos datos es muy complejo y por eso pide «transparencia» y que se requiera «a todos los profesionales de la sanidad una declaración de conflictos de intereses y que ésta sea pública», una declaración en la que además de las cifras puedas explicar a qué destinaron esas partidas y así se sepa si se dedicaron a investigación o a realizar estudios. Sobre todo, considera fundamental que se de a conocer la de quienes están «en puestos de decisión» o tienen cargos relevantes «porque hay una parte pequeña de médicos que campan a sus anchas».

Casi 40.000 euros en tres años

Como ejemplo pone el diputado de Podemos el caso de una psiquiatra que del mismo laboratorio farmacéutico, Janssen concretamente, recibió en un trienio casi 40.000 euros. Según concreta, por los datos que él mismo ha encontrado en los informes de transferencia de valor de esa empresa, esa profesional recibió en 2015 12.245 euros en concepto de inscripción a congresos, alojamiento congresos, y otros gastos; en 2016 por los mismos conceptos percibió 16.781 euros; y en 2017 la cifra fue de 9.997 euros. En total, 39.023 euros.