Aparece muerta la ballena avistada cerca de Asturias

La aliblanca joven y flaca apareció flotando en una cala gallega

;
Una ballena entra en la playa de O Torno, en San Cibrao El mamífero marino se acercó a escasos metro de la arena

cervo / la voz

La joven ballena que se aproximó a las costas gallegas y asturianas ha aparecido muerta. Especialistas de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) le practicaron la necropsia este lunes por la mañana. Después de una primera inspección el domingo por la tarde, tomaron datos y recogieron muestras que ahora analizarán en laboratorio. No será fácil comprobarlo por su estado de descomposición, pero Alfredo López, biólogo de la Cemma, apunta que la ballena que apareció muerta este domingo en San Cibrao «posiblemente» es la misma que el día 25 se adentró nadando en la playa.

Causaron sensación los vídeos del cetáceo nadando al pie del arenal urbano de San Cibrao, muy cerca de Ribadeo. Sorprendieron porque no suele ser habitual que esos mamíferos se aproximen tanto a la orilla. Ahora que ha sido hallada flotando en una cala próxima a otra playa, todo indica que el 25 intentaba varar para morir. Probablemente «por medo», ese día acabó alejándose nadando, explica Alfredo López. Seguramente no mar adentro, como parecía, sino buscando lo que no había conseguido. Por el estado de descomposición del cetáceo, los especialistas de la Cemma consideran que pereció el mismo día 25.

A la espera del resultado detallado de la necropsia, los biólogos de la Cemma revelan que era un rorcual aliblanco hembra, un ejemplar juvenil de entre uno y dos años de edad que medía cuatro metros de largo y pesaba cuatrocientos kilos. Es la especie más pequeña de los rorcuales, también se conoce como ballena enana y en su edad adulta puede acercarse a los seis metros de longitud y pesar unos 5.500 kilos. La que apareció muerta coincide en tamaño con la que se adentró en la playa urbana de San Cibrao, en Galicia, aunque para acreditar que es la misma del día 25 cotejarán la forma de las aletas, tarea que dificulta el grado de descomposición de la muerta. 

Incinerada

Al concluir la recogida de datos y de muestras de este lunes por la mañana, cargaron el cetáceo en un camión y lo transportaron a una planta de incineración. Ahí remató la odisea de una ballena joven que despertó la atención de miles de personas cuando se aproximó a la costa y los socorristas de esa playa, entre otros, difundieron vídeos e imágenes. De ahí marchó como llegó, nadando, y nada se supo de ella hasta que el domingo por la mañana apareció flotando en las inmediaciones. Se movilizó la Guardia Civil y personal del Grupo de Emerxencias Supramunicipal de Cervo, que la remolcó con una moto acuática hasta el puerto de San Cibrao.

Comentarios

Aparece muerta la ballena avistada cerca de Asturias