El Banco de España llama a reformar ya las pensiones, antes de que los votantes envejezcan más

Se opone a limitar los precios de los alquileres, como reclama Podemos


Redacción

El Banco de España reclama a los partidos políticos que aborden de forma inmediata una reforma del sistema de pensiones que garantice su sostenibilidad y el reparto equilibrado de cargas entre las distintas generaciones. Es el llamamiento que realiza su gobernador, Pablo Hernández de Cos, en la introducción al último informe anual del organismo supervisor, en el que subraya «la necesidad de construir consensos amplios, sin demoras injustificadas, acerca de estas medidas que son necesarias para que nuestro sistema de pensiones preserve la sostenibilidad intertemporal y la equidad entre las distintas generaciones».

En concreto, el documento censura la marcha atrás dada por los partidos políticos para dejar en papel mojado los elementos centrales de las últimas reformas, aprobadas en los años 2011 y 2013, por los Gobiernos de Zapatero y Rajoy. Especialmente, el aplazamiento de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad, que iba a recortar el importe de las futuras pensiones, ligándolas a la evolución de la esperanza de vida, y la decisión de volver a ligar la revalorización anual al IPC. Decisiones que, según sus cálculos, elevarán en tres puntos del PIB el gasto en pensiones en el horizonte del año 2050. Si se quiere garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones, advierte el organismo, «se requieren medidas de calado, que, previsiblemente, afectarán tanto a los ingresos como a los gastos», entre ellas retrasar la edad efectiva de jubilación, alineándola con la edad teórica. Medidas que pueden ser traumáticas y tener incidencia electoral. Consciente de ello, el Banco de España advierte de la necesidad de hacer los cambios antes de que el votante medio envejezca aún más (su edad media se elevará en cinco años, de 43 a 48). Y es que, apunta, «de mantenerse constantes los comportamientos de participación electoral por grupos de edad observados en el pasado (mayor participación de la población de edad avanzada que de la población juvenil), podría aumentar el apoyo social a políticas financiadas mediante transferencias de renta hacia la población de mayor edad, en contra de otras que reduzcan el peso de la carga de la deuda sobre generaciones futuras, que ya se encuentra en niveles elevados actualmente». Es decir, los partidos, por la presión de sus potenciales votantes, se podrían ver tentados a seguir incrementando las cuantías de las pensiones en un importe superior al que pueden asumir las finanzas de la Seguridad Social cargando el pago a las futuras generaciones, en forma de deuda.

Además de las pensiones, el informe del supervisor entra en otros asuntos polémicos, como la propuesta de Podemos de limitar los precios de los alquileres en las grandes ciudades, a la que se opone. Lo hace argumentando que de acuerdo a «la evidencia internacional, este tipo de medidas no solo reducen la oferta, sino que también pueden favorecer un deterioro importante de los inmuebles».

En cuanto a la subida del salario mínimo, el Banco de España ve «prematuro» afirmar que el alza del 22,3% aprobada para el SMI este año, hasta 900 euros, no está impactando en el empleo, ya que por ahora solo se dispone de «muy pocos datos agregados», e insiste en la conveniencia de ligar las subidas salariales al aumento de la productividad.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Banco de España llama a reformar ya las pensiones, antes de que los votantes envejezcan más