Un líder social

Los autores glosan la labor de Juan Luis Núñez el fundador del Banco de Alimentos en Asturias

Juan Luis Nuñez
Juan Luis Nuñez
Antonio Blanco Prieto

Muchas personas que lean estas líneas y nos conozcan cuestionarán su objetividad: «Qqué van a decir ellos de Juan, si son íntimos». No podemos negar que nuestras palabras son subjetivas, pero solo somos dos personas al frente de otras muchas que comparten muestras de agradecimiento y respeto por tu compromiso social.

En silencio, y con absoluta discreción, has dejado el Banco de Alimentos de Asturias.  Pero por mucho que desees avanzar sin despedidas, para nuestra comunidad -y muy especialmente para su sector asociativo- eras, y seguirás siendo, Juan Luis Núñez el del Banco de Alimentos. Y su imagen en el recuerdo.

Desde que decidiste, siendo treintañero y con hijos pequeños, compaginar tu actividad como directivo comercial con el voluntariado de acción social, siempre has querido aplicar tu experiencia y habilidades a la gestión de entidades no lucrativas, dotándolas de una visión estratégica para asegurar su sostenibilidad no solo social sino también económica. Y desde aquel taller de velas, para su venta solidaria, en el Albergue Covadonga de Gijón, hasta la creación del Banco de Alimentos en Asturias y su progresivo crecimiento y profesionalización, has logrado un impacto social positivo en cientos de personas desfavorecidas.

A todos tratabas con una dignidad y elegancia que habrán de ser tu huella. Al menos así recordamos tu presencia; con traje o americana, siempre impecable porque para ti, eso también era una forma de expresar respeto al otro. Actuando y tratando por igual a tus interlocutores, fuesen estos directivos de empresas, consejeros o miembros de las entidades que recibían ayuda del Banco.

De un comentario que escuchaste sobre la creación de Bancos de Alimentos en Cataluña, a finales de la década de 1980, y con mucha ilusión, nació la entidad que has llevado hasta las primeras filas, con ese Premio Princesa de Asturias de la Concordia que tanto orgullece a voluntarios, trabajadores y patronos.  Para avanzar en este camino, siempre has dado a las relaciones institucionales la importancia que se merecen, logrando para la entidad un papel destacado en la sociedad civil y su interlocución con los principales actores políticos, económicos y sociales de nuestra región.

Estos momentos de despedida nos permiten recordar y sentirnos orgullosos del trabajo que has realizado, aunque también sentimos tristeza por aquello de la nostalgia. Sabemos que no te gusta personalizar los logros, y por ello también recordamos a muchas personas que, en un equipo que parecía una familia, trabajaron hasta alcanzar metas que al principio parecían utópicas. Quédate con esos recuerdos, los más entrañables, los fructíferos, quédate con la «gran familia del Banco» que acoge a sus voluntarios y patronos, pero también a las entidades receptoras, a las donantes, y a todas aquellas personas que, cada año, disfrutabas convocando para un brindis de Navidad. Quédate con tantas cosas buenas. Fuiste un gran Presidente.

En su magnífica Biografía del silencio, Pablo d’Ors nos recuerda que «el mundo tiene graves problemas por resolver y el ser humano está, por lo general, embebido en problemas minúsculos que ponen de manifiesto su cortedad de miras y su incorregible mezquindad». Esta reflexión siempre te ha impulsado a buscar el equilibrio entre el tiempo para el trabajo, para las aficiones personales, y el tiempo para construir una sociedad con menos desigualdades.

Bien sabemos que no será el Banco tu último proyecto ni la asistencia alimentaria tu última palabra en lo que a ayuda social se refiere, porque estás lleno de inquietudes y de ganas de hacer cosas, porque bien sabes que lo que nos hace humanos es nuestra capacidad para superar el interés individual y pensar en el bienestar general, algo que guarda relación con eso que unos llaman calidad de vida y otros, sencillamente, felicidad.

Gracias por tanto.

* Los autores han trabajado y compartido proyectos con Juan Luis Núñez. Coro Junquera Lantero como vicepresidenta del Banco de Alimentos de Asturias, y Antonio Blanco Prieto en la constitución de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición en España.

Comentarios

Un líder social