Barbón alerta que el fracaso en la investidura afecta a asuntos pendientes en Asturias

El presidente asturiano señala que la falta de Gobierno afectará a «la culminación de las infraestructuras» y a la aprobación «del estatatuto de industria electrointensiva»

El nuevo ejecutivo asturiano liderado por el presidente del Principado, Adrián Barbón (c), durante su primer consejo de gobierno celebrado este jueves en Junta General del Principado, tras la toma de posesión del cargo de los integrantes del gabinete.
El nuevo ejecutivo asturiano liderado por el presidente del Principado, Adrián Barbón (c), durante su primer consejo de gobierno celebrado este jueves en Junta General del Principado, tras la toma de posesión del cargo de los integrantes del gabinete.

El presidente asturiano, Adrián Barbón, calificó al término de su primer Consejo de Gobierno de «mala noticia» el hecho de que esta mañana fracasara la sesión de investidura en el Congreso de los Diputados y recalcó que lo era especialmente para el Principado «porque que no haya gobierno nos afecta en la culminación de las infraestructuras pendientes y la aprobación del estatuto de las industrias electrointensivas».

La jornada en Madrid era un contraste con la de Oviedo. Apenas unos momentos después de que se ratificara el fracaso de la investidura en el Congreso comenzaban a tomar posesión de sus cargos los diez nuevos consejeros del Ejecutivo autonómico. Antes de que se celebrara un pleno extraordinario para debatir una reforma del reglamento de la Junta General para permitir formar grupo propio a los partidos con dos escaños (que en Asturias son Foro, IU y Vox), Barbón mantuvo su primera reunión con el equipo de gobierno, un encuentro constituyente de carácter protocolario. Al finalizar valoró lo sucedido en el Estado y Barbón respaldó las palabras de Pedro Sánchez a la hora de destacar que «para ser presidente del Gobierno no vale todo y menos el futuro de España».

Además, a su juicio, el fracaso de las negociaciones con Unidas Podemos responde a que «alguien está interpretando mal lo que significa negociar» y apuntó que no se trata de «ir a máximos».

Respecto a los nuevos nombramientos, Barbón destacó que pidió a los consejeros que sean «permeables» y que estén atentos a lo que sucede en la calle. «Asturias siempre está por descubrir, no seamos un gobierno ensimismado». En su discurso, antes de esa primera reunión del nuevo Ejecutivo, el presidente asturiano ya tuvo palabras para reclamar que en la nueva legislatura autonómica primer el pacto y advertir contra «los fanáticos de la intransigencia y el cierre de filas, del bloqueo».

El en el acto solemne en la Junta General,  primero en prometer su cargo ante la Constitución y el Estatuto de Autonomía de Asturias fue el vicepresidente y consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, que, como mano derecha de Barbón, ejercerá las labores de coordinación de todo el Ejecutivo.

A continuación lo hicieron el de consejeros: Presidencia, Rita Camblor; Sanidad, Pablo Fernández; Hacienda, Ana Cárcaba García; Educación, Carmen Suárez Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez; Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán (que lo hizo en lengua asturiana); Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández; Derechos Sociales y Bienestar, Melania Álvarez García; y Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca, Alejandro Calvo.

Comentarios

Barbón alerta que el fracaso en la investidura afecta a asuntos pendientes en Asturias