«Las cuotas de género no son ideales, pero pueden ser útiles para cambiar la situación»

Irma Clots-Figueras, ganadora del Premio Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica, analiza la influencia de los aspectos de género en la política

Irma Clots Figueras, premio Fundación Sabadell a la Investigación Económica
Irma Clots Figueras, premio Fundación Sabadell a la Investigación Económica

Oviedo

La situación ha mejorado en los últimos años pero las diferencias siguen siendo sonrojantes. La brecha salarial y el techo de cristal son los ejemplos más evidentes de las dificultades que tienen las mujeres para competir en igualdad de condiciones con los hombres. Y un aspecto fundamental para conseguir que esto cambie es que aumente la presencia femenina en puestos de responsabilidad política. Al menos esa es una de las conclusiones de las investigaciones de Irma Clots-Figueras, XVIII Premio Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica. La galardonada explica la importancia de la perspectiva de género en política y analiza las diferentes medidas que se han puesto en marcha para intentar corregir la situación actual.

-Sus investigaciones tratan sobre la influencia del género en la economía política. ¿Existen diferencias si el que gobierna es un hombre o una mujer?

-En mi investigación sobre India he encontrado efectos positivos en educación, salud y en políticas que benefician a las mujeres. Otros estudios sobre otros países también han encontrado diferencias, así que, depende del contexto, pero parece que existen.

-¿Por qué en España ninguna mujer ha conseguido ser la candidata a la presidencia del Gobierno de uno de los grandes partidos nacionales?

-Supongo que porque no se han atrevido a proponerlas como candidatas.

-¿Que quien gobierne sea una mujer solo tiene ventajas?

-Parece que puede tener muchas, pero para poder contestar de forma rigurosa a esta pregunta deberíamos analizarla utilizando datos de todos los países con representación política femenina.

-La historia está salpicada de casos de políticas con un liderazgo controvertido como Thatcher, Merkel o May. También hay muchas sombras en sus mandatos…

-También hay muchas sombras en los mandatos de muchos hombres, probablemente muchas más. Es el efecto «en media» el que nos interesa.

-Las listas paritarias se han generalizado en los partidos españoles. ¿Le parece una buena medida?

-Es un paso adelante, las cuotas no son ideales, pero pueden ser útiles para cambiar la situación.

-¿Cree que sería conveniente extender el sistema de cuotas a la empresa privada?

-Habría que estudiar cómo hacerlo y para qué posiciones.

-Los críticos con este sistema señalan que al imponer mínimos no se elige a los mejores. ¿Qué les respondería?

-Hay estudios de países Nórdicos que demuestran que con cuotas la calidad de los políticos no disminuyó, al contrario.

-Otro de los grandes problemas diagnosticados de la economía nacional es la brecha de género. ¿Cuál sería la medida más efectiva para combatirla?

-Creo que un paso adelante sería el de facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral, y que los  hombres tengan la misma baja maternal que las mujeres. 

-El techo de cristal es una realidad que afecta a miles de mujeres en España. ¿Cómo se rompe?

-Esta es una pregunta muy difícil que requiere un cambio social profundo y mejoras en las políticas de conciliación pero también en las políticas de promoción y selección de las empresas.

-La gran amenaza actual es el brexit. ¿Quién sale más perjudicado con una salida a las bravas, Reino Unido o la Unión Europea?

-Las dos partes van a salir perjudicadas.

-¿Cómo afectaría a España una salida sin acuerdo?

-Como país de la UE, España también va a salir perjudicada.

-Acaba de ser galardonada con el premio Premio Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica. ¿Qué supone para usted el reconocimiento?

-Para mi es una satisfacción muy grande y algo que me da muchos ánimos para seguir avanzando en mi investigación.

Comentarios

«Las cuotas de género no son ideales, pero pueden ser útiles para cambiar la situación»