«Si en lugar de sumar 13 concejales, puedo sumar 20 será mejor. Lo intentaré desde el primer día»

El alcalde de Siero asegura que no pasará la legislatura obsesionado con la aritmética y que intentará alcanzar los pactos más amplios posibles a lo largo de todo el mandato

El alcalde de Siero, Ángel García, Cepi, en su despacho de la Alcaldía
El alcalde de Siero, Ángel García, Cepi, en su despacho de la Alcaldía

Detrás de la mesa del despacho de la Alcaldía tan lleno de papeles como el primer día, saborea ya la tarde soleada que va a disfrutar. Necesita oxigenar la mente y eso es algo que hace caminando. Así que tiene pensado coger un bocadillo y recorrer alguna ruta conocida de la zona del concejo de Aller, de donde procede una parte de su familia. Ángel García asegura que necesita vacaciones. Han sido cuatro años intensos y dos campañas prácticamente encadenadas. Pero esperará hasta después del 15 de junio, cuando ya haya hablado con todos los grupos, montado su grupo de gobierno y sea investido alcalde. Mientras tanto sigue analizando lo que sucedió el 26-M. Sabe de memoria los porcentajes que tiene anotados en un post-it y que son los que reflejan lo abultado de su victoria.  

-Diga la verdad, ahora que ya han pasado 48 horas, ¿esperaba este resultado? ¿Creía que la candidatura del PSOE podría rozar o sacar la mayoría absoluta? Tengo entendido que manejaban unas encuestas optimistas pero no tanto.

-Las encuestas que teníamos nos daban once. Pero esto es como cuando te examinas, como cuando llegas al examen final después de haber estudiado mucho. Pasas los nervios previos por si acertarás y luego tienes las dudas de si habrás contestado bien o mal. Las sensaciones eran esas pero buenas. Creía en ese resultado. Creía que podíamos conseguirlo. Mejorar lo que teníamos ya hubiera sido conseguir nueve. En abril, en la primera reunión preparatoria con la candidatura en el partido, ya les dije que podíamos llegar a once. La reacción fue una media sonrisa de todos. Nadie lo creía. Más que creerlo, sentía que era posible. Teníamos un calendario grande en la sede que abarcaba desde la campaña de las nacionales para planificar lo que íbamos a ir haciendo cada día. En el domingo 26 escribí: «Votar y contar, 11/12». Y acerté. También es verdad que en gran medida era para motivar al equipo. El resultado es mejor de lo esperábamos.

-Lugones no le ha fallado tampoco esta vez. ¿Va camino de convertirse en el gran feudo del alcalde?

-Es verdad, pero no es lo único importante del resultado. Hay tres cosas que destacaría y que me hacen sentir muy feliz. El primero, evidentemente, el resultado de Lugones. No por una cuestión localista sino porque es donde mejor me conoce la gente. Por eso tiene un valor añadido. Y porque creo que en Lugones la gente ha sabido reconocer el esfuerzo hecho. Otra cuestión que me ha hecho sentir feliz es que hemos ganado en todas las mesas de La Pola. Me enorgullece porque siempre he creído que las diferencias entre La Pola y Lugones no aportan nada bueno y es algo que hay que dejar de lado y olvidar. Aquí hay que sumar. Todo el mundo tiene que aportar y nadie sobra. Si en Pola de Siero ya hay una residencia Era, por qué no vamos a tratar de conseguir una para Lugones. El tercer dato fundamental es que en la zona rural la gente también ha sabido reconocer el esfuerzo y nuestro compromiso que siempre ha existido, aunque una parte minoritaria quiso hacer ver lo contrario.

-Ha ganado en todos los colegios salvo en La Fresneda, donde sigue teniendo un respaldo mayoritario la Plataforma Vecinal. ¿Cree que siguen sintiéndose discriminados o es que piensan que una candidatura propia es una herramienta más poderosa?

- No creo que se sientan discriminados. Nuestros resultados en La Fresneda también han sido buenos, aunque haya ganado la plataforma. Eso también es importante destacarlo. Hemos duplicado votos y somos la segunda fuerza. Es todavía la herencia de un Siero muy enfrentado y dividido, en el que históricamente no se trabajó la cohesión territorial. Ante la falta de capacidad de ofrecer a la sociedad algo mejor, hay gente que ofrece como receta enfrentamiento y división. Lo hemos vivido en los últimos meses con la zona rural. Hay gente que vende eso. La realidad de La Fresneda es diferente a la realidad del resto del municipio y, en un momento dado, los partidos no han sabido reconocerlo y no han sabido acercarse a los vecinos. Se generó un sentimiento que tardará tiempo en recuperarse. Lo mismo pasó con Conceyu en Lugones. Conceyu llegó a tener tres concejales de 21. ¿Cómo se ha superado? Haciendo política.

