«Intentar atraer empresas a Langreo para reactivar el municipio es una de nuestras prioridades»

La candidata del PSOE, Carmen Arbesú, se perfila como la próxima alcaldesa de Langreo tras obtener nueve concejales, una mayoría simple con la que va a intentar gobernar para desarrollar el proyecto socialista

Carmen Arbesu?, posible alcaldesa de Langreo
Carmen Arbesu?, posible alcaldesa de Langreo

La Felguera

Carmen Arbesú nacio en Lada, vive en La Felguera y tiene su despacho en Sama, por lo que bromea con que ella tiene «la triple nacionalidad» al estar en estos tres distrito langreanos a diario. Abogada con 25 años en el ejercicio de la profesión tiene marido y dos hijos y desde el pasado septiembre, cuando fue elegida candidata del PSOE a la alcaldía de Langreo, mucha implicación política con el municipio. Admite que para ello ha tenido muchísimo apoyo de su entorno, por eso al conocer que la lista que encabezaba era la más votada y que tenía muchas opciones de gobernar, lo primero que se le pasó por la cabeza fue, precisamente, su familia. El recuerdo de ese momento conlleva por parte de Carmen Arbesú un gran esfuerzo por contener la emoción. Está satisfecha con el resultado de las elecciones locales del pasado domingo porque tiene en cuenta que el PSOE partía con desventaja al haber tenido menos concejales la pasada legislatura. El último 2% del recuento fue definitivo. Se confirmaba que por apenas 300 votos superaba a la coalición Unidas Podemos y que su candidatura lograba lo nueve ediles, «una mayoría suficiente» para intentar gobernar sin pactos y tratar de desarrollar el proyecto socialista. Aunque todavía no ha sido investida (el pleno de investidura será el 15 de junio), ha iniciado una ronda de contactos con el resto de grupos políticos que han obtenido representación en el Ayuntamiento de Langreo. Considera que todos pueden aportar la próxima legislatura y, como ella, tienen por objetivo «mejorar la vida de la ciudadanía».

- Después de la tensión por el empate en número de concejales con Unidas Podemos durante casi todo el recuento, el PSOE de Langreo logra el noveno concejal y… ¿qué fue lo primero que se le pasó por la cabeza?

- Fue muy estresante y de muchos nervios porque subimos a nueve concejales, hubo mucha alegría en la agrupación y, de repente, estaba haciendo una entrevista y me comunican que habíamos bajado a ocho. Yo siempre dije que había que tomar los resultados con mucha prudencia, porque las cosas pueden cambiar, los números pueden no sumar por alguna razón y siempre quise tomarlo con mucha prudencia hasta el final, cuando me dijeron que estaba escrutado el cien por cien y que estaba confirmado. Hasta entonces no echamos campanas al vuelo. Por tanto, lo viví con prudencia y con alegría cuando me decían que subíamos, pero pensando en que podía revertir. Había que ser cautos. Y cuanto me confirmaron el noveno sentí mucha alegría, pensé en la familia que me apoyaron muchísimo y lo merecían. Lo merecíamos todos porque hicimos un trabajo importante y toda la agrupación y todo el proyecto socialista habíamos puesto mucha ilusión en esta candidatura, la habíamos trabajado mucho y lo que sentí es que estaba recogiendo el fruto. Sentí mucha satisfacción.

- Sea sincera, ¿esperaba llegar y ganar?

- Voy a ser sincera: visualicé mentalmente las dos cosas, pero visualicé más veces ganar. A ello me llevaba el querer hacer cosas por Langreo y porque me parecía que estábamos haciendo las cosas bien y, en definitiva, teníamos que recoger lo que estábamos sembrando. Pero, efectivamente, el reto era muy importante, porque Unidas Podemos partían de once concejales y nosotros de siete. Cuando empezamos hace meses, cuando yo salí nombrada candidata en septiembre, lo veía muy duro y muy difícil. Luego el trabajo realizado y al ir dando pasos poco a poco, pues fui viendo más luz.

- ¿Qué alimentaba esa esperanza?

- Las ganas de cambiar la manera de gobernar, las ganas de trabajar para Langreo, de trabajar para los vecinos y vecinas del municipio y de llevar a cabo el proyecto socialista, que es lo que el equipo tiene en mente. Porque hay que recordar que en las anteriores elecciones municipales también ganamos, aunque luego los números no dieron. Pero nunca nos sentimos merecedores de perder esta alcaldía.

- ¿Quiere valorar al gobierno saliente?

