El movimiento más esperado del anticiclón

A partir del martes Asturias se beneficiará de una situación meteorólogica completamente nueva este verano. Regresan el sol y el calor

Playa de Xagó, en Asturias, en un idílico día veraniego
Playa de Xagó, en Asturias, en un idílico día veraniego

Redaccion

Algo completamente nuevo sucederá la próxima semana en Asturias. Una situación que los asturianos llevan deseando desde hace meses. Llegados a este punto conviene contextualizar.

El verano es la estación del año del sol y el calor. El tiempo seco y cálido viene de la mano del anticiclón de las Azores que, coincidiendo con la máxima radiación solar en el hemisferio norte, asciende en latitud. Su presencia se canaliza a través de la circulación del nordés que genera cielos despejados y altas temperaturas.

Sin embargo, el sistema de altas presiones ha estado ausente durante los últimos dos meses. O bien estaba retirado hacia el oeste o al sur. Y cuando abrazaba a la comunidad asturiana lo hacía de formaba muy tímida y apenas tres días. Esta situación explica las condiciones tan cambiantes que han dominado en junio, julio y en lo que va de agosto. También la presencia constante de nubes bajas y la escasez de días de calor.

Esta persistencia de la inestabilidad meteorológica respondía a dos anomalías: la configuración de la corriente en chorro y el estado de la oscilación del Atlántico norte. El jet stream debilitado empujaba masas de aire frío hacia el sur y la fase negativa de la NAO justificaba el comportamiento del anticiclón de las Azores.

Para que los meteorólogos pudiesen anunciar sol y calor en toda la comunidad resultaba imprescindible que el anticiclón diese un paso al frente. Es decir, que destacase en los mapas meteorológicos con una presión elevada y que, además, se situase lo más cerca posible de Asturias. Esto es algo que ya va a suceder la próxima semana. Su presión central superará los 1.030 milibares, algo que no se había visto en todo el período estival.

Aunque algo todavía más importante tendrá lugar a partir del martes. Cuando el anticiclón se sitúa el norte de la Península, los vientos que giran a favor de las agujas del reloj, permiten que llegue aire cálido desde el norte de África. Y esto es precisamente lo que ahora mismo están mostrando los mapas. Se trata de una configuración que no se ha producido en toda la estación.

A medida que avance la semana la influencia del sistema de altas presiones será cada vez más intensa. Por primera vez, los modelos de temperatura señalan anomalías positivas en la comunidad (por encima de la media). En definitiva, este es el giro de 180 grados que la comunidad estaba demandando. Queda saber cuánto va a durar. La buena noticia es que en este nuevo escenario la posibilidad de tener una influencia prolongada aumenta considerablemente.

Comentarios

El movimiento más esperado del anticiclón