Redacción

En un lugar próximo a las instalaciones del acuartelamiento Cabo Noval se ha realizado una práctica de resolución de incidente en la que se simulado un incendio forestal. En el simulacro se han desarrollado secuencialmente los procedimientos marcados en el plan de autoprotección del acuartelamiento y se comprobaron los protocolos de actuación y colaboración de los servicios del acuartelamiento Cabo Noval con la Guardia Civil, Bomberos de Asturias y la fundación del transporte sanitario de Asturias.

Este protocolo permite dar una respuesta eficiente a la extinción de incendios forestales en zonas de responsabilidad del Ministerio de Defensa (ejército de tierra) en Asturias, con el necesario apoyo del dispositivo del operativo de lucha contra incendios forestales del Principado de Asturias. En este caso se ha partido del supuesto en el que un incendio forestal es detectado en la zona sur del acuartelamiento, propagándose en dirección norte, llegando a pasar al interior del acuartelamiento y afectando al punto limpio.

Los equipos de primera intervención del acuartelamiento Cabo Noval actuaron en primera instancia con sus medios orgánicos específicos, pero ante las dimensiones del incendio y el inminente riesgo de que el fuego afectase a las instalaciones, el representante militar designado alertó al 112 que activa los medios necesarios. En respuesta a esta llamada, Bomberos de Asturias desplegó una dotación de ocho efectivos al mando del jefe de zona que contó con dos camiones autobomba urbana, otro camión autobomba forestal y dos vehículos ligeros de mando. En cuanto a los medios aéreos, se pudo contar con la intervención de un helicóptero de extinción incendios forestales, informa Europa Press.

Según el protocolo en vigor, hasta la llegada de los medios específicos de extinción del Principado de Asturias la dirección del personal y medios del ET recae en el representante militar designado y una vez se incorporen a la extinción los medios del Principado la dirección técnica de la emergencia pasaría al técnico autonómico. Por otro lado, en este ejercicio se alertó a la Guardia Civil de Noreña con la finalidad de facilitar el acceso de los medios de emergencias por la carretera SI-4, garantizar su capacidad logística y evitar que los vehículos particulares que transitan por la zona se vieran atrapados.

Ante la eventual presencia de heridos por quemaduras, el servicio sanitario del acuartelamiento Cabo Noval estableció un puesto de socorro bajo la dirección del oficial médico, que contó con dos oficiales enfermeros, personal sanitario y una ambulancia todoterreno. Con objeto de evacuar a los posibles heridos en las mejores condiciones y con rapidez se solicitó la presencia de ambulancias de transporte aanitario de Asturias (Trasinsa), que en este ejercicio aportó una ambulancia medicalizable tipo B, soporte vital básico (SVB) y una ambulancia medicalizada tipo C, soporte vital avanzado (SVA-UVI Móvil) y 3 técnicos en emergencias sanitarias, 1 DUE y 1 médico. El simulacro se desarrolló con total normalidad, pudiendo constatar la vigencia de los procedimientos de actuación que los servicios del acuartelamiento Cabo Noval tienen ante este tipo de situaciones.

Comentarios

Un incendio forestal (simulado) activa la alerta del Cabo Noval