Estas son las deducciones que se pueden aplicar los asturianos en la declaración de la renta 2018

La vivienda, los gastos en centros de 0-3 años, la adquisición de libros de texto y material escolar, la adopción internacional de menores y los partos múltiples generan importantes descuentos en la factura del IRPF

Bonificaciones fiscales en Asturias
Bonificaciones fiscales en Asturias

Redacción

El próximo martes 2 de abril arrancará la campaña de la renta correspondiente al ejercicio 2018 y a partir del ese día los contribuyentes más tempraneros podrán presentar las primeras declaraciones por Internet o por teléfono. Así consta en el calendario fiscal para este año, publicado por la  Agencia Tributaria  en su web, que también fija que habrá que esperar seis semanas (hasta el martes 14 de mayo) para poder registrar presencialmente la declaración en las oficinas de la AEAT, de las haciendas regionales o de entidades colaboradoras. Dicho esto, cabe destacar que los asturianos pagan casi 4.900 euros de media en concepto de impuesto de la renta, una cantidad que se nos repercute mes a mes a través de las retenciones que se efectúan en la nómina para que la carga de esta factura sea más llevadera. No obstante, es en estos tres próximos meses (hasta el 1 de julio) cuando hay que ajustar cuentas con el fisco para ver si esos pagos hechos por adelantado se han quedado cortos o si, por el contrario, hemos estado pagando de más a Hacienda. 

Lo que deben tener en consideración los contribuyentes para que esa cuenta les sea favorable a sus intereses es que quizá se puedan aplicar algunas de las reducciones que se contemplan cada ejercicio en las listas de deducciones fiscales estatal o autonómica. En Asturias, la rebaja supera el medio millón de euros al año, según los datos de la Agencia Tributaria, por lo que estás son las principales bonificaciones que hay que tener en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2018.

Deducciones por vivienda

La vivienda aún sigue siendo un filón a la hora de reducir la factura de Hacienda. Si bien los contribuyentes que compraron una casa después del 1 de enero de 2013 ya no pueden desgravar la hipoteca, en la región todavía quedan más de cien mil asturianos que la adquirieron antes de esa fecha y pueden seguir aplicando la deducción por inversión en vivienda habitual, que les permite obtener un descuento medio de 616 euros en su declaración de la renta. Menos favorable es la fiscalidad para los inquilinos debido a que la deducción estatal por alquiler está también en retirada y sólo se aplica a los contratos firmados antes del 1 de enero de 2015. Pese a ello, en el 2016, último año del que hay datos en la web de la Agencia Tributaria, en Asturias todavía había más de 12.600 contribuyentes que se aplicaban esa bonificación fiscal, con un ahorro medio de casi 358 euros en cada ejercicio.

En nuestra región también conllevan reducciones fiscales en la declaración de la renta la adquisición o adecuación de la vivienda habitual para contribuyentes con discapacidad o para su cónyuge, ascendientes o descendientes con discapacidad. En el primer caso la deducción media es de 187 euros y en el segundo de 107 euros. De igual modo, la inversión en una vivienda habitual protegida reduce la factura 90 euros de media.

 Reducciones según la familia

Importantes son también las reducciones en la declaración de la renta según las circunstancias familiares. Según los datos de la Agencia Tributaria de 2016, la deducción por partes múltiples o por dos o más adopciones constituidas en la misma fecha, a lo que se acogieron ese año 88 contribuyentes, supone una rebaja de 571 euros de media. En el caso de las adopciones internacionales de menores, la reducción se eleva hasta los 617 euros de media. También las familias numerosas asturianas tienen ventajas fiscales por parte de la autonomía, que restan 370 euros de media; mientras que las familias monoparentales deducen 303 euros; y por acogimiento familiar de menores, se reduce 209 euros. También el acogimiento no remunerado de mayores de 65 años puede conllevar una rebaja de 320 euros.

Rebaja por los gastos de centros de 0 a 3 años

Los contribuyentes de Asturias que tienen hijos menores de tres años también pueden deducir en su declaración de la renta si tienen gastos por acudir sus descendientes a centros de 0 a 3 años. De esto se beneficiaron en 2016 un total de 2.831 personas que realizaron cuentas con el fisco, con un reporte a su favor de 116 euros de media. Nuestra comunidad autónoma también tiene en cuenta la adquisición de libros de texto y material escolar, que supuso 64 euros de media más para 2.359 contribuyentes.

Plan de pensiones

Son algo más de 73.000 los contribuyentes asturianos que incluyen en su declaración de la renta las aportaciones realizadas a planes de pensiones, al que ingresan una media de 1.523 euros anuales (unos 111 millones en total). Pero para concretar qué ahorro les repercutirá en su declaración de la renta es necesario saber el tipo marginal al que tributan. Si lo hacen, por ejemplo, al 24%, ese ingreso de 1.523 euros en el plan de pensiones les permitiría una deducción fiscal de 365 euros.

Individual o conjunta

Hacer la declaración de la renta de una modalidad u otra puede resultar clave para salir más beneficiado a la hora de arreglar cuentas con Hacienda. Casi 113.000 familias asturianas, es decir, un 22% de los contribuyentes, optaron en el 2016 por tributar de forma conjunta, con lo que consiguieron reducir su base imponible (sobre la que luego se calcula la cuota del IRPF) en 372 millones. Los expertos indican que la modalidad de declaración conjunta sólo suele ser aconsejable cuando uno de los cónyuges no tiene ingresos o su renta es muy baja. La Agencia Tributaria ya permite hacer una simulación del resultado de la declaración individual y conjunta para ver cuál de las dos opciones resulta mejor para los contribuyentes.

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Estas son las deducciones que se pueden aplicar los asturianos en la declaración de la renta 2018