Así son los mejores alumnos de la EBAU

La mayor parte de los jóvenes proceden del bachiller de Ciencias y tienen un 9,9 de nota media

Las mejoras notas de la EBAU en Asturias en 2019
Las mejoras notas de la EBAU en Asturias en 2019
Lide Lasarte
Redacción

El futuro está más cerca que nunca para los jóvenes asturianos que tras una espera que se les ha hecho eterna han conocido las notas del examen que abrirá las puertas a su nueva vida universitaria. Después de los nervios propios de la EBAU, las sonrisas se han abierto paso y las sensaciones positivas han protagonizado las historias de muchos de los examinados. Sobre todo de los que han entrado en la lista de los mejores con notas que van desde el 9,95 al 9,9. Todos ellos lo tienen claro: la clave para escoger la carrera deseada es organizarse. La buena planificación de estudios desde mayo les ha llevado a recoger un expediente brillante. Los alumnos de este top 13 de los mejores resultados en la Selectividad se reparten entre los institutos públicos (7) y los privados (6) y en su mayoría provienen del bachiller Científico. 

Adrián Sebastián Filipescu

Adrián Sebastián Filipescu Stanciu
Adrián Sebastián Filipescu Stanciu

Filipescu es uno de los mejores ejemplos de cómo la constancia y el esfuerzo pueden llevar al éxito. El 9,9 obtenido en la EBAU hará que pueda cursar la carrera de Medicina en la Universidad de Oviedo. Entre las preferencias dentro de la carrera del hasta ahora estudiante de bachillerato Científico en el colegio privado Laude Palacio de Granda está la cardiología, aunque reconoce que «es demasiado pronto para saberlo». De momento mira hacia el futuro con optimismo y con la certeza de saber que el único secreto para sacar buenas notas es «dedicar muchas horas al estudio». «También tengo que decir que física y mates las preparé con un amigo para ayudarnos con los temarios y que los los profesores nos fueron orientando bien» porque, en asignaturas como filosofía «la profesora acertó con las preguntas que caerían en el examen». La prueba de Lengua fue la más fácil para él aunque la de Biología «fue un poco rara ya que no era un examen como esperábamos». Como anécdota: Adrián es hijo de Iulian Filipescu, exjugador del Betis. 

Saúl Teijeiro

Saúl Teijeiro
Saúl Teijeiro

En el I.E.S. Carreño Miranda de Avilés, Saúl Teijeiro Suárez ha sacado una nota media de 9,95. En principio se encamina hacia la carrera de medicina en Oviedo pero cuenta que de pequeño «quería ser bombero». Siguiendo con esta inquietud que tenía de joven, dentro de la medicina está planteándose especializarse en urgencias. Defiende que para preparar los exámenes «no hay un método específico, cada uno tiene su forma de estudiar». Además, no le parece que el examen de la EBAU haya sido especialmente difícil aunque «depende un poco de la asignatura». Por ejemplo, Inglés y Lengua han sido las más difíciles para él: «puede que sea gusto personal, pero son asignaturas más de redactar, más subjetivas y se me hacen más complicadas». Considera que un examen común de la EBAU es necesario «para que todos los estudiantes puedan partir de un mismo nivel en la universidad».

 Marta Medina

Marta Medina
Marta Medina

Marta Medina ha sido una de las protagonistas de esta EBAU 2019. Con un 9,9 de media, esta estudiante del colegio privado bilingüe San Fernando tuvo claras sus preferencias académicas desde sus inicios en bachiller: «Siempre me han gustado las ciencias pero no sabía por cuál decantarme, el poder elegir el doble grado es perfecto para mí». Por ello estudiará el doble grado de Física y Matemáticas en Oviedo. Aunque considera que es todavía demasiado pronto para saber qué es lo que va a hacer después, primero quiere centrarse «en terminar la carrera», ha conseguido buenos resultados «trabajando un poco todos los días; no dejando nada para el final, que es mucho, y teniendo suerte el día del examen». Medina no tiene un truco concreto a la hora de estudiar, aunque dice que prefiere hacerlo de su propia letra, por lo que se prepara sus apuntes y esquemas. Sobre el examen de la EBAU de este año cuenta: «La dificultad me ha parecido similar a los años anteriores». Aunque es cierto que hay algunas asignaturas que acarrean más trabajo que otras, «Historia por ejemplo tiene un temario muy amplio y hay que dedicarle más tiempo». En cuanto a si es necesario un examen único para todas las comunidades opina: «Hay diferencias entre unos exámenes y otros y mientras el sistema siga siendo así esto puede perjudicar a algunos». Pero también cree que en los resultados «influyen más factores».

