Una de las estudiantes de Luanco que rechazó la matrícula de honor saca la mejor nota de la EBAU

La alumna Carmen Vigil, que denunció el sistema de asignación de las matrículas de honor por injusto, ha sacado un 9,95 en la EBAU

Carmen Vigil, alumna con la mejor nota de la EBAU 2018-2019
Carmen Vigil, alumna con la mejor nota de la EBAU 2018-2019

Oviedo

Una de las dos alumnos que hace unos días renunciaba a su matrícula de honor en el Instituto Cristo del Socorro de Luanco en protesta por el obsoleto sistema burocrático que obligó a sortear las dos matrículas entre las cuatro compañeras merecedoras de la misma, ha sacado ahora la mejor nota de la EBAU, un 9,95. Carmen Vigil, logró esta puntación en la prueba de acceso a la Universidad, que también consiguieron otros cuatro alumnos de los centros Paula Frassinetti; IES Ramón Areces; IES Carreño Miranda y del IES Jovellanos. Una alumna del Palacio de Granda logró un 9,92; mientras que otros siete estudiantes obtuvieron un 9,9.

Según informa Europa Press, la estudiante luanquina fue una de las cuatro alumnas del Instituto Cristo del Socorro que compartían un expediente académico impecable, con una media de 10 en 2ª de Bachillerato. Precisamente porque entre ellas no había diferencias, la matricula de honor que merecían les fue entregada por sorteo. Carmen Vigil y Virginia Fernández ganaron este título, que lejos de ser económico es una mención por la que en un principio no deberían de poner trabas para concedérsela a las cuatro, pero que solo pueden otorgar a un alumno por cada 20. Por esta misma razón, y porque creen que todas se lo merecen por igual y que no habría que echarlo a suertes, las dos compañeras renunciaron al premio ante la Consejería.

Dos alumnas con una nota media de 10 renuncian a sus matrículas de honor

Carmen Fernández
Carmen Ruiz (arriba a la izquierda), Virginia Fernández (arriba a la derecha), Carmen Vigil (abajo a la izquierda) e Irene González-Pola (abajo a la derecha)
Carmen Ruiz (arriba a la izquierda), Virginia Fernández (arriba a la derecha), Carmen Vigil (abajo a la izquierda) e Irene González-Pola (abajo a la derecha)

Virginia Fernández y Carmen Vigil, estudiantes del IES de Luanco,  rechazan el honor como protesta contra el obsoleto sistema burocrático

Virginia Fernández, Carmen Vigil, Irene González-Pola y Carmen Ruiz son compañeras del IES Cristo del Socorro en Luanco. Las cuatro comparten un expediente académico impecable, con una media de 10 en 2ª de Bachillerato que les servirá para continuar su vida académica y elegir un futuro brillante. Precisamente porque entre ellas no hay diferencias, la matricula de honor que tanto se merecen les ha sido entregada por sorteo. Fernández y Vigil ganaron este título, que lejos de ser económico es una mención por la que en un principio no deberían de poner trabas para concedérsela a las cuatro, pero que «por ser un trámite burocrático desfasado» solo pueden otorgar a un alumno por cada 20. Por esta misma razón, y porque creen que todas se lo merecen por igual y que no habría que «echarlo a suertes», las dos compañeras quieren renunciar al premio ante la Consejería. 

Seguir leyendo

Valora este artículo

10 votos
Tags
Comentarios

Una de las estudiantes de Luanco que rechazó la matrícula de honor saca la mejor nota de la EBAU