Rodríguez Vega desconocía que se cargaban facturas a la Fundación Niemeyer anteriores a su constitución

La Voz

ASTURIAS

El ex director general de la Fundación Niemeyer Natalio Grueso (i), es juzgado a partir de este lunes por las presuntas irregularidades cometidas al frente del complejo cultural de Avilés relacionadas con la emisión de facturas falsas o manipuladas y por las que la Fiscalía pide once años de prisión. El juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Oviedo y comenzará con la declaración del principal acusado, que también afronta una petición del Ministerio Público de 10 años de inhabilitación y una multa de 24.000 euros. En el banquillo de los acusados también está J.P. (d), exmujer de Natalio Grueso, a quien el fiscal imputa por su complicidad en un delito continuado de malversación por el que pide 2 años y 6 meses.
El ex director general de la Fundación Niemeyer Natalio Grueso (i), es juzgado a partir de este lunes por las presuntas irregularidades cometidas al frente del complejo cultural de Avilés relacionadas con la emisión de facturas falsas o manipuladas y por las que la Fiscalía pide once años de prisión. El juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Oviedo y comenzará con la declaración del principal acusado, que también afronta una petición del Ministerio Público de 10 años de inhabilitación y una multa de 24.000 euros. En el banquillo de los acusados también está J.P. (d), exmujer de Natalio Grueso, a quien el fiscal imputa por su complicidad en un delito continuado de malversación por el que pide 2 años y 6 meses. J. L. Cereijido

El exalcalde de Avilés cree que el sueldo de Natalio Grueso era razonable

24 abr 2019 . Actualizado a las 14:19 h.

El exalcalde de Avilés y actual presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Santiago Rodríguez Vega ha declarado este miércoles como testigo en el juicio del Caso Niemeyer que en su momento no conoció que se cargaran gastos a la Fundación Niemeyer anteriores a su propia constitución, algo de lo que se enteró después y ha añadido que de haberlo sabido hubiese preguntado el motivo.

No obstante, Rodríguez Vega ha manifestado que el hecho de que Natalio Grueso hubiera hecho gestiones desde 2006 en orden de organizar actividades y una programación sostenida «demuestra que se hizo un buen fichaje». «Si eso conllevó unos gastos creo que el patronato debería hacer sido informado y que, probablemente, se hubieran aprobado», ha añadido.

Sobre la contratación de Natalio Grueso ha indicado que «no recuerda ver el contrato y sí se informó de que el sueldo que se le aplicaría era el que percibía en la Fundación Príncipe de Asturias porque esa era la condición que él ponía».