Tras las tormentas, el bochorno: Asturias superará los 30 grados

El vaivén meteorológico no para en agosto, y tras los recientes aguaceros llegan días de mucho calor y humedad

Ola de calor en Asturias.Ola de calor en Asturias
Ola de calor en Asturias

Redacción

Vaticinar lo que ocurra a medio y largo plazo en el complejo tiempo veraniego asturiano es muy difícil, por lo que es recomendable ir día a día con las previsiones. Sobre todo cuando se trata de un mes tan inestable como el agosto que está viviendo la comunidad, en donde la primera semana ya se han sufrido tormentas y disfrutado de cielos despejados, además de una humedad palpable en el ambiente. Si los aguaceros fueron los protagonistas de la jornada de ayer, mañana la nota la darán las altas temperaturas que alcanzará la región, con máximas superiores a los 30 grados en varios puntos de Asturias, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). No obstante, conviene tener a mano el paraguas ante las posibilidades de lluvia, que crecerán conforme avance la jornada.

Las máximas que estos días se han mantenido en torno a los 26 grados experimentarán una subida de entre cinco y seis grados en la región. Las calderas de la comunidad serán Mieres, con un tope de 33 grados, Langreo, con la misma temperatura, y San Martín del Rey Aurelio, también con 33 grados. Sin embargo, este calor estará acompañado por una humedad que ya ha estado presente estos días previos y que dará lugar a una sensación de bochorno para este jueves. 

Un fin de semana pasado por agua

El viernes se volverán a los registros previos, con máximas y mínimas más acordes a las que han habido en la región durante la primera semana de agosto. Los termómetros marcaran registros tope de entre 26 y 28 grados, mientras que las mínimas se situarán en una horquilla desde los 14 de Cangas del Narcea hasta los 18 de Oviedo. Durante la primera mitad del día las lluvias serán generalizadas en toda la región, mientras que a partir del mediodía descenderá las probabilidades de chubascos. 

El sábado y domingo serán días más característicos de algunos tramos de la primavera, ya que habrá una caída notable de las temperaturas tanto mínimas como máximas que se acentuará el último día de la semana. Si para el sábado se espera una caída de cinco grados de máxima en Oviedo, Mieres y San Martín del Rey Aurelio, para el domingo se repetirá este descenso, lo que se traduce en una caída de diez grados en apenas dos días. Este panorama térmico, unido a las lluvias que se instalarán en Asturias y a las posibilidades de nevada en las zonas de mayor altitud, hará que se pasen en dos días del bochorno a la primavera.

Comentarios

Tras las tormentas, el bochorno: Asturias superará los 30 grados