Estas son las condiciones de Podemos para reeditar un acuerdo presupuestario en Asturias

Los morados destacan los logros del pacto vigente cerrado al final del anterior mandato y emplazan a los socialistas a «sumar los votos para una agenda de cambio»

Los cuatro diputados que integran el grupo parlamentario de Podemos en la Junta General
Los cuatro diputados que integran el grupo parlamentario de Podemos en la Junta General

Asturias comenzó el nuevo curso político con un acuerdo sobre las cuentas de la comunidad pactado el último año de la legislatura entre tres fuerzas, PSOE, Podemos e IU y fue, de hecho, el único pacto de este tipo, entre partidos progresistas, que pudo cerrarse a lo largo del último mandato de Javier Fernández. Para reeditarlo, ya con Adrián Barbón, al frente del Ejecutivo, los morados plantearán que los ejes del entendimiento pasan por una importante agenda social, con la defensa del empleo, y una política de vivienda dirigida al alquiler, para facilitar la emancipación de los jóvenes, pero como punto principal la gratuidad de todas las etapas educativas: desde los cero años a la universidad.

«Reconociendo los logros, porque ya hemos bajado a la mitad el precio de las matrículas, nuestra intención es que cada año se avance un poco más hasta que que sea gratuita en 2023 y así en Asturias lideremos algo positivo en toda España», explicó el secretario general de Podemos Asturies, Daniel Ripa. El dirigente morado, en todo caso, se mostró algo escéptico, por la manera en la que, a su juicio, ha comenzado la legislatura asturiana. «Lo que hemos vistos es que se ha rechazado esa educación gratuita, que PSOE y PP  se pusieron de acuerdo para genera un paro para diputados, que le dieron grupo parlamentario a Vox y que renunciaron a suprimir el peaje del Huerna», apuntó.

Con todo, Ripa insistió en que «es difícil empezar tan mal en cuatro meses pero sigue la misma mano tendida» y aseguró que, cuando se abran las negociaciones para un acuerdo prespuestario acudirán «con la mejor de las voluntades siempre. Estos presupuestos vigentes son los nuestros, y consiguimos cuestions sustanciales, recuperamos las 35 horas en la función pública y que se contratara a 600 médicos».

El responsable de Podemos Asturies señaló que en todo caso, primero harán un balance de los cumplimientos del acuerdo cerrado el año pasado, para ver cuánto de él «se ha ejecutado realmente» pero invitó a los socialistas a «sumar los votos para una agenda de cambio. A nosotros nos gustaría que se avanzase en la reducción de las listas de espera, en la gratuidad de la educación o en la mejora de la situación de la dependencia y ahí hay una parte que depende de quien tiene 20 diputados y qué quiere hacer con ellos».

Una red por extender

A comienzos de este mes de octubre, la consejera de Educación, Carmen Suárez, explicó en la Junta General que este curso 640 solicitudes de familias no han podido ser atendidas por falta de plaza en centros de infantil de 14 concejos y expresó su intención de poder cerrar acuerdos con los ayuntamientos mediante el crédito ampliable que hay previsto en la Ley de Presupuestos. Entre los ayuntamientos que registran listas de espera se encuentran los grandes, como Gijón, Oviedo y Avilés, pero también otros más pequeños en los que, según la consejera, la solución se buscará con los convenios que se firman entre municipios y consejería.

La rebaja del 50% del precio de las matrículas en las escuelas de 0 a 3 fue uno de los puntos que permitió el acuerdo de Podemos, PSOE e IU en el último año de la pasada legislatura, aunque la misma rebaja había sido considerada insuficiente por los morados en el pacto del año anterior y que se bloqueó con su demanda de que se cubriera el 100% de la matrícula. En su primera comparecencia en la Junta, Carmen Suárez, se comprometió a duplicar las plazas en las escuelas públicas de 0 a 3 años y extender la red al mayor número de concejos en los que haya demanda.

Más allá de las propuestas para ir ampliando la red de concejos con estas escuelas, que en la actualidad funcionan mediante acuerdos entre el Principado y los ayuntamientos, una cuestión clave es que para que pase a formar parte de los ciclos obligatorios y, universales, sería necesario integrar al profesorado, mayoritariamente femenino, en la función pública. Y no es sencillo si se quieren esquivar las oposiciones.

A lo largo del anterior mandato, los responsables del Ejecutivo socialista remarcaron en varias ocasiones que habría que buscar un encaje para los alrededor de 540 maestros de infantil en los centros municipales, la mayoría mujeres, y también en cuadrar un modelo que permita tanto la educación de los pequeños como la conciliación de las familias.

Respecto al primer punto hay un precedente en Asturias, en el ámbito sanitario, que se saldó con una solución no exenta de polémica: la integración de la plantilla del Hospital del Oriente, el Grande Covián (dependiente de una fundación) en el SESPA. Fue en 2011 y un lustro después todavía era fuente de discusión en el ámbito parlamentario, el anterior consejero de Salud, Francisco del Busto tuvo que detallar en la Junta General que mientras el personal del SESPA había pasado un proceso selectivo y tenía la consideración de laboral fijo, los subrogados del Oriente son «personal indefinido con destino fijo en el hospital de Arriondas», con las mismas condiciones, en todo caso, respecto a «horarios, jornadas, retribuciones, permisos y vacaciones».  

«Garantías jurídicas», es una de las condiciones que inquieta al Principado de cara a buscar una solución para el profesorado de infantil si se integra en el sistema público. Garantías de cara a una futura aprobación de una ley orgánica en el Estado que pudiera superar lo que fuera se llevara a cabo en el ámbito autonómico y, también, respecto a los horarios de un servicios que, según insisten, debe combinar el factor educativo con el de la conciliación por parte de las familias de los alumnos.

Comentarios

Estas son las condiciones de Podemos para reeditar un acuerdo presupuestario en Asturias