El precio de la vivienda vuelve a bajar en Asturias

El valor de los inmuebles cae en la región por segundo trimestre consecutivo después de casi dos años subiendo de valor


Redacción

El fantasma de una nueva burbuja inmobiliaria planea sobre España. Los precios del alquiler se han disparado, especialmente en las grandes ciudades, y eso ha provocado que salten las primeras alarmas. Algunos expertos han denunciado la situación y consideran que es el momento de tomar medidas antes de que vuelva a suceder lo mismo que en 2008. Pero la realidad es que la situación ahora es bien distinta, especialmente en Asturias. El precio de los inmuebles nada tiene que con los de hace una década y, de hecho, según la Sociedad de Tasación de Vivienda (Tinsa) los precios han caído por segundo trimestre consecutivo. Este cambio de tendencia se produce tras dos años de un crecimiento continuo de los precios.

El índice Tinsa IMIE Mercados Locales muestra un descenso interanual del 5,5% en el precio de la vivienda en Asturias. Los datos procedentes de las tasaciones realizadas por Tinsa durante el trimestre sitúa el precio medio en la región en 1.120 euros por metro cuadrado. El dato supone una caída acumulada del 37,2% respecto al máximo histórico alcanzado en la provincia y un 2,5% por encima del mínimo.

La evolución de los precios durante el año 2019 está siendo negativa. El precio medio en el Principado en el tercer trimestre de 2019 es un 7,1% inferior al registrado en esta zona en el mismo periodo del año anterior. En 2018, la evolución acumulada para estas mismas fechas reflejaba un incremento del 5,5% en la provincia.

Para analizar cuál es el nivel de precio actual de la vivienda respecto al que tenía en el año 2001, Tinsa ha generado un índice con base 1.000 puntos en el año 2001. Respecto a esta referencia, el precio de la vivienda en la comunidad autónoma en el tercer trimestre de 2019 se sitúa en 1.107 puntos.

Resto de España

La cifra provisional del informe Tinsa IMIE Mercados Locales del tercer trimestre de 2019 alcanza un 3,8 % de incremento interanual en el precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada) en España, significando un valor medio de 1.367 euros por metro cuadrado. Ya no se registran incrementos anuales de dos dígitos en ninguna de las principales capitales de provincia, manteniendo Valencia y Palma de Mallorca cifras superiores al 8 %, Sevilla y Málaga algo más de un 5 % y Zaragoza un 3,2 %. En lo que respecta a las dos mayores ciudades, Madrid anota un aumento del 3 % y Barcelona muestra un valor medio un 1 % inferior al del tercer trimestre de 2018.

Hasta seis comunidades autónomas entran en terreno negativo, con valores por debajo de los de un año atrás: Murcia (apenas sin variación), La Rioja, ambas Castillas, Asturias y Galicia. El número de provincias con variación anual negativa aumenta hasta diecinueve. El precio medio nacional encadena con este doce trimestres consecutivos de incremento —variación intertrimestral de un 1,2 %—, con una revalorización acumulada desde el mínimo post-crisis de un 14,2 %, situándose un 33,3 % por debajo del precio máximo de 2007.

La única región que se encarece por encima de un 5 % interanual es la Comunidad Foral de Navarra (6,1 %). La tendencia actual de estancamiento o incluso corrección se manifiesta en la variación intertrimestral negativa de diez comunidades; en este sentido, sólo Navarra aumenta por encima del 2 %.

Castilla-La Mancha continúa con valores más de un 50 % inferiores a sus máximos de la pasada década, mientras que Baleares y la Comunidad de Madrid dejan dicha diferencia por debajo del 30 % (sólo un 19 % en el caso de Baleares). La Comunidad de Madrid y Cataluña se han apreciado desde mínimos un 42 % y 33 %, respectivamente. Con incrementos acumulados inferiores al 5 % encontramos las regiones de Extremadura, Asturias, Galicia y ambas Castillas.

Comentarios

El precio de la vivienda vuelve a bajar en Asturias