Las protectoras asturianas no dan abasto

Ana Paula García REDACCIÓN

ASTURIAS

La situación actual de los albergues es de saturación y se ven obligados en ocasiones a no poder recoger a perros

10 abr 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El abandono de mascotas es una realidad en Asturias, aunque parece que se sigue mirando hacia otro lado. La situación actual de los albergues asturianos es de saturación y, según relatan, en demasiadas ocasiones se han visto obligados a no recoger a los animales por falta de espacio o de recursos para poder atenderlos. En otras ocasiones se saturan de razas grandes o de pitbull, en otras por falta de adopciones y la continua llegada de mascotas. Muchos de estos animales son llevados a Holanda o a Alemania, donde encuentran una familia que les adopta.

Marcial González, vicepresidente de la protectora de Animales de Oriente (Infiesto), señala que hay saturación en los albergues asturianos y que «el gran problema está que salvo contadas excepciones, nadie recibe dinero por su labor, por lo que se deja en manos de voluntarios algo que deberían hacer las administraciones».

Las adopciones son muy necesarias ya que tienen que llevar perros hasta Holanda para que tengan un hogar. Gracias a las casas de acogida de particulares se hace posible la labor de recoger a más perros pero asegura que por desgracia muchas veces no pueden recoger a todos. Actualmente tienen 35 perros y cuidan de varias colonias  de gatos que tienen controladas.