«No podemos dejar la faena a medias. Si el pasado 28 de abril votamos avance y futuro para España, el 26 hay que votar avance y futuro para Asturias, Gijón y todos los municipios asturianos». Ese llamamiento al voto socialista ha centrado el mensaje lanzado en Gijón por el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante el acto central de campaña del partido en Asturias. Ante unas 3.000 personas, según cifras de la organización, el jefe del Ejecutivo nacional ha cerrado  con su intervención el acto celebrado en el Pabellón Central del Recinto Ferial Luis Adaro, en el que le han precedido en el uso de la palabra la candidata gijonesa, Ana González, la vicesecretaria federal, Adriana Lastra y el cabeza de lista al Principado, Adrián Barbón.

Sus discursos no solo han apuntado a la fecha del próximo domingo, sino que se han situado sobre un trasfondo de efemérides relacionadas con la historia reciente y remota del socialismo español: los 140 años de existencia del partido, que se cumplen este mes; los dos de las primarias que devolvieron la dirección del partido a Sánchez -una fecha que se cumple mañana-  y la más reciente de la victoria socialista en las elecciones generales del pasado mes, poniendo fin a los 11 años transcurridos desde que, como ha recordado el presidente del Gobierno, el socialismo «no era la primera fuerza política en España». Un hecho que -ha confesado Sánchez- hizo que «se nos pusiera cara de sonrisa y respiráramos aliviados».  

Pero sobre todo, el jefe del Ejecutivo nacional ha advertido contra un exceso de confianza basado en esas sensaciones. «Se dice que esto ya está, que hemos ganado y que estas elecciones no son tan importantes, y se piensa en las encuestas. Pero, cuidado, las encuestas son una cosa y los resultados otra.  A día de hoy, las urnas del 26 de mayo están vacías». Para evitar que predominen en ella los votos dirigidos «a las cuatro derechas que si pueden sumar, sumarán», Sánchez ha recordado que «su proyecto político es la superviencia personal». Y también ha echado mano de un dicho asturiano para describir su conducta después del 26M: «Se van con los de la feria y vuelven con los del mercado»

 La parte más programática del discurso del líder socialista en el mismo escenario que visitaba para un acto similar antes de su victoria en las generales se ha centrado en mostrar de qué modo una victoria en autonomías y municipios del PSOE haría «más rotundos» los puntos fuertes del programa de gobierno en materia de justicia social, apoyo a los jóvenes, sanidad, educación o igualdad. Del mismo modo, Pedro Sánchez ha recalcado la importancia la papeleta de las elecciones al Parlamento Europeo y ha pedido apoyos para conseguir «la mayor delegación socialdemócrata» en un momento en el que el PSOE es «fuente de inspiración, esperanza y ejemplo a seguir», en un escenario político del que deperán los presupuestos que afectan, por ejemplo, a la política agraria común o los fondos de cohesión.

Especial énfasis ha puesto Sánchez en la fuerza electoral de las mujeres «que votaron de manera masiva al PSOE» para «decirle claro a la ultraderech»” prima «la convivencia y ni un paso atrás». También ha aludido a la importancia de los votantes de menor edad, a los que ha prometido una «legislatura de las oportunidades para la gente jove»”.

Una importante parte del discurso del presidente Sánchez ha estado dedicado a Alfredo Pérez Rubalcaba, una personalidad que «materializa todo lo que el PSOE ha contribuido en sus 140 años y compromiso inquebrantable con la nación y la justicia social », antes de concluir su intervención con el deseo de cumplir la que sería su séptima visita en dos años: «Que la próxima vez que venga a Asturias como Presidente del Gobierno sea para la toma de Posesión de Adrián Barbón»

Las encuestas, «en cuarentena»

Barbón, por su parte, ha ejemplificado en el acto de la Feria de Muestras la capacidad de movilización de los socialistas asturianos frente a quienes van en campaña «de mercado en mercado porque no fueron capaces de juntar diez personas en un mitin». El líder socialista asturiano y candidato a la Presidencia ha agradecido a Pedro Sánchez su «cariño y complicidad» con la FSA y Asturias y ha argumentado en tres puntos básicos su petición del voto: la capacidad exclusiva de su lista para dar «estabilidad política» a Asturias, la «influencia en Madrid» qu ha hecho que Asturias «vuelva a estar en la agenda política del Consejo de Ministros» y la formulación de «un programa de gobierno, no una carta a los Reyes Magos» basado en cinco ejes: empleo, industria, estado social, igualdad y reto demográfico.

Igual que Sánchez, Barbón ha llamado a no confiarse para evitar que «Asturias se convierta en una nueva Andalucía». «Sé que estamos con el subidón y que las encuestas también, pero os pido que pongáis todas las encuestas en cuarentena», ha advertido, asegurando que no dejaría gobernar a una posible coalición de derechas «ni una comunidad de vecinos». «No podemos bajar la guardia, no perder ni un milímetro de capacidad de movilización», ha proclamado el candidato.

Foro, la «herencia de Podemos»

La candidata gijonesa, Ana González, había sido previamente la encargada de abrir el mitin ante un pabellón enfervorecido. «No me quedan interjecciones», han sido sus primeras palabras, ante la recepción que los asistentes habían dado a Pedro Sánchez. Su intervención se ha centrado en la llamada a «recuperar Gijón» y a «encenderlo» frente al Gobierno de Foro, al que ha acuasdo de «querer apagarlo». Además de desgranar varias líneas de su programa, la exconsejera ha instado a los votantes a «no perder la memoria reciente» sobre lo sucedido tras las pasadas elecciones cuando «hubo mayoría de izquierda, y quien gobernó y gobierna es Foro». «La herencia que nos ha dejado Podemos se llama Foro», ha recalcado González para pedir «atención a quién hay que votar para tener un gobierno de izquierdas». Del mismo modo, ha insistido en tener «cuidado con los subidones» en una ciudad que lleva «ocho años llamando al gobierno socialista».

Finalmente, Adriana Lastra ha sido la encargada de poner sobre el estrado todas las efemérides socialistas que se arraciman estos días y ha puesto en el ejemplo de una casa del pueblo que visitó hace unos días, en campaña, en el municipio catalán de El Vendrell la esencia de la «gran casa común de la izquerda: «Una socialista asturiana haciendo campaña para el PSC en un centro andauz. Eso es España, un espacio compartido. Eso es lo que hacemos: estado del bienestar para la feliciad de todos», ha recordado la vicesecretaria general, que ha llamado a defender «el Estado del Bienestar que nació en una casa del pueblo» y ha reiterado que «tenemos a la extrema derecha a la puerta del gobierno de Asturias y también hay que frenarla»

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Pedro Sánchez pide repetir en Asturias los resultados del 28-A