- No. Yo solamente quiero tender un puente y darles las gracias por el trabajo realizado al alcalde y a todo su equipo. Decirles que, en nuestra opinión, el proceso de transición debe ser constructivo, que nosotros siempre tenderemos la mano y que nuestra relación tiene que ser, en todo momento, constructiva. Y lo digo de verdad y de corazón. Y me refiero a Unidas Podemos porque gobernaban hasta ahora, pero por extensión a toda la oposición, a todos los grupos políticos.

- No tiene mayoría absoluta pero todo hace indicar que será la futura alcaldesa de Langreo, ¿piensa en pactos para hacer el Ayuntamiento más gobernable o no le da miedo gobernar en minoría?

- Quizá ahora mismo no es el momento de pactos, ahora mismo es el momento de impulsar nuestro proyecto. No lo descarto a largo plazo, pero por el momento me parece que tenemos una mayoría suficiente para poder gobernar. Estamos en ronda de contactos con los grupos políticos. Queremos escucharles, por supuesto, que ellos se expresen y nos digan cuáles son sus propuestas. Habrá cosas que se puedan incorporar al proyecto socialista porque seguramente coincidamos en muchísimas cosas. En definitiva, el objetivo común tiene que ser mejorar la vida de la ciudadanía y en todo lo que sea bueno para ellos, tenemos que estar todos de acuerdo, como así lo hicimos desde la oposición. Yo siempre he considerado que la oposición tiene que ser constructiva, porque la oposición que no mejore la vida del ciudadano no es oposición.

- Si finalmente el 15 de junio es investida alcaldesa, lo primero que hará por el municipio será…

- Hay unos pilares fundamentales que yo he venido resaltando a lo largo de la campaña, que es el empleo y la juventud. Son dos pilares fundamentales que yo voy a trabajar. También me parece muy importante el tema de la limpieza, porque es un clamor popular y en las reuniones que hemos tenido todo el mundo nos lo ponía de manifiesto y yo creo que Langreo necesita un lavado de cara importante, porque mejorando nuestra imagen haremos un municipio más atractivo. Entonces la limpieza es uno de los factores importantes para mejorar el municipio, aunque hay muchos más. Además, hay que intentar desbloquear la situación de la plantilla municipal. Es un conflicto importante y nosotros creemos que hay que sentarse y negociar porque mal pueden funcionar los servicios si la plantilla tiene una motivación diferente. Hay que solucionarlo.

- En campaña decía que Langreo está desaprovechado y que necesita desarrollar todo su potencial. Sea más concreta ¿por qué considera que está desaprovechado? Y ¿cuál es ese potencial?

- Hay muchísimas cosas que se pueden hacer y no se hicieron. Hay muchísimas subvenciones que podemos alcanzar a través de fondos europeos y que no podemos desaprovechar. Tenemos que ir muy de la mano de Europa, porque nos olvidamos de que hay muchos fondos que se pierden, que se quedan ahí sin que nadie los reclame, y eso no puede ser. Nosotros queremos entrar en el programa Leader, porque entendemos que nuestro municipio tiene una parte de zona rural, que representa el 80% y si bien al principio entraron los municipios del Alto Nalón, ellos ya han ido culminando sus proyectos y nosotros podemos tener la oportunidad de entrar como están entrando el resto de municipios. Sería un pilar importante para mejorar la calidad de vida de los pueblos, que tanto nos preocupa porque hay que intentar asentar población también ahí. 

- El municipio tiene grandes proyectos atascados: el soterramiento, el centro de discapacitados de Barros, el palacio de justicia, los terrenos del Conde, Nitrastur… ¿Cómo piensa sacarlos adelante?

- Son temas en los que hay que seguir trabajando. Respecto al soterramiento de Feve, nosotros hicimos el mitin central en el Parque Dorado con José Luis Ábalos, y yo a él le dije expresamente, me dirigí a él para decirle que los langreanos y langreanas nos merecemos que este tren circule de una vez. Su compromiso fue firme y me consta que así será. Estuvo parado por la ausencia de fondos mineros que paralizó el Gobierno de Mariano Rajoy y ahora está teniendo el impulso que tiene que tener y tiene que ser una realidad ya, independientemente de los problemas que haya jurídicos o burocráticos, pienso que se puede licitar de igual manera la obra de la superestructura y que eso salga adelante aún cuando el convenio vaya por otro camino redactándose de la manera adecuada. Eso, yo entiendo, que no debe impedir la ejecución de la obra.

- ¿Se ve con ventaja para llevarlos a cabo porque los gobiernos central y regional son del mismo signo?

