El «veroño» tiene las horas contadas en Asturias

Las borrascas del Atlántico auguran un descenso de las temperaturas y la llegada de la lluvia a partir del domingo

Un toro junto a un prado en el barrio de Santa Ana de Abuli de Oviedo
Un toro junto a un prado en el barrio de Santa Ana de Abuli de Oviedo

Los últimos retazos de calor que se han prolongado en el comienzo de octubre llegan a su fin. Han sido días de mañanas frescas, seguidas de tardes en las que las temperaturas se alzaban con las horas de sol pero que caían en picado al anochecer y todo por la influencia del anticiclón de las Azores. Pero por el Atlántico llega el primer frente frío de la temporada, que pasará primero por Galicia, pero que ya el domingo dejará en Asturias cielos nublados y lluvia.

La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para el domingo traza un escenario de extensión del frío desde occidente al oriente. Así un cielo «poco nuboso aumentando desde el oeste a nuboso o cubierto, con lluvias y chubascos, menos probables cuanto más hacia el este y mas intensas y frecuentes en el extremo occidental». A lo largo de la jornada se espera que se registren temperaturas mínimas sin cambios o en ascenso y máximas en descenso. En los últimos días las temperaturas mínimas en las principales ciudades asturianas han oscilado entre una mínima de 11 grados y una máxima de 23. Con todo la previsión de AEMET indica que en el litoral habrá pocos cambios en las temperaturas.

Además la agencia señaló que se espera «viento flojo del sur, más intenso en la cordillera, donde habrá rachas muy fuertes, amainando en el resto a flojo variable»..

El desarrollo del frente puede derivar con el paso de las horas en precipitaciones más fuertes. En ello tendrá influencia el devenir de una borrasca en el Atlántico norte que en los últimos días se desplaza hacia el área de Escandinavia y que lleva asociado en el sistema de bajas presiones un frente de relevancia. Por si fuera poco, en el oeste de Irlanda avanza otra borrasca con un frente activo que se puede sumar a la configuración atmosférica en la zona. Al otro lado del océano, en Canadá, hay otra tercera borrasca con fuertes lluvias que termina por cuadrar un esquema en el que un movimiento de descenso de temperaturas amenaza los últimos días cálidos en esta área de Europa.

Esta situación sigue a un mes de septiembre que fue algo más caluroso de lo normal en Asturias y con lluvias muy repartidas. Así, en el balance del mes pasado, AEMET Asturias destacó que el carácter térmico fue «en general cálido; aunque en el extremo más oriental, y gran parte de cordillera y del valle del Nalón fue normal, y en el extremo mas noroccidental fue muy cálido».

Respecto al carácter pluviométrico de septiembre de 2019, la agencia destacó que «fue seco en la mitad occidental, húmedo en el tercio oriental, y normal en el resto. Las lluvias del oriente fueron sobre todo debidas al paso de la DANA el día 10, que después fue catastrófica en el litoral Mediterráneo».

Más allá del fin de semana y de cara al lunes, la previsión meteorológica es de cielo nuboso o cubierto con lluvias y chubascos generalizados y que podrían ser localmente fuertes y persistentes en Asturias.  Además AEMET prevé temperaturas en descenso y viento flojo del sur tendiendo a componente oeste, más intenso en el litoral, y a variable al final de la jornada. 

Comentarios

El «veroño» tiene las horas contadas en Asturias