Agosto: tiempo cambiante y sin noticias del calor

La previsión mensual señala que la meteorología seguirá siendo muy inestable en Asturias y con temperaturas discretas


Arranca  el tercer mes del verano. Con la previsión estacional en la mano, no se atisba un cambio de tendencia en la dinámica meteorológica. El tiempo en agosto seguirá comportándose de forma muy cambiante. Al menos durante las primeras tres semanas, tal y como apunta el pronóstico mensual elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología.

Un viernes para aprovechar

Hasta mañana, día en que la comunidad disfrutará de una jornada veraniega, habrá que tener el paraguas a mano, por si acaso. Las nubes tomarán el cielo de la región durante el día, y cabe la posibilidad de chubascos débiles en la comunidad. El comienzo del fin de semana, no obstante, invita a aprovechar la jornada de mañana para ir a la playa y gozar del astro rey, ya que durante agosto no se sabrá a ciencia cierta cuántos días podrá verse el sol. Las temperaturas este viernes serán altas en toda la región, con máximas que llegarán a los 27 grados en Cangas del Narcea, 26 en San Martín del Rey Aurelio o 27 en Mieres, según indica la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). 

Llega la inestabilidad

El sábado los habitantes de algunos concejos podrán seguir disfrutando de un día radiante, como será el caso de Cangas del Narcea o San Martín del Rey Aurelio. Sin embargo, el resto de la región no contará con esta suerte. Está previsto que el viento vuelva a soplar de componente oeste. Habrá más nubosidad, especialmente en las provincias atlánticas, donde podrían registrarse, además, algunas precipitaciones débiles, como es el caso de gran parte del territorio asturiano.

La semana que viene la inestabilidad irá en aumento. El anticiclón se retira hacia el sur y las borrascas volverán a ser protagonistas. Esta previsión explica por qué la Aemet está señalando ahora mismo una anomalía positiva de precipitación (más lluvia de lo habitual) a partir del 5 de agosto. Algunos de los sistemas de bajas presiones que van a afectar a Asturias incluso podrían descargar bastante agua. 

Largo plazo

La situación actual no permite que los modelos de predicción a medio y largo plazo sean fiables. La variabilidad es tan elevada que es casi imposible saber qué pasará en la segunda quincena de agosto. De todas formas, tal y como queda reflejado en los mapas de la Aemet, no se espera ningún giro de 180 grados que permita que el tiempo seco y cálido se instale durante un período prolongado. Y a estas altura eso sería al menos una semana. Desde que comenzó la estación, Asturias no ha conseguido acumular siete días consecutivos de cielo despejado y altas temperaturas.

El papel del anticiclón

La evolución del tiempo en agosto dependerá en última instancia de las altas presiones de las Azores. El anticiclón oceánico lleva dos meses sin sentirse cómodo y no acaba de situarse en una posición fija. Mientras se mantenga así, este mes los asturianos deberán exprimir al máximo cada minuto de sol.

Comentarios

Agosto: tiempo cambiante y sin noticias del calor