Viaja al pasado en un tren minero

Nacho G. Ruano REDACCIÓN

ASTURIAS

Castillete
Castillete Tomás MiñambresTurismo de Asturias

El Ecomuseo del Valle Samuño permite conocer un legado patrimonial casi inigualable

28 mar 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Gracias al Ecomuseo minero de Samuño, es posible disfrutar de un legado patrimonial que refleja de forma maestra una actividad que vertebró como ninguna otra las cuencas mineras. La reconversión de estas instalaciones en lo que es hoy tuvo lugar en 2013, gracias a un proyecto de 6,5 millones de euros que dio una segunda oportunidad a estas instalaciones como equipamiento turístico. La visita es una experiencia única que hace que el asistente pueda viajar al pasado mediante un tren minero, empleado antaño para transporte de carbón.

La puerta al recorrido se abre en la Estación del Candavíu, que marca el comienzo del viejo camino del carbón, utilizado para el traslado este mineral desde las minas de montaña del alto Samuño hasta el valle del Nalón, concretamente a La Nueva. Una grabación ayuda a los participantes a no perderse en todo lo que incluye este trayecto, ya que explica todo lo que van a encontrar en el mismo. La ruta discurre a la vera del río Samuño y hace una parada en el Pozo Samuño, que perteneció a Carbones Asturianos, sociedad que se fundó en 1890 y se integraría a posteriori en Hunosa.

El tren minero continúa el recorrido, y se introduce durante más de un kilómetro en el Socavón Emilia, cuyo pasado como mina de montaña se remonta al siglo XIX. Durante el trayecto se reproducen de forma exacta las condiciones que se encontraban los mineros en su día a día, favoreciendo una experiencia inmersiva para los viajeros. El olor, la temperatura ambiente y el sonido que se reproduce en el trayecto permite a los asistentes conocer de manera inmejorable la realidad de la minería asturiana. Incluso los propios vagones mantienen el mismo aspecto que tenían cuando se empleaban en los tiempos del carbón.