-Tiene usted entonces delante el reto de demostrar que no hacen falta partidos localistas para conseguir proyectos y resolver problemas.

Lo que necesita Siero, Asturias y España es más unión, más sumar, más colaborar. Dividiendo no conseguimos nada. Si Siero lo dividimos, no va a pintar nada en el mapa asturiano. Eso significa que viviremos peor y que tendremos menos futuro que ofrecer. Uniéndonos solo tenemos que ganar. Yo no voy a ser menos de Lugones, de La Fresneda o de Carbayín por tener un proyecto para todo el concejo de Siero. Lo contrario nos desgastaría. Para avanzar hay que sumar. Cada uno tiene su potencial, sus dificultades pero hay que trabajar de manera colectiva y ser generosos. No podemos pretender formar parte de un estado de bienestar pero ganar siempre. En la zona rural, hay territorios con saneamiento y otros que no. Parece claro que la prioridad tiene que ser invertir en aquellas zonas sin saneamiento. Así lo entiendo. Lo que necesita Siero es más Siero y menos localismos a todos los niveles. Ni enfrentar a la zona rural con la urbana, ni a La Pola con Lugones ni a La Fresneda con El Berrón. ¿Qué resuelve eso? Por esa regla de tres, terminaremos cada uno recogiendo lo que podemos pagar con nuestros impuestos y entonces no habrá estado de bienestar. El extremo de estos localismos consiste en que yo recibo lo que me puedo pagar con los impuestos. Entonces, rompemos. Si vivo en La Fresneda pago esto y quiero recibir en esa proporción. Habrá que tratar de equilibrar. Una zona residencial tiene diferentes necesidades a un casco urbano. Quiero un concejo solidario no en el que aporto dos y recibo dos. Tampoco vamos a pagar una piscina climatizada en cada pueblo. No nos lo podemos permitir y esto no funciona así.

-¿Va a saber gobernar con doce concejales? Acostumbrado a siete la diferencia va a ser grande. ¿Qué va a cambiar? ¿Cómo se va a organizar?

-Espero que sí, con más concejales tiene que ser más fácil. Pero al final el objetivo es el mismo y la receta también. Tendrás más capacidad de hacer cosas porque tendrás a más personas trabajando en áreas que hasta ahora no teníamos. La posibilidad de atender mejor. Nuestro programe electoral será más fácil de desarrollar. Solo nos falta un concejal para la mayoría absoluta, así que nuestro programa será la prioridad.

-¿Cómo va a ser esa relación con la oposición? ¿Intentará tener un socio prioritario para entenderse? ¿Con quién intentará pactar?

-Mi forma de ver la política es ser positivo, sumar, avanzar y ser leal. Si en lugar de sumar 13 concejales, puedo sumar 20 será mejor. Intentaré sumar 20 concejales del primer al último día. No vamos a ir a garantizar un acuerdo con un único concejal y que eso sea un acuerdo para cuatro años. Nuestro objetivo será sumar cuántos más mejor del primer al último día. Igual que hemos hecho en el mandato actual, donde hemos llegado a sumar más de 13.

-Esa vocación de acuerdos parece haberle funcionado al PSOE pero no tanto a socios preferentes como Foro, que se ha llevado un buen varapalo y se ha quedado con un único concejal.

-No creo que la penalización haya sido por haber dado estabilidad a la institución. La caída de Foro no ha sido solo en Siero. Ha sido algo más generalizado. Creo que Foro ha hecho un buen trabajo. Quizá haya influido el enfrentamiento de primarias pero es algo que no me corresponde analizar.

-¿Cómo puede Siero superar esa fragmentación? Vuelve a tener la corporación con más grupos de Asturias, ocho en total y siete se reparten 13 asientos. ¿Puede convertirse esto en una jaula de grillos?

-Vuelve a ser la corporación más fragmentada de Asturias y una de las más de España. Se puede superar haciendo política pero no lo tengo claro. Lo que sí pienso es que ahora serán un poquito más fáciles porque hemos tenido plenos realmente duros.

-¿La ola de Pedro Sánchez ha llegado también a Siero? ¿Esa tendencia del partido también habrá influido en sus resultados?

