La ciclogénesis explosiva «Miguel», viento y lluvia a las puertas del fin de semana

La borrasca se deja notar ya en la región, acostumbrada a los cambios meteorológicos bruscos

Un grupo de personas pasea por la playa de San Lorenzo de Gijon, bajo la lluvia y el viento
Un grupo de personas pasea por la playa de San Lorenzo de Gijon, bajo la lluvia y el viento

Redacción

Bautizada como Miguel, se espera que esta borrasca no llegue hasta mañana a Asturias, aunque los efectos de la ciclogénesis explosiva ya se están dejando notar en la región. Los cambios bruscos de tiempo, las repentinas lluvias y la bajada de temperaturas son muestras que que la borrasca se encuentra ya a las puertas de la comunidad. Lo peor llegará la jornada de este jueves, con rachas de viento superiores a los 80 kilómetros por hora, según eltiempo.es. Si el tiempo en la región acostumbra a vaivenes, y uno no sabe qué llevar puesto al salir a la calle, llega Miguel para ponerlo todo patas arriba, aunque no sea por mucho tiempo. 

A pesar de que lo peor de la borrasca se dará en Galicia, Asturias no saldrá indemne. La costa de la región se encontrará mañana en en alerta naranja por olas que pueden llegar a los cinco metros. El viento será el protagonista de la jornada en la comunidad, y las rachas serán especialmente fuertes tanto en el litoral como en el interior, sobre todo en la cordillera. Por otra parte, las lluvias se extenderán de oeste a este, y los chubascos acabarán cubriendo toda la comunidad. 

Miguel es una prueba más de que el tiempo en la región en los últimos tiempos se ha vuelto completamente loco. No es extraño disfrutar de semanas de calor veraniego para dar la bienvenida en primeros de junio a una ciclogénesis explosiva. Este fenómeno meteorológico, no obstante, no durará mucho en Asturias. El viernes se comenzará a instalar cierta estabilidad en la región, con un ambiente húmedo y unas mínimas y máximas que serán suaves. Como se suele decir, después de la tormenta viene la calma, y la comunidad, acostumbrada a estos vaivenes en el tiempo, disfrutará a partir de este viernes de un respiro tras tanta locura.

Bautizo de las borrascas

Desde 2017, Météo-France, el servicio meteorológico español, AEMET y el servicio meteorológico portugués, IMPA, por un lado, y sus contrapartes británica e irlandesa, por otro lado, están estableciendo dos listas de nombres para las borrascas que afectarán a Europa en los próximos meses. La borrasca conserva el mismo nombre a lo largo de su ciclo de vida, incluso si afecta a los países del otro grupo.

Cuadro de nombres de borrascas
Cuadro de nombres de borrascas

Una ciclogénesis explosiva golpeará Asturias este jueves

XAVIER FONSECA / NACHO G.RUANO
Una intensa lluvia en las calles de Oviedo
Una intensa lluvia en las calles de Oviedo

Los vientos superarán los 80 kilómetros por hora en la región

La prueba de que el tiempo se ha vuelto un poco loco no es la montaña rusa meteorológica en la que estamos desde el pasado mes de febrero. Tampoco el episodio de temperaturas que se vivió hace unas jornadas en Asturias, donde los registros térmicos se asemejaron más al período estival que al mes de mayo, sino la inminente visita de una ciclogénesis explosiva a comienzos de junio.

Una borrasca explosiva es, en realidad, como cualquier otra, pero su presión desciende de forma brusca en poco tiempo. Cuando cae más de veinte milibares en 24 horas se considera un ciclón explosivo. Suelen formarse sobre todo en el invierno, cuando la radiación solar disminuye en el hemisferio norte y el aire frío alimenta potentes ciclones. Sin embargo, la configuración atmosférica actual, con el jet stream circulando con meandros y desplazando aire gélido de origen polar, ha permitido que se forme una en esta época del año.

Seguir leyendo

Comentarios

La ciclogénesis explosiva «Miguel», viento y lluvia a las puertas del fin de semana