Liberbank, obligado a devolver casi 6 millones de euros al paro

La entidad tiene que abonar el dinero que sus trabajadores habían cobrado del Sepe por el recorte horario que les fue impuesto en 2013

La sede central de Liberbank en Oviedo
La sede central de Liberbank en Oviedo

Redacción

Casi seis millones de euros. Esa es la cantidad que Liberbank ha tenido que ingresar en la cuenta del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), el antiguo Inem. Son todavía los restos que colean del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que trató de aplicar en el año 2013 y que le tumbaron los tribunales. En concreto, ese dinero corresponde al recorte horario aplicado por la entidad. Durante los pocos meses que estuvo en vigor el ERTE, el banco redujo el horario y, por tanto, el sueldo de la plantilla, de acuerdo a unos porcentajes. Muchos de los trabajadores recurrieron a las herramientas legales a su alcance y reclamaron al Sepe que completara el porcentaje del salario que se le había descontando, haciendo uso de sus prestaciones. Así que ahora, que ha quedado todo anulado, Liberbank tiene que devolver también ese importe, el dinero con el que el Sepe completó los salarios. En concreto, son 5,82 millones de euros. «Esto demuestra que defender los derechos de los trabajadores y defender lo público son dos partes indisociables de una misma pelea», explica la Corriente Sindical de Izquierda (CS), que fue el sindicato que lideró todo el proceso judicial.

La batalla judicial contra el ERTE de Liberbank ha sido muy larga y todavía no ha concluido del todo. Seis años después los trabajadores, siguen presentación reclamaciones individuales para recuperar la parte del salario que se les restó y que nunca cobraron, a pesar de que el expediente firmado por CCOO y UGT fue anulado primero por la Audiencia Nacional y, posteriormente, por el Tribunal Supremo. Se consideró nulo tanto este expediente de regulación como unas medidas cautelares previas que la entidad bancaria utilizó como excusa para justificar su decisión de poner en marcha todo el proceso. Los tribunales resolvieron que se había producido una violación del derecho a la libertad sindical al no haber abierto una negociación a todos los sindicatos y al haber firmado a espaldas de estos. Esto sucedió por ejemplo con CSI, que es el mayoritario en las oficinas de la entidad en Asturias.

De dónde sale ese dinero

Liberbank ha devuelto al Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) un total de 5.829.641,77 euros. ¿De dónde sale esa deuda? Durante el poco tiempo que estuvo en vigor el ERTE, el banco recortó el sueldo a su plantilla aplicando diferentes porcentajes, en función del sueldo y de la categoría, que oscilaron entre el 18% y el 50%. Es decir, hubo empleados que cobraron la mitad. Alguno de los afectados decidió entonces reclamar la prestación al Sepe. Al tratarse de un recorte en la jornada, los trabajadores tienen derecho a reclamar la prestación para completar la jornada hasta el 100%, así compensaban en parte el tajazo que acaban de sufrir.

Un ejemplo sirve para ilustrar esta situación.  Si un trabajar tiene derecho a recibir una prestación de 1.000 euros en caso de ser despedido y la empresa para la que trabaja le aplica un ERE del 10% de su horario y salario, puede reclamar al Sepe la parte proporcional, es decir, 100 euros al mes. En el caso de los trabajadores de Liberbank sus sueldos son muy superiores a estas cantidades, pero la legislación permite que reclamen esa parte proporcional de la prestación que les correspondería. Su pérdida económica es mayor pero con esos 100 euros compensan. 

Esos 5,82 millones de euros que Liberbank ha tenido ahora que devolver al Sepe corresponden a este caso concreto. El Servicio de Empleo se los reclamó oficialmente. Una vez que este organismo público tuvo conocimiento de las sentencia empezó a revisar cuánto dinero había abonado por prestaciones de desempleo a los trabajadores. Sumó las cantidades y resultó esa cantidad. Inicialmente, la empresa solicitó un aplazamiento de la deuda hasta el mes de diciembre de 2022. Fundamentó esta petición diciendo que desembolsar esos millones «trastocaría sus esfuerzos de consolidación para sanear el balance y mejorar la actividad bancaria». El Sepe concedió el aplazamiento, pero con intereses. Por todo ese periodo el banco tendría que abonar 1,01 millones más. La entidad ha preferido evitar este sobrecargo y ya ha pagado. Cada uno de estos pasos obra en el expediente judicial.

Este no ha sido el último capítulo. Liberbank todavía tiene que devolver a sus trabajadores el resto del dinero. Estos lo están reclamando en los tribunales mediante demandas individuales, por las cantidades concretas que le corresponden a cada uno. Así que el ERTE de 2013 sigue encallado en los juzgados.

Valoración de CSI

El sindicato que consiguió la anulación considera que estos ERES que las mayores instancias judiciales del país consideraron «fraudulentos» se han aprovechado de la reforma laboral de 2012 «para traspasar dinero de los salarios de los trabajadores y de las prestaciones de desempleo a la cifra de beneficios de los que presume la dirección y, mediante el reparto de dividendos como el anunciado este año por Liberbank -22 millones de euros- a los bolsillos de los accionistas, entre ellos múltiples fondos buitres especuladores con base en paraísos fiscales». CSI considera denunciable que el Sepe tenga que pagar parte del salario a trabajadores de bancos inmersos en EREs cuando ese dinero tendría que ser para ciudadanos que realmente no tengan ingresos.

«Para la CSI, firmar estos ERES fraudulentos, injustificados e injustificables significa seguir siendo parte del saqueo que significó la privatización y el desguace de las Cajas de Ahorros», han explicado sus responsables. ,

Comentarios

Liberbank, obligado a devolver casi 6 millones de euros al paro