Ignacio de la Vega

Ignacio de la Vega
Ignacio de la Vega

Después de haber estudiado el bachiller Científico en el colegio privado de la Inmaculada en Gijón, de la Vega tiene claro su futuro después de haber estado dudoso durante sus años en el instituto: «No sabía muy bien lo que iba a estudiar, pero al final me he decidido por Medicina». Después de esta decisión y de haber sacado un 9,9 cursará la carrera en la Universidad de Oviedo. «El examen salió bastante bien aunque no contaba con los nervios», cuenta y añade que se sorprendió para bien con la prueba de matemáticas ya que se la esperaba más difícil porque «el año pasado todo el mundo decía que había sido muy complicada». «Al final la complicación está en entender bien las preguntas y leerlas con calma. Nos preparamos mucho por el miedo que tenemos a la selectividad pero luego no es tan dificil», añade. 

Javier Puerta

Javier Puerta
Javier Puerta

Javier Puerta Gómez, del I.E.S. Montevil de Gijón, está todavía decidiéndose entre el grado de Matemáticas y Física en Oviedo y la Academia General Militar. Con la nota media de 9,9 que ha obtenido, no va a tener dificultades a la hora de encaminarse por un camino u otro. Según cuenta: «Las ciencias me gustan mucho pero lo militar siempre me ha interesado también». Si finalmente decide estudiar el grado, tiene claro que después va a tirar «por el ámbito de la investigación, para poder seguir ampliando el conocimiento». A la hora de estudiar para los exámenes semestrales aconseja «ir a clase y atender, con eso ya no necesitas mucho más». Aunque su experiencia en la EBAU ha sido algo distinta, ya que ha tenido que meter «una panzada en la biblioteca de varios días». Sin embargo, deja claro que para estudiar «no hay trucos, solo leer con atención». En cuanto al examen afirma: «Ha sido normal, como otros años, siempre hay una opción más difícil en la que van a pillar pero basta con elegir la otra». Pero sí que está de acuerdo con las solicitudes de un examen común para todas las comunidades. «En Asturias hay mucha más materia en la asignatura de Historia, yo tengo amigos de fuera y no tienen que estudiar tanto», confirma.

Alejandro Forlano

Alejandro Forlano Alonso
Alejandro Forlano Alonso

Alejandro Forlano Alonso tiene un 9,9 de media, por lo que va a poder entrar en el grado que siempre ha querido. «Siempre he sabido que me gustaban las matemáticas y la física, por suerte he sacado la nota necesaria para entrar en el grado doble de Física y Matemáticas», declara. Sin embargo, el alumno del colegio privado Santa Teresa de Jesús no quiere adelantarse en sus planes, por ahora va a centrarse «en ir de Erasmus y sacar la carrera» y más adelante «decidiré qué máster hacer». En cuanto a sus métodos de estudio dice: «La verdad es que siempre he hecho lo mismo, no podría decir nada en concreto». La palabra clave sería «organización» ya que junto con los estudios ha podido coordinar sus partidos en la Liga Nacional Juvenil con el Vallobín y salir de fiesta con los amigos. Del examen de la EBAU, la única asignatura que le ha parecido algo más difícil es la de Matemáticas. «Pensaba que iba a ser mi nota más baja, pero por suerte al final no ha sido para tanto», comenta. Pero en general, es un examen que «si lo llevas al día no tienes problemas». Sin embargo está completamente de acuerdo con que se unifique el examen en todas las comunidades.

Guillermo Mañana 

Guillermo Mañana González
Guillermo Mañana González

 «Yo hice un planing rígido que luego no seguí. La clave es no estresarse y no ceñirse 100% al plan inicial porque luego te sientes mal», explica Mañana, que añade que a pesar de que pudo estudiarlo todo «bastante bien» tuvo que dejarse algunas «cosas en el aire» porque no le quedaba más remedio. Aún con el estrés que produce la prueba y la preparación que afirma llevar desde mayo, su resultado impecable (9,8) le ha llevado a poder estudiar el doble grado de Matemáticas y Física en la Universidad de Oviedo. 

Comentarios

Así son los mejores alumnos de la EBAU