-Siempre digo que las elecciones locales hay dos factores. En las generales, está básicamente la marca. Pero en las locales y, sobre todo, en aquellas zonas que no son muy grandes, hay que sumar el componente humano del candidato y de la candidatura. He estado mirando los porcentajes y los he estado viendo. El PSOE creció en Oviedo, Gijón, Avilés y en toda Asturias. Pero la media ha sido del 8,78% y en Siero se creció 15 puntos. Viendo los porcentajes obtenidos por otros partidos se entiende la importancia. Por ejemplo, La Fresneda ha conseguido un concejal con algo menos del 6% del porcentaje de voto. Y este es un concejo de más de 50.000 habitantes, con una población muy repartido. No vale que yo saque el 60% del voto como puedes hacer en un municipio pequeño. Aquí está La Fresneda, El Berrón, La Pola, Lugones, Anes, Carbayín. Solo Lugones ya tiene 15.000 habitantes, más que muchos concejos asturianos. Siero es una Asturias a escala. Lugones y La Pola son un Oviedo Gijón. Esto es lo más difícil en Siero. Sacar buenos resultados en Siero.

-Hace unos meses decía que había que equilibrar las grandes inversiones. En el mandato que ahora acaba ha sido el centro polivalente de Lugones que está casi a punto. ¿Por dónde va a empezar el próximo? ¿Cuál será esa obra de referencia?

-La escuela de 0 a 3 años en el edificio del cine en Pola de Siero. Voy a plantear que esa sea la primera obra para los presupuestos de 2020. Por varios motivos. Lo primero porque es una obra que va dirigida a nuestros niños, que es lo más importante que tenemos, y ayuda a los padres a conciliar. Es una obra básica. No se trata solo de darle uso al edifico del cine, supone mucho más. Es una declaración de principios. La educación pública es fundamental, cercana de calidad, en un sitio maravilloso. Me gustaría que fuese el primero. Si tuviese mayoría absoluta sería el primero. No creo que sea demasiado complicado. No estoy diciendo que quiera hacer un aeropuerto.

-La ampliación de la red de 0 a 3 años era una prioridad en todos los programas electorales.

-Lo que pasa es que los programas y las votaciones no siempre van a la vez. Igual lo llevan en el programa pero luego hablan de esto o de aquello para no respaldarlo. Me parece que este proyecto es razonable y muy necesario

-Para que la escuela salga adelante va a necesitar el respaldo del Principado. ¿Qué va a suponer que en el Principado esté Adrián Barbón, el candidato de su partido y una persona con la que tiene sintonía?

-Vino a visitar la escuela de 0 a 3 años de La Pola en campaña y lleva en el programa la ampliación de 0 a 3 años porque el Principado corre con los gastos del mantenimiento. Ese eje va a ser fundamental. No solo tenemos a Adrián, con el que mantengo una excelente relación, sino que hay dos vecinos de Siero en la lista, el número 3 Juan Cofiño y el número 10 Noelia Macías, que todavía es concejala en funciones. No tengo ninguna duda que eso va a servir para que Siero avance más. Ayudará a resolver problemas y no solo a aumentar la inversión del Gobierno regional, que también. Para cuestiones del día a día, para oportunidades que puedan surgir, para desatascar proyectos,… Están involucrados con el territorio.

-¿Qué tiene que desenquistar?

-Bobes ya está en marcha pero luego llegará el momento de comercializarlo para que esté ocupado. Temas de gran calado no tenemos más. Queda echar andar el instituto de La Fresneda, la residencia de Lugones. También tenemos la idea de conseguir el centro de día para El Berrón, que vamos a intentarlo y dotar las escuelas de 0 a 3 años. Queremos duplicar plazas, así que el Principado tendrá un esfuerzo.

-En la Comarca del Nora, otro alcalde socialista, el de Llanera, ha conseguido una mayoría absoluta. ¿Puede suponer un espaldarazo?

-La Comarca del Nora tiene su futuro en el área metropolitana, que ese es otro de los grandes retos que tenemos pendientes con el Principado. Hay que volcarse con el área metropolitana. La Comarca del Nora debe mantener la relación extraordinaria que tiene y seguir colaborando, como venimos haciendo hasta ahora, sin necesidad de una entidad propia. Los últimos cuatro años hemos colaborado más que nunca. El ente que debe echarse a andar es el área metropolitana que es donde se pueden sacar adelante cosas importantes.    

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

«Si en lugar de sumar 13 concejales, puedo sumar 20 será mejor. Lo intentaré desde el primer día»