«Acompañar a una mujer porque tiene miedo es una anormalidad que debemos corregir también con el urbanismo»

S.D.M.

ASTURIAS

Sonia Puente Landázuri
Sonia Puente Landázuri

Sonia Puente Landazuri hace balance de los tres años que ha pasado al frente del Colegio Oficial de Arquitectos

28 may 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Le quedan apenas unas horas al frente del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias. Ha sido la primera decana y ha dejado una huella de género en su gestión que agradece a todo el equipo. Sonia Puente Landazuri se va con la satisfacción de haber cumplido el programa con el que concurrió a las elecciones y con la sensación de haber sabido conjugar la defensa de la profesión, en un momento crítico, con la asesoría a la sociedad civil, en temas fundamentales para el futuro del Principado. Ha vivido momentos amargos, como la cuestión de confianza, pero lo entiende como una parte consustancial al cargo. Parte de su equipo repite con Alfonso Torre. Alaba su capacidad de sacrificio y les desea suerte. 

-Es momento de hacer balance. ¿Con qué sensación abandona el decanato del colegio?

-Satisfacción es la primera palabra que me viene a la mente. Tengo la sensación de que nos vamos con el deber cumplido; de haber iniciado un cambio, que a partir de ahora debe consolidarse. Tenemos una profesión en crisis y la institución debe responder a los cambios que necesita. Llegamos con un programa para tres años y lo hemos llevado a cabo prácticamente en su totalidad. Todo esto ha sido gracias a todo el equipo de la junta de gobierno, a los empleados y muy especialmente  a los colegiados que nos han dado su incondicional apoyo. Sin toda esta red, nuestro trabajo no hubiera sido posible.

-¿Cómo le gustaría que recordaran su mandato, por qué motivos?

En este mundo de inmediatez como el que vivimos, no sé si creerme que se nos vaya a recordar por algo. No obstante, haciendo un ejercicio teórico, hemos sido honestos. Lo que proponíamos lo hemos llevado a cabo, con mayor o menor acierto. Nos hemos puesto a ello sin mirar de perfil. Hemos tomado la iniciativa y sentado las bases de un colegio de futuro. Ese creo que puede ser el legado del equipo.