- ¡Claro! Para mí es muy importante el que el Gobierno central sea socialista y como siempre decimos que la agenda asturiana ahora está muy presente en él, porque tenemos representantes como Adriana Lastra o María Luisa Carcedo, pues todo eso hace que las cuestiones de Asturias estén encima de la mesa y sean temas importante, y lo demostraron con la negociación del plan de Hunosa, que es el ejemplo de transición justa. Entonces, eso influye muchísimo, y evidentemente que Adrián Barbón esté en la presidencia del Principado nos viene muy bien.

- Una de sus mayores preocupaciones es la falta de empleo ¿qué iniciativas plantea para crear puestos de trabajo en el municipio?

- Vamos a crear una concejalía de empleo que lleve además comercio porque entendemos que es muy importante conectar con todo lo ya existente, empresas y comercio, que se sientan cómodos, que estrechemos lazos, que estemos totalmente en comunicación y, además de eso, habrá que buscar e intentar atraer empresas a Langreo para reactivar el municipio, y esa va a ser una de nuestras prioridades.

- Supongo que no pierde de vista las cifras de población, porque Langreo va cuesta abajo y parece que sin frenos.

- Es cierto, pero también que el tema de la despoblación trasciende un poco del tema municipal. No afecta sólo a Langreo, sino que afecta a toda Asturias y concretamente a la zona norte. Es, por tanto, muy importante todo lo que se haga a nivel estatal. Me consta que el Gobierno de Pedro Sánchez está trabajando en ese tema y que Adrián Barbón lleva en su programa crear la figura de un comisario demográfico para trabajar conjuntamente la políticas del gobierno regional con las del Gobierno de la nación. Es decir, que para él también es una prioridad y eso me da tranquilidad y seguridad.

- Desde que salió elegida candidata del PSOE se ha reunido con decenas de asociaciones que le han traslado la problemática del concejo ¿vas a ser capaz de dar respuesta a todas?

- Hay muchas cosas que son fáciles, que son sencillas de realizar y no habrá mayor problema. Otras que son de organización, que creo que sentándome y viendo las cosas con mi equipo de concejales podremos resolver; y hay alguna cosa que será más difícil y que nos la plantearemos como un reto. Pero ninguna va a caer en saco roto y, desde luego, voy a seguir manteniendo el mismo contacto con todas ellas.

- En un ámbito supramunicipal, la previsión es que los cinco concejos del Nalón tengan gobiernos del PSOE ¿qué propone hacer con la Mancomunidad, un ente prácticamente muerto?

- La Mancomunidad es un ente que tendríamos que aprovechar más todos. Ahora que somos los cinco alcaldes del mismo signo sería importante impulsarla de verdad. Pero, claro, no sólo tenemos que implicarnos los socialistas, ahí tiene que haber implicación de todo los grupos políticos, porque vale ya de decir que es el chiringuito del PSOE, porque no es ningún chiringuito, sino algo que queremos que funcione para servicios y si conseguimos hacer proyectos en común para los cinco ayuntamientos, proyectos que podría liderar la mancomunidad, estaríamos hablando de una comarca de 70.000 habitantes, y con una comarca así hay muchísimas subvenciones de Europa que podemos recibir para que funcionen los servicios. Sólo se necesita voluntad y unión y no pensar que estamos haciendo políticas partidistas. Hay que mirar por mejorar los intereses de la gente y sólo uniéndonos vamos a poder conseguir cosas porque en Europa, cuanto más nos unamos, incluso con distinto signo político, más fuerza hacemos.

- El Conservatorio es una de las espitas abiertas ¿cómo lo van a gestionar?

- Eso sale de una resolución plenaria como consecuencia del cambio de la Ley de Sostenibilidad y parece que las competencias de la Mancomunidad no son la educación y al ser una enseñanza regulada es una competencia impropia. Esto se lleva a Pleno y todo el mundo está de acuerdo y se toma la decisión de llevar esto al ámbito judicial. Nosotros dijimos desde un primer momento que estábamos dispuestos a negociar, que siempre es mejor un mal acuerdo que un buen pleito. Entonces, el acuerdo siempre está encima de la mesa dejando claro que nunca se puso en riesgo la viabilidad del Conservatorio y mucho menos de la plantilla, pero yo creo que con Adrián Barbón en el Principado no creo que haya ningún problema con el resto de alcaldes para darle una solución negociada.

- El que Adrián Barbón haya ganado para presidir el Principado, ¿le da más expectativas para que al concejo le vaya mejor?

- Es de esperar que a cada uno le tire su tierra y ya no para ayudar más, sino para que sea más sensible a determinados temas que conoce de raíz y que sabrá de que estamos hablando. No habrá que partir de cero. Él ya sabrá lo que hay. Yo creo que Adrián tiene claro que hay que hacer en Asturias.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

«Intentar atraer empresas a Langreo para reactivar el municipio es una de nuestras prioridades»