Minicentrales hidráulicas en las bocaminas: Hunosa aspira a ser renovable

El plan de diversificación de la empresa pública recoge varias actividades a desarrollar en el ámbito energético con las que se transformaría en un grupo estable pero ya «no dependiente de la minería del carbón»

Instalacion de geotermia de Barredo
Instalacion de geotermia de Barredo

La pretensión del Estado de hacer de Hunosa una empresa verde ha quedado por escrito en el plan de empresa firmado el pasado 12 de abril entre la dirección de Hunosa y los sindicatos SOMA-FITAG-UGT y CC OO de Industria. El documento, dentro del capítulo dedicado al Plan de Diversificación de la hullera pública, contempla un apartado para las actividades que en el ámbito energético emprenderá el ente en el periodo 2019-2027. Lo que se plantea es que Hunosa «continuará impulsando el desarrollo de aquellas actividades conexas con la minería, la energía, y los recursos naturales ligados al yacimiento que, dentro de un marco de desarrollo sostenible, constituyan una apuesta de futuro». Para ello, la empresa minera anuncia que pondrá en marcha diversos proyectos de investigación en colaboración con instituciones públicas o privadas de acreditada experiencia investigadora en su aspiración de llegar a ser renovable.

Si bien algunas de las líneas de trabajo que se presentan en el plan son conocidas, como puede ser la geotermia, la captura de CO2 o la biomasa; otras adquieren un carácter novedoso, como la minihidráulica, el biogás o los puntos de recarga. Esto se enmarca en el compromiso de Hunosa «de impulsar nuevos proyectos que permitan la transformación de la empresa hacia un grupo eminentemente energético, estable y no dependiente de la minería del carbón», se explica en el documento del plan. En concreto, el acuerdo alcanzado contempla siete iniciativas con las que la hullera pública caminaría en su aspiración de ser renovable:

Geotermia

El proyecto de la geotermia aprovechando el potencial de las aguas bombeadas de los pozos mineros es uno de los que Hunosa tiene más avanzados en la actualidad. Si bien en la comarca del Caudal está bastante evolucionado, en la del Nalón está en proceso de desarrollo. No obstante, en el plan se hace referencia a «las limitaciones existentes de la geotermia convencional, limitadas por el caudal disponible y la ubicación de los pozos», y se plantea el desarrollo de proyectos en este ámbito «que no estén restringidos en cuanto a su localización vinculada a un pozo clausurado». Para ello, se precisa, se necesitaría el apoyo de una infraestructura basada en la realización de sondeos de captación.

Minihidráulica

Una de las iniciativas más novedosas que incluye el plan de empresa en cuanto a actividades en el ámbito energético es el de aprovechar los desagües naturales de las bocaminas de antiguas explotaciones mineras de montaña para la generación eléctrica. El documento dice que la hullera pública trabaja «en el desarrollo de un estudio de detalle de los distintos grupos de montaña para caracterizar aspectos geológicos y mineros, así como el estado de las bocaminas, sus conexiones, caudales desaguados y calidades de las aguas». Además, Hunosa estudia la posibilidad de implementar un proyecto demostrativo que podría estar asociado a la financiación de un proyecto europeo enmarcado en la Plataforma de Regiones Europeas en Transición.

El objetivo de estas minicentrales hidráulicas sería producir energía para autoconsumo, de forma que las bombas de los pozos funcionarían con esa electricidad, ahorrando, además, el coste que ahora supone. Si se produjera un exceso de energía, ésta se podría verter a la red e, incluso, generar ingresos.

Energía eólica

Pese a que las mediciones realizadas en los cordales de la cuenca central asturiana no resultaron muy prometedoras para la generación de energía eólica, y así lo recoge el plan de empresa, el documento da a entender que Hunosa no descarta evaluar esta opción dado «el avance en la eficiencia de los aerogeneradores, que hace que la situación pueda mejorar». Por ello, la hullera se compromete en el plan a estudiar «la conveniencia de instalar un parque de autoconsumo destinado a alimentar el bombeo de los pozos».

Biomasa

Teniendo en cuenta los recursos forestales propios con los que cuenta Hunosa, la empresa contempla abordar proyectos que permitan la utilización de la biomasa forestal. Por lo pronto se plantea tres líneas de negocio dirigidas a clientes industriales o institucionales: suministro de energía térmica en forma de calefacción y agua caliente sanitaria, suministro de energía térmica en forma de vapor saturado en industria, e instalación y gestión de redes de calor basadas en biomasa.

Por otro lado, recoge en el plan que estudiará las posibilidades de desarrollar una central térmica de biomasa dado «el elevado interés de la iniciativa privada» al respecto. Según se interpreta del documento, la hullera pública ya estaría teniendo contactos con empresas especializadas y que han sido adjudicatarias de capacidad en las distintas subastas «para evaluar la posibilidad de instalar una central de biomasa en la cuenca central asturiana», aunque matiza que el capital sería «mayoritariamente privado».

Biogás

En los planes de diversificación de Hunosa también se contempla la biogasificación anaerobia. En este ámbito, la empresa pública también habría iniciado contactos con empresas del sector a fin de contar con socios tecnológicos porque, según se indica en el plan de empresa, «el futuro se centrará en el desarrollo de proyectos de grandes plantas centralizadas que traten residuos de diversas procedencias».

Planta de captura de CO2

El plan contempla que Hunosa siga trabajando en el desarrollo de diversos proyectos para mantener la actividad investigadora y experimental de la planta de captura de CO2 anexa a la central térmica de La Pereda una vez que los ensayos, proyectos e investigaciones que se han desarrollado en la misma «han demostrado la eficiencia del proceso de calcinación-carbonatalación utilizado», que lo pone en disposición de dar el salto de escala a nivel industrial. Así, el compromiso de la hullera pública que recoge el plan es que «impulsará la formación de acuerdos con instituciones y empresas privadas, en aras a desarrollar el futuro industrial de la planta de captura de CO2» .

Puntos de recarga

En su apuesta por las energías renovables, Hunosa también quiere entrar en la movilidad eléctrica. Según dice el plan, el este estatal estudia actualmente las posibilidades de implantación de puntos de recarga de coches eléctricos en sus instalaciones aprovechando el Real Decreto 15/2018 de autoconsumo, «que condiciona a la instalación de dichos puntos en gasolineras (electrolineras) con facturación superior a un determinado importe».

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

Minicentrales hidráulicas en las bocaminas: Hunosa aspira a ser renovable