Luis Venta abandona los 65 días de «arresto político domiciliario y preventivo»

El diputado reclama a la dirección del PP que le reponga en sus cargos tras el auto del TSJA

El destituido secretario general del PP de Asturias, Luis Venta, en los pasillos de la Junta General
El destituido secretario general del PP de Asturias, Luis Venta, en los pasillos de la Junta General

El diputado autonómico del PP Luis Venta ha pedido a su partido que se sitúe «al lado de la justicia» y le reponga en su cargo de secretario general de los populares asturianos, del que fue suspendido cautelarmente ante una denuncia del portavoz en el Ayuntamiento de Gijón, Pablo González, en la que le acusaba de haberle enviado un anónimo con amenazas.

Venta ha anunciado que ha trasladado esta petición al Comité de Derechos y Garantías, que le abrió un expediente, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Asturias se inhibiese en la causa abierta en el juzgado gijonés que instruye la denuncia de González.

En rueda de prensa tras guardar «respetuoso silencio» durante los 65 días en los que ha permanecido «en arresto político domiciliario y preventivo» y sin poder defenderse de un expediente que, asegura, sólo se le notificó por vía telefónica, el dirigente popular ha incidido en que la decisión del alto tribunal constata que no está «ni procesado, ni inculpado, ni imputado ni investigado».

«Este calvario que sufro hace 65 días es la historia de una mentira muy bien contada», ha subrayado Venta, que admitió haber enviado la misiva a González, pero no con el ánimo de amenazarlo sino de hacerle llegar unos anónimos que había recibido como secretario general en los que se amenazaba con desvelar determinadas irregularidades de empresas vinculadas con el concejal gijonés.

Venta, que ha agradecido el apoyo de la presidenta regional del PP, Mercedes Fernández, y de otros muchos miembros del partido, ha señalado que, con el auto dictado por el TSJA, su partido no puede atribuirle unos hechos en los que el tribunal no considera probada su intervención ni puede considerar grave una actuación que, en caso de confirmarse, sería tipificada como delito leve.

A su juicio, las medidas cautelares adoptadas por el PP fueron «desproporcionadas» y no están en consonancia con la resolución del TSJA por lo que las ha considerado «injustas y arbitrarias» y mantenerlas ahora, una vez conocido el auto, «sería un abuso».

«No es justo que los órganos internos de mi partido me atribuyan esa acción y la estimen como grave obviando la presunción de inocencia», ha apuntado tras subrayar que confía en que no pasen «otros 65 días» sin que el PP hable, lo que sería «una decepción» dado que no imagina un escenario en el que su partido no esté «al lado de la justicia».

Venta ha pedido perdón por los errores que haya podido cometer -«pero nunca he amenazado a nadie y en política no vale todo», ha apuntado- y ha asegurado que no espera disculpas «de nadie» ni siquiera de la cabeza de lista del PP a las elecciones autonómicas, Teresa Mallada, que calificó de «indigno» su comportamiento.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Luis Venta abandona los 65 días de «arresto político domiciliario y preventivo»