Salvar el salmón asturiano

La Voz

ASTURIAS

Evolución de las capturas de salmones y proyección hasta 2030
Evolución de las capturas de salmones y proyección hasta 2030

Carta íntegra publicada por el colectivo Asturias Salmón Vivo que trata de concienciar a la sociedad y preservar

03 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Un grupo de pescadores, en su mayoría con una larga trayectoria en la práctica de la pesca del salmón, presentamos al colectivo de pescadores, a la sociedad asturiana y a nuestra administración, esta iniciativa que no tiene por objetivo mas que tomar conciencia de la extraordinaria crisis que afecta al salmón en los ríos asturianos y promover un estado de opinión que inste y respalde a la administración en la adopción de medidas urgentes y extraordinarias.

El salmón en los ríos asturianos es una de las señas de identidad del ecosistema de nuestra comunidad desde tiempos remotos. Está profundamente enraizado en nuestra cultura y con muy diferentes aproximaciones a lo largo de la historia ha sido y es un elemento muy importante en las economías ribereñas. También el salmón es un excelente indicador de la salud de nuestros ríos y del tipo de relación que nuestra sociedad entabla con el espacio natural donde vivimos. El complejo ciclo vital de los salmones que hace necesaria su supervivencia en pequeños riachuelos de las cabeceras fluviales cuando nace, su desarrollo juvenil durante uno a tres años en el río, su adaptación y migración en el medio marino para su crecimiento durante uno a tres años mas y su última etapa de retorno al río donde nació para madurar sexualmente y reproducirse, usualmente por una sola vez, deberían hacernos considerar como una gigantesca proeza de la naturaleza y de la evolución de las especies, el poder ver un salmón cebándose en cualquiera de nuestros ríos.

En toda el área geográfica donde se distribuye el salmón atlántico (a grandes trazos desde la costa este de Canadá y EEUU a la costa oeste de Europa, desde Groenlandia y la Península de Kola por el norte a la costa norte de España por el sur) viene constatándose una disminución progresivamente creciente de las poblaciones de salmón estimadas estas de un modo directo y objetivo en muchos países o indirectamente a través de la disminución del número de capturas en todos. En España nuestra memoria alcanza a haber visto la práctica desaparición del salmón de muchos ríos de Galicia, Navarra, País Vasco, Cantabria y en estos años, en buena parte de los celebrados ríos salmoneros de Asturias. Es cierto que cualquier gráfica de capturas de salmón muestra picos y valles pero en la de Asturias (disponible desde 1949) los picos y los valles cada vez son más bajos y su rango mas estrecho. La línea de tendencia se desliza inquietantemente hacia cero. Este es un hecho objetivo y poco discutible, mas allá de como nos haya ido a cada uno de nosotros la temporada de pesca.