El Niemeyer era «un desbarajuste contable»

La Voz

ASTURIAS

El exagente de viajes del Corte Inglés asegura Grueso y Rebollo eludieron diltadamente firmar el reconocimiento de la deuda del centro cultural

25 mar 2019 . Actualizado a las 11:33 h.

El exempleado de Viajes El Corte Inglés José María Vigil, que afronta una petición fiscal de ocho años de prisión en el caso Niemeyer, ha reconocido este lunes que la facturación al complejo cultural avilesino era «un desbarajuste contable» pero ha asegurado que no había intención de ocultar nada.

El juicio por el caso Niemeyer, que juzga las presuntas irregularidades contables durante la etapa de Natalio Grueso el frente del equipamiento, se ha reanudado hoy en la Audiencia Provincial con la continuación de la declaración de Vigil, que ya el viernes negó que urdiera una «trama» para obtener «superávit» con la facturación.

Hoy, a preguntas de las defensas, ha afirmado que la Fundación Niemeyer era uno de los mejores clientes de Viajes El Corte Inglés porque en cinco años había facturado 2,3 millones de euros y esa circunstancia facilitó que el centro cultural tuviera una línea de crédito que finalmente se había «rebasado», lo que le llevó pedir un reconocimiento de deuda; según recogió la agencia EFE.