Un conductor entrega cocaína y hachís a la Guardia Civil

El varón, que respondió con acelerones y reducciones de velocidad ante la presencia de  la benemérita, acabó dando los estupefacientes a los agentes


Redacción

Un conductor que respondió con acelerones y reducciones de velocidad ante a la presencia de una patrulla de la Guardia Civil terminó entregando 16 gramos de cocaína y 200 gramos de hachís que llevaba bajo el asiento del conductor a los agentes que le dieron el alto cuando circulaba por la autovía A-8 en Navia, informa EFE. El hombre, de 58 años, ha sido acusado de un delito contra la Salud Pública por tráfico de drogas y ha sido puesto a disposición del Juzgado de Luarca, informa la Guardia Civil.

La detención se produjo la mañana del lunes a raíz de que una patrulla de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Oviedo (USECIC) que prestaba servicio preventivo de seguridad por la autovía A-8, sentido Irún, adelantase a un Ford Focus que en ese momento redujo la marcha de forma considerable. Ante la actitud extraña mostrada por el conductor, la patrulla paró en el arcén, pero al llegar a su altura, el Ford Focus dio un acelerón para distanciarse de los guardias civiles que, a continuación, procedieron a dar el alto al vehículo.

El conductor, según informa el Instituto Armado, presentaba un alto estado de nerviosismo y ofreció respuestas incoherentes a los acelerones y cambios de velocidad que había llevado a cabo al percatarse de la presencia de la Guardia Civil. Tras ser informado de que iban a efectuar un registro superficial, el conductor les entregó dieciséis gramos de cocaína que transportaba en un bolsillo de su pantalón y les avisó de que debajo del asiento del conductor llevaba dos tabletas de hachís, con un peso de 100 gramos cada una.

Comentarios

Un conductor entrega cocaína y hachís a la Guardia Civil