Los nuevos filones de la minería asturiana

Carmen Liedo

ASTURIAS

La abandonada explotación minera del Aramo
La abandonada explotación minera del Aramo

El Principado tramita actualmente ocho proyectos de investigación cuyo objetivo es la extracción de materias primas tecnológicas. Nuevas explotaciones de cobalto, litio o cobre podrían abrirse en un plazo máximo de cuatro años

20 may 2019 . Actualizado a las 07:59 h.

Con el cierre de las explotaciones de carbón en Asturias (a excepción del pozo San Nicolás  en Mieres) como consecuencia del fin de las ayudas al sector y la descarbonización exprés impulsada por el gobierno estatal, en la región se daba por finiquitada la minería. Sin embargo, nuestra comunidad autónoma es una de las más ricas en minerales, con lo que algunos expertos aseguran que «hay vida después del carbón». Materiales como el cobalto, el litio o el cobre, materias primas todas ellas fundamentales en la industria tecnológica, se constituyen por tanto como los nuevos filones de la minería asturiana. Desde el Principado confirman que actualmente se están tramitando ocho proyectos de investigación, proyectos que podrían derivar en la apertura de nuevas explotaciones en un plazo máximo de cuatro años.

Vicente Gutiérrez, director general de la Confederación Nacional de Empresarios de la Minería y de la Metalurgia (CONFEDEM), destaca la importancia de este tipo de industria hoy en día al tratarse de materiales «muy necesarios» para aparatos tecnológicos, como teléfonos u ordenadores, puesto que se requieren para las baterías. «El litio, el cobalto o el cobre se necesitan cada vez más», señala el mismo a la vez que asegura que «la industria extractiva genera empleo y riqueza» en los territorios porque, además de la minería, «esas materias primas hay que transformarlas y conllevan mucha más industria detrás». Según sus estimaciones, cada empresa extractiva necesita unas 150 trabajadores como mínimo, lo cual multiplica por los ocho proyectos que en la actualidad se están investigando. También tiene en cuenta que «los empleos indirectos se multiplican por cuatro», con lo que pone de relieve «el beneficio social que implica» esa industria que genera «empleo duradero, porque si formas a una persona en tecnología puntera, no es para dejarla ir a corto plazo».

Desde la Consejería de Industria del Principado confirman  que en la actualidad hay ocho proyectos de investigación minera «en diferentes estados de tramitación». Precisan que hay dos en información pública, que son la prórroga de Salave y el de  Asturmet, en Riosa, para la investigación de cobre, cobalto y asociados principalmente. La previsión de este departamento del Gobierno regional es que «en los próximo dos o tres años se puedan ir desarrollando el resto».