«Lleva dos horas llorando de dolor»: una tuitera denuncia el trato hacia su hermana enferma grave de ELA

Andrea Menéndez Faya carga contra el trato dispensado por el servicio de administración de ambulancias hacia la afectada, que no puede moverse salvo en silla de ruedas y se encuentra en un avanzado estado de su enfermedad

El HUCA en Oviedo
El HUCA en Oviedo

Redacción

Twitter es un espacio donde las denuncias corren como la pólvora y en el que los usuarios pueden utilizar su influencia para dar a conocer situaciones injustas como la vivida por Andrea Menéndez Faya y su hermana, enferma grave de ELA. Con motivo de la prueba trimestral que realiza la afectada en el HUCA, Menéndez Faya pidió una ambulancia equipada para trasladar a su hermana con su silla de ruedas al complejo hospitalario ovetense. La respuesta del personal sanitario y las horas de espera que tuvieron que pasar ambas hermanas motivaron que la tuitera abriera un hilo en esta red social en el que clamaba contra el trato dispensado por el servicio de administración de ambulancias y señalando que su hermana «estuvo dos horas llorando de dolor en el HUCA».

Andrea Menéndez Faya comenzó su escrito en esta red social explicando la situación de la hermana, enferma de ELA en estado avanzado, que no puede moverse salvo en silla de ruedas y que se encuentra en un «estado psicológico por los suelos». Añadió que el día de hoy tenía lugar las pruebas trimestrales a las que debía acudir en ambulancia. El problema comenzó ya a la hora de telefonear a los servicios sanitarios para señalar las condiciones que debía tener la ambulancia que debía transportar a su hermana: que fuera con su silla adaptada y que se ajustara a horarios. La indignación llegó cuando le respondieron que exclusivamente podía ir en ambulancia de ruta.

La tuitera tuvo que llamar cuatro veces, incluso llegando a amenazar con denunciar, para lograr la ansiada ambulancia para su hermana. Pero había un problema con este transporte: solo podía ser a las 7.00 de la mañana, cuando las citas médicas tenían lugar a las 10.00, 11.00 y 12.15. Tras efectuar las pruebas, llegaba la hora de recogida con otro problema añadido: la tardanza de la ambulancia en volver a trasladar a la enferma a su domicilio. Andrea Menéndez Faya retransmitía en cada momento la situación de su hermana, que llevaba horas esperando el transporte. 

«Mi hermana lleva dos horas llorando de dolor», denunciaba la tuitera, que exigía que se tomaran medidas inmediatas sobre «el personal con el que hablamos hace 10 días, ayer, y hoy, al que se le expuso una y otra vez la situación de salud precaria de mi hermana y las condiciones en las que necesita ser trasladada». Menéndez Faya comentaba el estado en el que se encontraba su hermana, que llevaba «sin comer y sin tomar suplemento desde las 6 y media de la mañana, sin poder cambiar de postura ni de pañal».

La indignación crecía a medida que pasaban las largas horas de espera para la deseada ambulancia. Tal era el retraso que la asturiana afirmó a las 14.00 que tendrían que haber estado en casa hace dos horas. Y tendríamos que haber salido dos horas después de lo que hicimos. «Y sí @astursalud: ahora sí que vais a tener denuncia», apuntaba.

La ambulancia finalmente llegó a las 15.00 horas, y Menendez Faya relataba que la chica que conducía este medio de transporte «ha alucinado con la situación y con que no le hayan avisado de las dimensiones de la silla para retirar la camilla y que quepa en una ambulancia estrecha como la suya». La tuitera confesó en esta red social que «si a nosotros nos dicen desde el primer momento lo que hay, va en taxi. Y para volver hasta que se llamó por tercera vez no nos dieron tiempo de espera», clama. 

Respuesta de las redes

Como era de esperar, la indignación y el enfado generalizado eran las respuestas más comunes ante este hilo. Miles de usuarios compartieron el mensaje principal de esta publicación, y mostraron su apoyo ante la «vergonzosa» situación que vivió ambas hermanas. El trato «inhumano» y la impotencia fueron las palabras más replicadas por los tuiteros que replicaban a este tema y que animaban a la afectada a denunciar. Twitter se volcó con Andrea Menéndez Faya y con su hermana y compartieron el dolor y el enfado de una persona que veía cómo su hermana sufría de dolor en su espera por una ambulancia de vuelta a casa.

Comentarios

«Lleva dos horas llorando de dolor»: una tuitera denuncia el trato hacia su hermana enferma grave de ELA